¿Qué sabemos de las grasas trans?

Las grasas trans son un tipo de grasas que se encuentran en muchos de los alimentos que consumimos y que son muy perjudiciales para nuestro organismo.

¿Qué sabemos de las grasas trans?

Las grasas transformadas son aceites vegetales líquidos que pasan a estado sólido por procesos industriales artificiales. Estas grasas son perjudiciales para la salud porque el cuerpo humano no ha desarrollado mecanismos para reconocerlas y las confunde con grasas de origen animal o ácidos grasos saturados con las consiguientes consecuencias negativas que esto supone para el correcto desarrollo de las funciones metabólicas.

¿Que son las grasas trans y cual es el proceso de obtención?

En la naturaleza los ácidos grasos insaturados, que son principalmente los aceites de origen vegetal, se encuentran habitualmente en isomería cis. La isomería, hace referencia a la estructura química de la molécula, el cómo están distribuidos los átomos a lo largo de la cadena de carbonos.

Estos isómeros cis tienen una forma curva que se crea en los dobles enlaces de los carbonos que no están saturados. Cuando un ácido graso insaturado, se mantiene fisiológicamente como si fuese saturado (es decir, recto en vez de curvado) puede comportar riesgos para la salud.

Los ácidos grasos de isomeria trans se forman cuando cuando las grasas son expuestas a altas temperaturas (horneados y frituras) o a técnicas industriales como la hidrogenación, proceso por el que se consigue emulsionar y solidificar aceites y grasas vegetales con agua.

Las grasas trans se obtienen principalmente de ácidos grasos insaturados de origen vegetal.

¿Qué beneficios presenta en la industria alimentaria con la producción y utilización de las grasas trans?

La industria alimentaria consigue un gran abaratamiento de costes con la utilización de grasas trans (también denominadas grasas transformadas o hidrogenadas) ya que consigue substituir ingredientes, como la mantequilla, con un precio mucho más elevado y de carácter más perecedero por otro muy económico, que se puede producir en abundancia y que es menos lábil a las altas temperaturas como las grasa transformadas.

¿En qué productos está presente los ácidos grasos hidrogenados?

Las grasas trans se encuentran en una gran cantidad de productos procesados y ultraprocesados. Se halla en margarinas, alimentos fritos, snacks, bollería industrial y precocinados, así como alimentos congelados que han sido sometidos a altas temperaturas antes de la congelación. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), describió en 2010, que algunos de los alimentos con mayor contenido de este tipo de grasas son: las galletas rellenas de chocolate, la bollería infantil y los cereales de chocolate.

¿Un consumo habitual de grasas trans es perjudicial para nuestra salud?

  • Se consideran sustancias aterogénicas y de alto riesgo cardiovascular. Disminuyen el colesterol HDL y elevan las LDL pequeñas y densas. Es decir, aumentan el colesterol “malo”.
  • Modifican la funcionalidad y estabilidad de las membranas plasmáticas, ya que estas los confunde con ácidos grasos saturados, pero las grasas transson más inestables y se oxidan con mayor facilidad.
  • En los ácidos grasos esenciales pierden sus características y propiedades antiinflamatiorias cuando pasan de isomería cis a trans.
  • Disminuyen la sensibilidad a la insulina.
  • Aumentan la predisposición de acumular grasa abdominal.

Se ha limitado o prohibido el consumo de grasas trans en algún país de la UE o EUA?

La FDA (Food and Drug Administration) es la organización que regula los productos alimentarios en Estados Unidos, está administración ha iniciado las gestiones en 2015 para eliminar las grasas trans de todos los productos para el consumo humano en un plazo de tres años.

En Europa parece que se están llevando a cabo iniciativas para regular la legislación y normativa sobre este tipo de grasa. Algunos países de la UE han desarrollado su propia normativa al respecto. En 2003 Dinamarca limitó la cantidad de grasas trans a 2g por cada 100g de grasa. Le siguieron con medidas similares el Reino Unido, Bulgaria, Malta, Eslovaquia y Finlandia.

Aunque la OMS recomienda un consumo menor del 1% de la ingesta diaria calórica total en ácidos grasos hidrogenados, parece que la legislación al respecto aun es muy ambigua y no todo lo restrictiva que piden los organismos encargados por velar por la salud.

¿Existe alguna normativa nacional que las regule las grasas trans en la alimentación?

  • En España el contenido de grasas trans está regulado desde 2011 mediante la Ley 17/2011 de seguridad alimentaria y Nutrición recoge que:
  • Se minimizarán la formación de Acidos Grasos Transformados en los procesos industriales en los que se puedan generar.
  • Se podrá exigir a los proveedores información sobre la cantidad de grasas trans de sus productos.
  • Esto no se aplicará a productos de origen animal que contengan Ácidos Grasos Transformados manera natural.

¿El consumidor/a está informado/a? ¿Los alimentos que contienen grasas trans presentan en sus etiquetas la información correspondiente?

Según el desarrollo del reglamento (UE) 1169/2011, establece que los alimentos transformados deben indicar cierta información obligatoria para el consumidor en el etiquetado. Los elementos obligatorios a especificar son los hidratos de carbono, el valor energético, las proteínas, la sal y las grasas saturadas. Pero no existe unanimidad entre países de la Unión Europea sobre la obligatoriedad de indicar en el etiquetado la cantidad de grasas trans que tiene un producto.

Sí es obligatorio indicar si las grasas vegetales que contiene el alimento son hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. Esto es lo que especifica la UE, digamos que son los parámetros mínimos que hay que cumplir, pero paralelamente cada estado miembro puede aplicar normativas adicionales.

Conclusión

Por la importancia y la repercusión que este tipo de grasas tienen sobre la salud, parece que el debate sobre la regulación, control y consumo de estos nutrientes es cada vez más debatido y se esperan medidas más restrictivas sobre su consumo y su etiquetado en los próximos años. Tanto los productores como los organismos y administraciones que se encargan de regularlos, están interesados en especificar mejor regulación al respecto.

En referencia a la información que tiene el consumidor de a pie sobre las grasas trans, ésta parece mínima o nula. La publicidad y las presentaciones lampantes de los productos procesados, en sus brillantes envoltorios y con sus mensajes “engañosos” del tipo “elaborado con aceite vegetal”, “enriquecido con vitaminas y minerales”, “los bifidus mejoran el sistema inmune”, etc, enmascaran habitualmente un producto pobre en nutrientes y rico en aditivos, suplementaciones y ácidos grasos poco saludables.



Valoración

Grasas trans
5 (100%) 1 vote
Beta Vulgaris
Integradora social, estudiante de último curso de dietética. Me entusiasma todo lo relacionado con la educación alimentaria y los hábitos saludables. Mi mantra es: vivir, beber, comer y querer. ¿Hay algo más nutritivo que esto?


Anterior artículo »
Siguiente artículo »