Tratamiento para la hepatitis, remedios naturales

Son muchas las causas que pueden provocar la aparición de la hepatitis. En este artículo encontramos algunos consejos para seguir un tratamiento natural.

Tratamiento para la hepatitis, remedios naturales

¿Qé es la hepatitis?

La hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección vírica. Se conocen varios tipos principales del virus de la hepatitis, designados con letras A, B, C, D, E, y G. Los tres primeros son los más habituales.

Hay diferentes formas de contagio, según el tipo de hepatitis (transfusiones, secreciones sexuales, alimentos contaminados por heces, etc.).
Puede ser causada por virus, alcohol, fármacos, tumores, etc.

Causas de las hepatitis

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados, también por contacto directo con personas infectadas, no deja portadores una vez curada (personas capaces de transmitir la enfermedad)

Las hepatitis B, C y D se producen normalmente por el contacto con secreciones corporales infectadas.
En estos casos se puede dar por  transfusiones de sangre o productos sanguíneos contaminados, compartir materiales infectados como jeringuillas, material médico, etc. en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre al bebé en el parto y también se puede dar por  contacto sexual.

Concretamente, los tipos B y C ocasionan una patología crónica en cientos de millones de personas y  son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer de hígado.

La inflamación del hígado también puede provenir del abuso de medicamentos, alcohol, tóxicos químicos, hongos venenosos etc.

También existe un tipo de hepatitis más inusual, denominada hepatitis crónica activa, es una enfermedad autoinmune que afecta mucho más a las mujeres que a los hombres, asociada a ciertos genes, con síntomas similares a las otras formas de hepatitis y con evolución progresiva hacia la cirrosis.

Interpretación emocional de la hepatitis

El hígado es nuestra depuradora más importante. La hepatitis se relaciona con la incapacidad de depurar (sanar) o eliminar un exceso de emociones negativas.

Emoción positiva

Hemos de solucionar esas situaciones que nos hacen sentir culpables o coléricos.
Es importante ir solucionando las situaciones o conflictos uno a uno para evitar colapsar nuestro hígado y perder nuestro equilibrio.

Tratamiento nutricional para la hepatitis

Evitar las comidas grasas, el alcohol y la cafeína.

Como suele haber poco apetito y las digestiones son muy pesadas es recomendable comer poca cantidad y cinco veces al día.

La leche de vaca y el zumo de naranja son dos alimentos que hay que evitaren la hepatitis.
Hay que buscar alimentos fáciles de digerir, que aporten a la vez muchos nutrientes y que se asimilen lo mejor posible ya que son pacientes que digieren mal y asimilan peor.

Los alimentos a tener en cuenta son el polen, la jalea real, las algas y la levadura de cerveza.

Otros consejos para tratar la hepatitis

  • Aplicar cataplasmas de arcilla cada dos o tres horas, excepto por la noche que se cambiará una sola vez. Ayuda a desinflamar mucho el hígado y a menudo reduce el tiempo de recuperación.
  • Evitar el estrés y el ejercicio abusivo.
  • Dormir lo necesario es vital.
  • Dentro de los oligoelementos, el Cobre-Oro-Plata puede ayudar mucho cuando estamos a cero de energía. Ayuda a remontar.

Tratamiento para la hepatitis con Fitoterapia

También nos ayudaran las plantas, que han de tener estas cualidades:

  • Acción  desinflamatoria con afinidad por el hígado.
  • Acción desintoxicante que ayuden a este órgano a eliminar las toxinas.
  • Acción antivírica que inhiba la aparición de virus y bacterias.

Las plantas más adecuadas para los síntomas de la hepatitis son:

  • Cardo mariano, por su efecto protector y regenerante de las células hepáticas.
  • Diente de león, estimulante del hígado y la vesícula biliar, muy diurético y depurativo, evita que el hígado se sobreesfuerze.
  • Jengibre, antioxidante evita o retrasa la formación de tumores, algo habitual en los casos crónicos de ciertos tipos de hepatitis.
  • Artemisa, desinflama y trata la ictericia, un síntoma de la enfermedad.
  • Cúrcuma, tónico hepatoprotector antiinflamatorio e inhibidor de células precancerosas.
  • Te verde, antivírico, también inhibe la formación de tumores cancerosos en el hígado
  • Regaliz, función protectora, desintoxicante y regeneradora por su principio activo la glicirricina.

Suplementación

Algunos de los suplementos naturales más interesantes para tratar los síntomas de la hepatitis son:

  • El calostro orgánico (producción ecológica) es un potente antiinflamatorio del hígado.
  • Vitaminas antioxidantes A,C,E.
  • Magnesio, esencial en el equilibrio hígado-vesícula.
  • Los aminoácidos l-cisteína y l-metionina.
  • Ácido lipoico, regenerador del hígado.
  • Ácido gamma-linolénico, aceite de borraja, onagra o prímula.
  • Algas de agua dulce ricas en clorofila como la espirulina y la clorella.
  • Glutatión, muy desintoxicante.
  • Antioxidantes ricos en fenoles y otros principios activos como las proantocianidinas.
  • Aceite esencial de lavanda, drenante de tóxicos hepáticos y linfáticos.
  • Son muy recomendables las limpiezas hepáticas.
  • Aceite virgen extra de primera presión en frío y limón en ayunas y/o realizar la cura hepática y de la vesícula de Andreas Moritz.


Valoración

Tratamiento para la hepatitis
4 (80%) 3 votes
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »