El consumo de los electrodomésticos en reposo

El consumo de los electrodomésticos se produce aunque estén apagados, este artículo nos habla del gasto oculto de los electrodomésticos de nuestro hogar.

El consumo de los electrodomésticos en reposo

Aunque estén apagados consumen

La mayoría pensamos que cuando un aparato no está en funcionamiento no está consumiendo energía, es un tremendo error pues todos los aparatos que están conectado a la red están consumiendo aunque no estemos utilizándolas en ese momento.

Evitar este consumo de los electrodomésticos del hogar ahorraría una cantidad sustancial en la factura de la luz pues el consumo se reduciría.

Un ejemplo nos ayudará a entender mejor este gasto oculto de nuestros aparatos: un televisor en funcionamiento consume unos 45 w por hora, si lo apagamos con el mando a distancia quedará a la espera y su consumo será de unos 15 w.
Ahorraríamos mucha energía si desenchufáramos el televisor de la red eléctrica. Lo mismo ocurre con el microondas, la lavadora, la cadena musical, etc.

Estos pequeños gestos que cada uno podemos llevar a cabo en nuestro hogar multiplicado por los millones de hogares se convierte en un tremendo ahorro de energía que, sin duda, servirá para disminuir el impacto medioambiental producido por algunos sistemas de producción de energía, como las centrales nucleares.

Potencia consumida en espera (WH) por distintos aparatos

Conozcamos el consumo de los electrodomésticos, potencia consumida en espera, habituales en viviendas y oficinas: 

  • Televisor: 3 – 20.
  • Video: 6 – 20.
  • Minicadena de alta fidelidad: 5 – 20.
  • Telefax: 3 – 30.
  • Contestador telefónico: 1 – 5.
  • Decodificador de Canales de pago: 20.
  • Antena parabólica: 20.
  • Teléfono inalámbrico: 2 – 5.
  • Teléfono TRAC: 9.
  • Radio-reloj despertador: 1 – 3.
  • Radiocasete: 2 – 6.
  • Impresora de chorro de tinta: 3 – 25.
  • Impresora láser: 3 – 50.
  • Relojes electrónicos de microondas: 2 – 4.
  • Cafeteras, termómetros de neveras: 2 – 4.
  • Luz halógena: 3.
  • Cargador de pilas níquel-cadmio: 1 – 3.
  • Radio: 1 – 2.
  • Cepillo de dientes eléctrico: 1 – 2.
  • Fuente de alimentación de emisoras: 2 – 25.
  • Circulación de calefacción: 100.
  • Regulación de caldera: 10.

¿Qué podemos hacer?

Sin duda podemos evitar este consumo de los electrodomésticos cuando no los estamos utilizando, te ofrecemos unos consejos que te pueden ayudar:

  • Incorporar hábitos de compra y consumo más responsables.
  • Exigir un correcto etiquetado de los electrodomésticos dónde aparezca el consumo en reposo o stand by.
  • Desconectar los aparatos de la red cuando no los estemos utilizando, como la televisión, el video, etc.
  • Elegir aparatos que no dispongan de relojes o termómetros electrónicos si no son imprescindibles para su funcionamiento.
  • Es importante no olvidarnos que todo lo que podamos hacer para ahorrar energía conlleva un ahorro no solo económico también ambiental que puede ser muy significativo.

Otros consejos para evitar el consumo de los electrodomésticos

Ya hemos visto algunos consejos para evitar un excesivo consumo de los electrodomésticos, estos otros también nos serán de utilidad:

  • Debemos comprar aparatos que tengas la calificación A+++ ya que son los más eficientes siendo su consumo bastante inferior a otros sin esta calificación.
  • Ser racionales en el uso del frigorífico, por ejemplo NO manteniendo la puerta abierta mientras bebemos el agua o la ponemos en un vaso.
  • No poner el lavavajillas o la lavadora si no tienen una carga completa. SWi por necesidad tenemos que ponerlos antes es buen aidea usar un programa de fregado o lavado corto.
  • Apagar el televisor “completamente”, es decir no dejarlo en stand by pues sigue consumiendo.
  • Intentar planchar o usar el resto de los electrodomésticos en horas en las que la energía sea más barata.


Valoración

El consumo de los electrodomésticos
4 (80%) 3 votes
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.