Diferentes tipos de Zumos

Los zumos o jugos son refrescantes y saludables pero debemos conocer los diferentes tipos de zumos y sus formas de elaboración para saber qué tomamos.

Diferentes tipos de Zumos
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.

Tipos de zumos

Los zumos son un alimento muy recomendable siempre y cuando sean de calidad y no contengan exceso de azúcar. Lo más recomendable es tomar los zumos recién exprimidos pero si decidimos comprarlos ya hechos es conveniente leer atentamente el etiquetado y elegir los mejores.
Vamos a conocer las diferentes tipos de zumos entre los que podemos elegir.

Diferentes tipos de zumos

Veamos los diferentes tipos de zumos entre los que podemos elegir:

Zumos Recién Exprimidos: es el obtenido para consumir en el acto sin mediar ningún tratamiento térmico para su conservación, es el que se hace en casa.

Zumos Puros: es el envasado sin tratamiento previo de concentración, a partir de fruta fresca con tratamiento térmico para su conservación.
 
Zumos 100% o zumos concentrados: primero se le extrae al zumo o jugo el agua, a través de procesos térmicos. Producto elaborado a partir de concentrado, puré o mezcla de ambos, 100 % fruta, reconstituido con agua y aromas.
 
Zumos enriquecidos: es el zumo 100% enriquecido con vitaminas, minerales u otros ingredientes que mejoren su aporte nutricional.

Néctares

Néctar: es el producto resultante de la adición de azúcar y agua al zumo natural, concentrado o cremogenado, y su contenido mínimo en el caso de la naranja o mandarina es del 50%. Es zumo más agua y azúcar. En el del melocotón, el zumo mínimo es del 45%. En otras frutas como las grosellas y los limones, un néctar es tal con un contenido del 25% de zumo.

Néctar sin azúcar: igual que el néctar pero con el azúcar sustituido por edulcorantes.

Refrescos

Refrescos a base de zumos: debe tener un mínimo del 12 % de zumo en el de uva, el 10% en el de melocotón y del 8% en el de naranja. El porcentaje baja al 6% en el de limón y al 4% en el de pomelo o piña. Se permite añadir además, azúcar, aromas, conservantes y colorantes.

Refresco aromatizado: no tienen que llevar zumo, aunque tampoco utilizar ese término ni la imagen de la fruta como reclamo. Sí pueden llevar y llevan una amplia gama de aromas y colorantes, declarándolos en el etiquetado.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades