Terapia de par Biomagnético

La Terapia del Par biomagnético es un ejemplo de como podemos mejorar la salud sin necesidad, salvo excepciones, de medicamentos ni terapias invasivas.

Terapia de par Biomagnético

¿Qué es el Par Biomagnético?

El llamado Par Biomagnético es una terapéutica holística no invasiva basada en biomagnetismo como ley de fuerzas invisibles que genera campos de fuerza a través de la polaridad POSITIVA Y NEGATIVA de los cuerpos imantados que se atraen y repelen.

La ciencia tiene numerosos estudios a cerca del magnetismo de los cuerpos, todo el universo se sustenta gracias a las leyes físicas del magnetismo, incluso está presente en nuestras vidas en multitud de objetos, electrodomésticos que van desde el más simple mecanismo hasta la misma resonancia magnético nuclear (RMN).

Como siempre la ciencia tiende a ser muy selectiva en su selección de que es o no científico, y particularmente con los pares no termina de decidirse a incluirlo dentro de sus elecciones, pues parece que no quiere estudiarlo o si lo hace, con recelo, pero son miles los terapeutas que utilizan esta forma inocua de regulación energética mediante imanes de pequeño tamaño (desde 1000 gauss), que se colocan en diferentes partes del cuerpo siguiendo patrón de testaje que el terapeuta concluye a través de la kinesiología donde la interacción entre el terapeuta y la persona es mediante pura energía sutil, esta terapia da testimonio resolviendo algunas dolencias mediante la homeostasis o autorregulación del propio organismo, al parecer en base a la acción de la relación bomba sodio potasio y la acción de los electrones y biofotones.

Dr. Isaac Goiz. Historia

Médico de profesión natural de Puebla México 1941 ejerce como médico y fisioterapeuta donde hace un curso impartido por el Dr. Richard Broeringmeyer llamado “energy terapy” con esta base comienza lo que luego sería el par biomagnético del fue el descubridor, y lo da a conocer a nivel internacional y sigue tomando fuerza mediante seminarios que no van más allá de 4 días por nivel, dos niveles lo que nos da a entender que no entraña grandes dificultades, profesionales sanitarios, parasanitarios, y alumnos venidos de las terapias alternativas son quienes mayormente reciben sus enseñanzas y posteriormente trabajan en sus consultas.

Goiz descubre el Par Biomagnético, al tratar un paciente con VIH. El cuál obtuvo mejoría clínica significativa a los 8 días de haber sido tratado mediante la aplicación de dos imanes de polaridad contraria, de aproximadamente 1000 Gauss externos, en zonas específicas del cuerpo durante 15 minutos, descubría así el primer Par Biomagnético en la historia del Biomagnetismo, que denominaría con el nombre “Par Timo – Recto”, proclamándose como descubridor y autor de la técnica.

Tras unos 25 años de ejercicio y búsqueda nombra 350 pares, incluso alumnos suyos y de otras escuelas que han ido surgiendo van aportando nuevos pares biomagnéticos que se reconocen y ponen al servicio de la salud de las personas en decenas de países.

¿En qué consiste? Rastreo y testaje con kinesiología

Los terapeutas, cuentan con un listado de pares de testaje que van comprobando con el rastreo y testaje de kinesiología y un manual con la localización del par, así como su tendencia patógena, por lo que es un proceso de búsqueda, localización y regulación con el par que se suele instalar por unos 15 minutos en línea general y el tiempo de rastreo depende de la destreza del terapeuta y la metodología que siga, uno por uno, emocionales, por aparatos, por función…

El terapeuta que practique esta terapia debe ser mejor biomagnetista que sanitario, aunque si es las dos cosas abarca más campo de la clínica, la regulación mediante pares no es un acto médico es un entrenamiento del terapeuta donde no es necesario ser sanitario y donde los resultados dependen de la destreza en el testaje.

El rastreo para detectar alteración de pares se realiza con kinesiología aplicada a un musculo, hay una respuesta neuromuscular que se pronuncia cuando algún par muestra alteración. ¿Cómo?, ¡pues hay que verlo para creerlo!, pero dentro de nuestro circuito de respuesta del subconsciente, la kinesiología, detecta si hay interferencia en el circuito mediante el fallo muscular, puede descender la fuerza del musculo testado, alterar una cadena muscular, (acortando pierna o brazo), según la parte anatómica que estemos testando, dando una información visual nítida e inequívoca.

Una vez se ha detectado el par alterado proponemos la colocación de un imán Norte Negro en la lateralidad derecha, y en el par opuesto el polo rojo sur, (aunque no siempre es así), se puede testar la polaridad, el tiempo de exposición, incluso otros muchos valores, además de proponer pares regulares, emocionales, disfuncionales, reservorio en el más estricto objeto de los pares biomagnéticos habiendo demostrado eficacia en regulación de chakras, puntos IU y MO de la propia medicina tradicional china con la que comparte filosofía del TAO siendo los imanes una clara evidencia de equilibrio entre yin-yang

Los imanes: Ferrita y Neodimio

No nos imaginamos entre tantos parámetros, más de 350 pares, imanes, lugares donde colocarlos, polaridad, testaje, kinesiología… pues es un procedimiento muy sencillo.

Los imanes redondos generalmente, pueden ser de ferrita (ese material negro), con diámetro de todos los tamaños dependiendo de la zona anatómica a tratar y la fuerza requerida, pero de unos 8 cm de diámetro y 0,6 de grosor podrían ser los mayormente usados, van debidamente forrados en un polipiel diferenciando su polaridad NEGRO – NORTE – DERECHA Y ROJO – SUR – IZQUIERDA, y con una lengüeta para poder retiralos si se quedan pegados; o también son de neodimio, (de aspecto cromado y pulido), estos últimos son mucho más potentes utilizando grandes tamaños podrían ser peligrosos, no por su acción sobre el organismo en esto no hay problema sino en si se descolocan se atraen con tanta potencia que podría pellizcar la piel de la persona o los dedos del terapeuta y producir daño.

Si en un espacio pequeño necesitamos poner varios pares, podemos utilizar un adhesivo para fijar el imán y en el rostro o zonas pequeñas utilizar neodimio, siendo la espalda, piernas, abdomen, brazos… usados los de ferrita.

¿A quién le puede beneficiar el Par Biomagnético?

En el total de nuestro peso corporal tenemos 2,5 kg de bacterias.

Dentro de sus aplicaciones están la regulación energética del sujeto, homeostasis y para ello tiene capacidad de que el organismo se desembarace de virus, bacterias, hongos y parásitos habiendo listado terapéutico donde se aclara la relación del par con el patógeno y las alteraciones que este patógeno genera, por lo que debemos entender que sus aplicaciones son aplicadas en infinidad de padecimientos donde alguno o varios de estos patógenos estén presentes en colonias o reservorios suficientes para generar la desarmonía y por tanto la clínica motivo de la consulta.

Pondría un ejemplo que sea de fácil comprensión; muchos de nosotros de pequeños pasamos la varicela, pero en casos, el cuerpo no consigue desembarazase de la totalidad de este virus y de adultos aflora un herpes zoster, (herpesviridiae), venido de restos de esa cepa que ha convivido con nosotros durante años y años, aflorando en un momento donde le ha sido posible o el medio del huésped le es más favorable por bajas defensas o…

La atención médica nunca debe de ser excluida como primera opción ante cualquier problema de salud de cualquier índole, este es artículo que pretende documentar y dar información de una terapia afín que no sustituye en ningún caso a la acción del médico.



Valoración

Par biomagnético
4.5 (90%) 6 votes
Emilio Vega Gil
Especialista en Desbloqueo, osteopatía, homeopatía y acupuntura. Doy cursos de quiromasaje, vendajes, ventosas, Mtc, biomagnetismo…


Anterior artículo »
Siguiente artículo »