Receta de Estofado de Habas frescas con Alcachofas

Esta receta de estofado de habas frescas con alcachofas es ideal para aquellos que han decidido disminuir la cantidad de carne de sus comidas. Nos aporta fibra y minerales.

Receta de Estofado de Habas frescas con Alcachofas

Habas frescas y alcachofas

El estofado de habas frescas con alcachofas es un plato ideal con el que conseguimos un gran aporte de nutrientes que son muy beneficiosos para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Las alcachofas son las flores de la planta, son de origen mediterráneo por lo que están muy presentes en muchas de las recetas de la dieta mediterránea. Este regalo de la huerta es una fuente de fibra, vitaminas y minerales. Además no contienen grasas saturadas y ayudan a combatir el colesterol y los triglicéridos.

Por su parte las habas frescas son ricas en vitaminas del grupo B y vitamina C, nos aportan potasio y magnesio, ayudan a combatir la retención de líquidos y también el estreñimiento ya que, como las alcachofas, son ricas en fibra.

Este estofado de habas frescas con alcachofas nos va a permitir disfrutar de todos los beneficios de estas maravillosas verduras.

Ingredientes para el estofado de habas frescas

Para preparar nuestro estofado de habas frescas con alcachofas necesitamos:

  • 4 alcachofas grandes.
  • 3 Kg. de habas con piel.
  • 6 ajos tiernos.
  • 2 o 3 cebollas tiernas.
  • 2 ramitas de menta fresca.
  • Aceite de oliva y sal.

Elaboración del estofado de habas frescas con alcachofas

  • Limpiamos los ajos y las cebollas y cortamos en tiras.
  • Limpiamos las alcachofas quitándoles las hojas duras, partimos por la mitad y rociamos con limón para evitar que ennegrezcan.
  • Pelamos las habas. Lavamos y dejamos escurrir.
  • En una cazuela de barro ponemos un poco de aceite y sofreímos los ajos y las cebollas. Removemos para evitar que se quemen.
  • Cuando estén transparentes echamos las alcachofas y las habas son un poco de agua.
  • Añadimos un poco de sal y una ramita de mente.
  • La otra ramita de menta la colocaremos dentro de la tapa de la cazuela de bartro con un chorrito de agua. Taparemos la cazuela con la tapa del revés.
  • Dejamos cocer a fuego lento añadiendo agua cada vez que el guiso lo requiera.
  • Cuando las hortalizas estén tiernas nuestro estofado de habas frescas con alcachofas estará listo para servir.

Nuestro consejo

El agua que tenemos en la tapadera con la ramita de menta es aconsejable utilizarla cuándo el guiso lo precise, volviendo a llenar de agua la tapadera cuándo se termine.



Valoración

Estofado de Habas frescas con Alcachofas
4 (80%) 1 vote
Lali Domènech
Creación y redacción de recetas, cocina y estilismo para fotografías en el campo de la publicidad, en el mundo editorial y publicaciones digitales.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »