Gnocchis caseros al gorgonzola, una receta deliciosa

Os ofrezco la receta de gnocchis caseros al gorgonzola, es uno de los platos típicos italianos junto a la pasta y la pizza. Seguro que os van a encantar

Gnocchis caseros al gorgonzola, una receta deliciosa
Mar Guasch
Auxiliar de Enfermería y Técnico superior en dietética con enfoque ecológico.

Gnocchis

Los gnocchis también son un tipo de pasta, pero están elaborados con un alimento especial que es la patata o fécula de patata.

Pasamos a ver como se hace esta receta italiana de gnocchis caseros paso a paso y con ingredientes muy fáciles de encontrar y un sabor para chuparse los dedos.

Ingredientes para la receta de gnocchis caseros al gorgonzola

Para elaborar esta delicia necesitamos:

  • 1 kilo de patata vieja porque absorbe menos el agua (aproximadamente 5 patatas).
  • 250 gramos de harina (no exactas podemos pasarnos un poco).
  • 2 yemas de huevo.
  • Queso Gorgonzola.
  • Pimienta negra.
  • Nuez moscada en polvo.
  • Perejil fresco.

Elaboración

Cocinar esta receta de gnocchis caseros y que nos quede realmente deliciosa solo tenemos que seguir las instrucciones:

  • Poner las patatas a hervir sin pelar (45 minutos – 1 hora), cuando pasen los 45 minutos podemos pinchar la patata con un cuchillo y si notamos que está blanda ya la podemos sacar del agua y apagamos el fuego.
    Y si notamos que aún no está blanda, lo dejamos 5 min más y vamos calculando con el cuchillo para ver si ya se ha cocinado bien o no.
  • Lavaremos las patatas una vez sacadas de la olla, pero no hace falta lavarlas con mucha dedicación, con solo pasarle un agua bastará.
  • Después procederemos a pelar las patatas una a una, no hará falta ni cortarlas con un cuchillo, con la misma mano podremos conseguir sacar toda la piel de una forma bastante práctica y sin ningún problema.
  • Ahora las colocaremos en un bol de tamaño medio-grande y las aplastamos con un aplastador de patatas que es un utensilio de metal con un mango para agarrar con la mano y después hay una plataforma plana y agujereada para poder chafar bien la patata. Las aplastamos hasta que quede con consistencia de puré y sin que queden grumos, que quede bien uniforme.
  • A continuación, preparamos los dos huevos en un plato y separamos la clara de la yema porque solo nos interesa la yema del huevo.
  • Cuando notemos que la masa de la patata esté fría, la colocaremos en una plata de madera que sea grande para poder tener buen espacio para hacer el amasado, y comenzaremos a amasar la masa cogiendo un poco de harina con las manos y seguidamente le pondremos las dos yemas de huevo (previamente revueltas un poco con un tenedor para que queden uniformes) y amasaremos con todo eso y seguir añadiendo harina a la masa poco a poco.
  • Añadiremos los condimentos a la masa para dar el toque de sabor que le falta que serán, una pizca consistente de sal y pimienta negra al gusto. Seguiremos amasando hasta que quede la masa blandita y homogénea.
  • A continuación pondremos agua a hervir en una olla para cocinar los gnocchis. Ahora es el momento de hacer la forma de los gnocchis y consistirá en cortar a tiras la masa, que las tiras sean gruesas porque después al cocinarse se reduce y quedarán pequeños los trozos. Después de cortarlo a tiras, cortaremos a dados para que quede la forma del gnocchi, y ya finalmente haber hecho todos estos pasos le haremos el toque del tenedor, que consiste en pasar el tenedor por encima del gnocchi aplastándolo un poco y como deslizando el tenedor para dar la vuelta al gnocchi.
  • Ahora prepararemos la salsa con una sartén grande y añadiremos la crema de leche y después añadiremos el queso gorgonzola y le daremos un toque de nuez moscada en polvo y perejil fresco cortado bien picadito, para darle más sabor a la salsa.
  • Y mientras esperamos a que el queso gorgonzola se derrita y se haga la salsa, pondremos los gnocchis a hervir ya que el agua habrá llegado a ebullición y los dejaremos hervir hasta que veamos que suben los gnocchis a la superficie del agua, eso querrá decir que ya están hechos.
  • Tras haber hervido los gnocchis los sacaremos de la olla con una espátula y los añadiremos a la sartén con la salsa de gorgonzola para que se acaben de hacer y juntar con la salsa y que coja todo el sabor.
  • Finalmente pasaremos a emplantar y cogeremos un plato de la vajilla más elegante de la casa y serviremos los gnocchis. Y ahora a disfrutar de esta receta italiana con tu familia, amigos, compañeros o con quien te encuentres, ¡que aproveche!

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades