Tortilla de Patatas, receta clásica

Como con tantos otros platos tradicionales la tortilla de patatas tiene mil y un toques diferentes, cada cociner@ es poseedor del secreto para conseguir la mejor.

Tortilla de Patatas, receta clásica

Origen de la tortilla de patatas

Pues averiguar cual es el origen de la tortilla de patatas es algo complicado porque son muchas las ciudades que se atribuyen ser la cuna de esta delicia.

Que si Bilbao, que si Badajoz, que si Navarra, que si Valencia…, lo cierto es que alguien tuvo la genial ideal de preparar este plato por primea vez y a día de hoy es una de nuestras mejores cartas de presentación, son pocos aquellos que se nieguen a comerla sea como tapa, como almuerzo, como comida, merienda o cena. La tortilla de patatas siempre triunfa.

Ingredientes para la tortilla de patatas (4 porciones)

  • 4 huevos.
  • 1/2 Kg. de patatas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Elaboración de la tortilla de patatas

  • Pelamos y troceamos las patatas y las ponemos a freís en abundante aceite bien caliente.
  • Salamos las patatas y las freímos bien, cuando estén hechas las retiramos y eliminamos el exceso de aceite.
  • Batimos los huevos a los ue también echaremos un poquito de sal.
  • Echamos las patatas dentro del bol con los huevos batidos y lo mezclamos todo bien.
  • Volvemos a poner la sartén al fuego con un poquito de aceite (el sobrante podemos reutilizarlo) y cuando esté bien caliente echamos la mezcla de huevos y patatas.
  • Dejamos unos minutos para que se cuaje por un lado y le damos la vuelta, para lo que usaremos un plato o una tapadera, y la dejaremos cocer por el otro lado.

Nuestro consejo

Es importante que la tortilla de patatas no nos quede demasiado seca ni con un exceso de aceite.

Hay quien prefiere añadir a la tortilla un poco de cebolla, las discusiones en torno a cual está mejor son épicas en casi todas las familias.

Si quieres hacerla con cebolla debes añadirla rallada o a trocitos bien pequeños cuando las patatas ya estén casi fritas. La cebolla debe de quedar doradita pero no quemada.

El grosor de las patatas también va a gustos y hay quien prefiere cortarlas a trozos muy pequeños y bien picaditas cuando hay quien las prefiere cortadas más grandes o a láminas. Lo mismo ocurre con el tamaño de la tortilla de patatas y hay quien las prefiere delgaditas o muy gruesas.

Es un plato que se puede tomar caliente o frío y que si acompañamos de una ensalada nos dejará bien satisfechos y nutridos.



Valoración

Tortilla de Patatas
4 (80%) 1 vote
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »