¿Por qué se producen los atracones?

¿Por qué se producen los atracones?

Son muchas las personas que en un momento u otro se pegan una buena panzada de comida. ¿Qué son y por qué se producen los atracones?

¿Por qué se producen los atracones?

¿Qué son los atracones?

Hay varios criterios que nos pueden servir para definir lo que es un atracón. Un atracón no es una comida normal como cualquier otra. Los atracones se diferencian de un aperitivo común en varios aspectos. No siempre están presentes todos ellos pero con frecuencia suelen.

Uno de esos aspectos que se produce habitualmente en la ingesta compulsiva es el aumento de la cantidad. Normalmente las personas toman de pronto una gran cantidad de comida. De media pueden ingerirse entre 2000 y 3000 kcal, aunque pueden ser muchas más o menos. Hay una gran variabilidad.

Suele producirse la ingesta a una gran velocidad también. Así que tenemos que se come una gran cantidad de comida y muy rápido. Podemos hablar en tercer lugar de que esa ingesta de gran cantidad de comida de forma veloz la acompañan una serie de sensaciones, al comienzo placenteras, de alivio por no tener que aguantar más las ganas de comer, pero que según pasa el tiempo van dejando lugar a la culpa y el arrepentimiento por los actos cometidos así como a una sensación de falta de control al comer.

¿Por qué se producen los atracones?

¿Qué desencadena un episodio de ingesta compulsiva? ¿En qué situaciones son más vulnerables las personas que padecen de este problema? Son varias las circunstancias que parecen favorecer este tipo de comportamientos. Analicemos cada una…

Hacer dieta estricta

Comer demasiado poco o hacer una dieta muy restrictiva imponiendo prohibiciones sobre alimentos puede ocasionar que no aguantemos más y acabemos comiéndonos todo lo que tengamos a mano. Es una de las razones por que se producen los atracones. Se van acumulando las ganas de comer alimentos prohibidos o simplemente de comer y cuando nos damos permiso para hacerlo cuesta parar tras haber experimentado la necesidad.

Estar solo
Normalmente las personas que se pegan comilonas no quieren que otros les vean haciéndolo, así que la presencia de otras personas podría impedir que esos episodios se produzcan. En cambio, estando solos, las normas sociales pierden gran parte de su poder porque nadie va a observarnos. Así, la soledad es otro motivo por que se producen los atracones.

Ganar peso
Hay veces en que la persona que tiene cierta obsesión por el control del peso, si ve que ha ganado un poco, puede rendirse y renunciar totalmente de forma transitoria a cualquier control de la ingesta, produciéndose entonces un banquete de gran tamaño. De esta forma, un incremento en el peso es otro factor por el que se producen los atracones. A veces puede ser la sensación de estar gordo más que estarlo realmente.

Una mala planificación de la dieta
Para quienes comen de forma compulsiva puede tener interés el hecho de tener una cierta planificación. Al final si uno tiene unas pautas que sirvan de referencia sobre cuándo comer y cuándo no, siempre y cuando sean adecuadas, se puede la persona hacer a la idea sobre qué cantidades comer y en qué comentos, produciendo una saciedad fisiológica acompañada de criterios claros a seguir. Eso puede hacer de guía y ser de utilidad a quien empieza a comer y va decidiendo si parar o no sobre la marcha, muchas veces pegándose una comilona.

Emociones desagradables
El aburrimiento es un enemigo de la comida con moderación. Estar aburrido es un disparador y un motivo más por el que se producen los atracones. A veces no sabemos qué hacer y encontramos en un plato delicioso la estimulación y la recompensa que deseamos en un día que tal vez veamos como monótono en un momento en que no sabemos muy bien qué hacer.
La ansiedad o la depresión pueden ser poderosos detonantes a la hora de hacer que nos lo comamos todo de golpe también, así como la tensión de tener que aguantar sin comer.

Beber alcohol
Otro desencadenante puede ser tomar un par de copas, ya que el alcohol hará que tengamos menos capacidad para controlar lo que hacemos. Si estamos intentando controlar lo que comemos y gracias al alcohol perdemos cierta capacidad para hacerlo, es muy fácil que nos acabemos pegando un buen festín. Por lo tanto a la hora de no darnos atracones es importante mantenernos sobrios, un poquitín de alcohol puede ser suficiente.

¿Cómo prevenir los atracones?

Algunas de las estrategias que se utilizan para prevenir la comida compulsiva tienen que ver con intentar intervenir sobre los motivos que suelen llevar al atracón.  Por ejemplo, podemos evitar tomar alcohol, podemos trabajar sobre las emociones e intentar descubrir cómo nos afectan y trabajar las relaciones interpersonales (que intervienen indirectamente en las emociones), podemos planificar nuestra dieta de forma adecuada para disminuir el riesgo o evitar hacer una dieta muy estricta. Cómo desarrollar cada una de estas estrategias daría para un artículo aparte.

Conclusión sobre por qué se producen los atracones

Un atracón es comer mucha cantidad, a gran velocidad, y acompañado todo de un malestar psicológico tras la ingesta excesiva y a sensación de falta de control. Pueden favorecer que nos peguemos atracones aspectos tales como estructurar la dieta de forma poco adecuada, hacer dieta muy estricta, las emociones desagradables, ganar peso, estar solo o beber alcohol. Conociendo qué nos lleva a comer de forma compulsiva podemos poner en marcha estrategias para prevenirlo.



Valoración

Por qué se producen los atracones
4 (80%) 1 vote
Héctor Mediavilla
Mi nombre es Héctor y desde hace tiempo me viene interesando todo lo relacionado con el bienestar y cómo conseguir que la gente se sienta bien y mejore su salud.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »