Beneficios y Propiedades de la cebolla

La cebolla en un alimento bastante habitual en la mayoría de las culturas y quizá por eso no valoramos tanto sus propiedades y su aporte de nutrientes.

Beneficios y Propiedades de la cebolla
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.

La cebolla

La cebollas es originaria del sudeste asiático y ya era cultivada en el antiguo Egipto.

Es muy versátil ya que podemos prepararla de mil formas diferentes y combina con casi todo.
Nos aporta una gran variedad de minerales y de vitaminas que hacen que su consumo sea muy aconsejable ya que ayuda a cuidar nuestra salud.

Son muchas las propiedades de la cebolla, sobre todo si se consume cruda ya que la mayor parte de sus propiedades terapéuticas están en las sustancias volátiles que son las que nos hacen llorar cuando las cortamos.
 
Aquellas personas que no toleran la cebolla cruda pueden aliñarla con aceite de oliva (pica menos) o bien comer poquita pero más a menudo o tomarla ligeramente cocida.

Beneficios y Propiedades de la cebolla

Estas son algunas de los beneficios y propiedades de la cebolla que hacen que no deba faltar en nuestra dieta:

  • Tiene un gran efecto alcalinizante sobre nuestro organismo lo que ayuda a remineralizarnos y eliminar las toxinas más fácilmente.
  • La cebolla es un buen diurético y está por ello muy bien aconsejada cuando hay edemas, hinchazones o cualquier problema de las vías urinarias.
  • Los hombres deben aprovechar que también beneficia a la próstata.
  • Ayudar en los reumatismos favoreciendo la eliminación del ácido úrico es una más de las propiedades de la cebolla.
  • Su riqueza en Azufre y otros compuestos azufrados hacen que sea especialmente indicada para fortalecer el cabello y mantener una piel más sana.
  • Estos mismos compuestos azufrados y sus flavonoides le confieren también un gran poder bactericida y es así un gran desinfectante natural. En casos de tifus, gripes, disenterías, resfriados y otras infecciones siempre será de gran ayuda el tomar mucha cebolla.
  • Nuestro sistema nervioso también se beneficiará del contenido en fósforo y azufre de la cebolla. Por ello se recomienda tomar mucha cebolla a personas con depresión, agotamiento nervioso o insomnio.
  • A nuestras arterias “les encanta” la cebolla ya que gracias a sus minerales favorece su elasticidad y además las mantiene limpias de grasas como el colesterol. Es por este motivo muy indicada en cualquier problema cardiovascular así como en la hipertensión.
  • Los asmáticos deberían tomar cebolla cada día ya que sus efectos sobre esta enfermedad están muy bien documentados. Y es que la cebolla, gracias a su riqueza en Tiosulfinatos, alivia la constricción de los bronquios.
  • Además es muy rica en Quercitina que también alivia las alergias (que son otro factor que complica el asma). Por si fuera poco, antes hemos comentado su gran poder bactericida que ayudará a los asmáticos a hacer frente a las infecciones respiratorias que a menudo se les complican y terminan en una crisis asmática.

Uso externo de la cebolla

Podemos usar el jugo de cebolla para cuidar piel y cabello, veamos en que problemas podemos aprovechar sus beneficios y propiedades:

  • Al tener propiedades antibacterianas lo podemos usar para tratar nuestra piel si tenemos problemas de acné, exprimiremos una cebolla y con un algodón aplicaremos sobre la zona a tratar.
  • Podemos usar el jugo de cebolla como loción capilar con la que combatir la caspa y prevenir la caída del pelo.
  • También podemos aplicar sobre la zona afectada por picaduras de insectos ya que es un magnifico desinfectante.
  • Si tenemos sabañones restregar una cebollas sobre la zona nos calmará el picor.

Información nutricional de la cebolla (por 100 g)

  • 1,3 g de Fibra.
  • 23 Calorías.
  • 0,9 de Proteínas.
  • 140 m. de Potasio.
  • 31 mg de Calcio.
  • 32 mg de Fósforo.
  • 25 mg de Vitamina C.
  • Muy rica en Azufre.

¿Sabías que la cebolla…?

Entre capa y capa de la cebolla hay una especie de tela muy fina. Si la aplicamos sobre una herida esta cicatriza más rápido y se reduce el riesgo de infección.

Otro uso tradicional muy eficaz es cortar una cebolla grande por la mitad y dejarla en nuestra mesita de noche junto a nuestra cama cuando tenemos resfriados, dificultad en respirar o mucha tos.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades