Jabón de lavanda: conoce sus interesantes propiedades

Vamos a conocer las muchas propiedades del jabón de lavanda y los muchos beneficios de su uso relacionados con el cuidado de la piel y la relajación.

Jabón de lavanda: conoce sus interesantes propiedades
Cristina Contijoch Diaz
Técnico superior en dietética con enfoque ecológico, filóloga y gran apasionada de la alimentación saludable.

La lavanda, ¿qué es?

El nombre “lavanda” proviene del verbo latín lavare, que significa lavar, y toma este nombre porque la lavanda se ha utilizado durante siglos para aromatizar tanto jabones como aceites de baño.

Es una planta medicinal originaria del Mediterráneo. Es considerada una joya en aromaterapia, y también se utiliza en cosmética por los beneficios que tiene sobre el cuidado y la protección de la piel. Las flores de la lavanda son muy apreciadas por sus propiedades calmantes y relajantes.

El aceite esencial de lavanda se extrae de las espigas de las flores de la lavanda, que se consigue a través de un proceso de destilación con vapor hasta conseguir el aceite esencial de lavanda, que se utiliza para dolores musculares, jaquecas y problemas respiratorios. La lavanda también se usa como repelente de insectos por el aroma que desprende.

Tiene distintos usos, en cosmética se utiliza para elaborar perfumes, aromas, aguas de colonia y también se utiliza para hacer jabón.

Jabón de lavanda

El jabón de lavanda es un producto natural que se emplea para la limpieza, cuidado de la piel y relajación. Este jabón se elabora mediante un proceso de saponificación en frío, con aceites, aceite esencial de lavanda, sosa cáustica y manteca o agua destilada. En ocasiones también se le añaden flores de lavanda secas trituradas para que dure más el aroma y como decoración del jabón para hacerlo más atractivo. El resultado es un jabón suave, cremoso y con un aroma floral único.

Este jabón posee muchos beneficios, entre los que destacan sus propiedades relajantes, además es un buen limpiador de la piel ya que también la suaviza y la protege. El uso del jabón de lavanda está indicado para toda la familia y es apto para su aplicación corporal, facial e incluso para el lavado del cabello.

Jabón de lavanda: conoce sus propiedades

Las propiedades que nos aporta el jabón de lavanda son:

  • El aroma de la lavanda se utiliza en aromaterapia, el jabón de lavanda además de poseer un aroma estupendo, es relajante y es ideal para relajar la mente mientras se toma un baño o una ducha.
  • Hidrata profundamente la piel.
  • Tiene propiedades relajantes, por ello se utiliza para combatir la ansiedad, el estrés, también se usa como ayuda para conciliar el sueño y calmar la tensión.
  • La lavanda es antiinflamatoria, se utiliza para reducir los dolores musculares y para reducir la inflamación de los músculos.
  • Es un buen regenerador de la piel. El uso del jabón de lavanda está indicado para pieles con marcas, con eczemas, con quemaduras o acné, ya que sus propiedades ayudan a reconstruir la piel dañada.
  • Es un buen limpiador de la piel, ya que elimina bacterias e impurezas.
  • Es bactericida, ya que elimina las bacterias y protege la piel gracias a su poder antiséptico.
  • El jabón de lavanda es apto para su aplicación capilar, y su uso previene y evita la caída del cabello.
  • Contiene propiedades antioxidantes, protegiendo la piel de los radicales libres, haciendo que se vea una piel nutrida y más suave.

Conclusión

El jabón de lavanda además es hipoalergénico, por ello está indicado para todo tipo de pieles, entre ellas pieles sensibles o propensas a sufrir alergias, porque es suave y respetuoso con todo tipo de pieles y no contiene alérgenos.

Por todas sus propiedades y beneficios, el jabón de lavanda es muy alabado tanto en cosmética como en aromaterapia.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades