La mejor receta de sopa de ajo

La receta de sopa de ajo es fácil de preparar y es un plato ideal para los días más fríos del invierno y no debemos olvidar que el ajo es un alimento altamente recomendable.

La mejor receta de sopa de ajo

Sopa de ajo

La sopa de ajo es un plato tradicional en muchas regiones españolas y, como suele pasar con todo tipo de recetas, cada uno le da su toque especial.

Es un plato tan sencillo que podemos prepararlo en cualquier momento ya que los ingredientes necesarios para hacerlo es muy raro que no los tengamos en nuestra despensa.

Receta de sopa de ajo

Ingredientes para 4 personas:

Los ingredientes necesarios para preparar esta receta de sopa de ajo son:

  • 10 dientes de ajo.
  • Pan duro del día anterior (unos 200 g).
  • 4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva suave.
  • Pimentón dulce.
  • Sal marina o del Himalaya.
  • 1 litro y medio de agua o de caldo de pollo.

Preparación de la receta sopa de ajo:

  • Cortamos los dientes de ajo en rodajas y el pan a rebanadas finas.
  • En una cacerola con aceite tostamos los ajos teniendo mucho cuidado de que no se nos quemen (se echaría a perder la sopa).
  • Cuando estén dorados reservamos y en el mismo aceite echamos el pan y lo tostamos.
  • Una vez el pan tostado retiramos la cacerola del fuego, echamos el pimentón dulce y removemos bien.
  • Añadimos el caldo o el agua, los ajos, una pizca de sal y volvemos a poner al fuego dejando que cueza durante unos veinte minutos.

Opcional: Esta receta de sopa de ajo es la bñasica pero, a partir de aquí, podemos añadirle tomillo, puerro, taquitos de jamón curado o escalfar un huevo por persona (para ello en el último paso llevamos a ebullición, cascamos los huevos y los dejamos cocer unos 5 ó 6 minutos).

Unos apuntes sobre el ajo

El ajo se considera un alimento picante y caliente (en dietoterapia energética). Es Yang por lo que envía la energía hacia arriba, dispersa, vigoriza y activa la circulación. Tiene influencia, especialmente, sobre los pulmones y el intestino grueso.

La receta de sopa de ajo es ideal para el otoño y el invierno ya que nos puede ayudar a prevenir, e incluso combatir, gripes y resfriados.

La función de vigorizar sirve para activar la circulación del “Qi” y de la sangre. El ajo es un gran tónico cardiovascular, regula la tensión arterial y contribuye a eliminar bloqueos y acumulaciones que pueden manifestarse como dolor local, contracturas, menstruaciones dolorosas o con coágulos, edemas, quistes de grasa, colesterol elevado, etc.

¿Sabías que…?

Si te gusta la sopa de ajo pero quieres evitar que repita el ajo tan sólo tienes que partirlo por la mitad longitudinalmente y quitarle el germen que encontrarás en el centro.

Por sus propiedades anticoagulantes, el consumo habitual del ajo no se recomienda en personas con problemas de coagulación o que vayan a someterse a una operación quirúrgica ya que podría aumentar el riesgo de sangrado.



Valoración

Receta de sopa de ajo
4.7 (93.33%) 3 votes
Yhanna Sánchez
Terapeuta diplomada en Naturopatía y Acupuntura. Técnico superior en diagnóstico clínico. Redactora y ponente en talleres de salud natural, nutrición y belleza.

 



Anterior artículo »
Siguiente artículo »