Déficit de B12 ¿cómo se puede detectar y cuáles son sus síntomas?

El déficit de B12 se puede dar, sobre todo, en personas que siguen una dieta vegana o vegetariana pues solo puede obtienerse de alimentos de origen animal.

Déficit de B12 ¿cómo se puede detectar y cuáles son sus síntomas?
Júlia Carreras Llabrés
Técnico superior en dietética con enfoque ecológico e integrativo.

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12 también conocida como cobalamina, es una vitamina hidrosoluble que nos ayuda en la formación de glóbulos rojos, el sistema inmune, sistema nervioso y en las vainas de mielina.

Esta vitamina se encuentra principalmente en productos de origen animal (pescado, hígado, carne, marisco, lácteos). Se sintetiza gracias a que los animales consumen alimentos contaminados por bacterias que sintetizan la vitamina.

Déficit de B12 en personas vegetarianas

Aunque la mayoría de las personas vegetarianas se suplementan con esta vitamina, muchas de ellas aún creen que no es realmente importante para la salud. Este suplemento no es solo para personas veganas. En ovolactovegetarianas también deberían suplementarse, ya que su consumo de productos de origen animal no es suficiente.

En personas no vegetarianas también pueden tener problemas con la B12, pero no debido a la ausencia dietética, sino por problemas no dietéticos causados por enfermedades gástricas, que provocan una mala absorción de esta vitamina.

¿Cómo se puede detectar un déficit de B12?

Hay varias formas de detectar este déficit:

  • La primera y la más significativa es la acumulación de ácido metilmalónico que se encuentra en analítica, este es el primer marcado que nos indica el déficit de la B12. Es un marcador difícil por su elevado precio.
  • El segundo marcado es el aumento de homocisteína, este marcador nos indica la falta o inexistencia de Metil-THF o de metilcobalamina que son los cofactores que se necesitan para pasar la homocisteína a metionina. Esto produce una anemia megaloblástica. En una analítica normal, el resultado no es muy fiable porque puede estar alterado por análogos.
  • Con déficit de vitamina B12 puede aparecer la trampa de folatos. El folato no puede ser reciclado y no se puede llevar a cabo ninguna parte del ciclo. Esto puede producir anemia megaloblástica (falta de B12 por ausencia dietética). Se puede salvar la trampa de folatos con suplementos de ácido fólico o con un alto aporte de folatos en la dieta. Con el ácido fólico, consigues salvar la trampa de folatos, algunos síntomas tempranos y se resuelve la anemia, pero no los trastornos neurológicos que puede producir el déficit de vitamina B12.
  • Las algas tienen una gran cantidad de análogos. Esto provoca que el déficit de B12 quede enmascarado en el análisis estándar. Los análogos se contabilizan en la analítica como B12, pero no tienen actividad como vitamina. Nos da falsos resultados.

Funciones de la vitamina B12

  • Síntesis y maduración de glóbulos rojos, si falta la B12 la hematopoyesis es ineficaz.
  • Síntesis de ADN en la división celular. Si falta B12, B9 o ambas, la célula no es capaz de duplicar el ADN con éxito y si se salva la trampa de folatos puede no haber megaloblastosis.
  • Mantenimiento del sistema nervioso. La B12 tiene funciones en el mantenimiento de la vaina de mielina. Si hay déficit de B12 habrá problemas en precursores mieloides y debilidad en la mielina.
  • Síntesis de lípidos neuronales y producción de neurotransmisores, la mielina no puede ser estabilizada por la formación de ácidos grasos anormales.
  • Síntesis de proteínas y aminoácidos.

¿Cuánto duran las reservas de vitamina B12?

Estas reservas pueden durar desde meses a años (2 años). Dependerá de varios factores como las reservas iniciales, la cantidad de factor intrínseco, la capacidad de mantener la tolerancia, el manejo de las reservas, la presencia de problemas gástricos o de malabsorción, posibles adaptaciones metabólicas y medicación paralela que afecta a la absorción (metformina, omeprazol, almax). Sobre todo, la metformina que está asociada a un aumento de homocisteína y disminución de B12 y B9. Estas reservas se encuentran en el hígado y el riñón.

Tener déficit no es igual a sintomatología. Puede haber déficit de vitamina B12 siendo asintomático temporal, ya que la aparición de síntomas es variable e individual.

Síntomas de déficit de B12

Existe mucha variedad en los síntomas que puede producir el déficit de B12. Son de aparición incierta y con cierta aleatoriedad:

  • Anemia cursante con megaloblastosis.
  • Alteraciones en las mucosas (quemazón de lengua, aftas, llagas en la boca, en la lengua o en las comisuras de los labios, pérdida de olfato).
  • Fatiga, mareos, latidos del corazón irregulares, debilidad muscular, movimientos inestables, hormigueo en manos y pies
  • Cambios en la personalidad, irritabilidad, agresividad, alteración de la memoria, depresión, demencia, psicosis con alucinaciones y paranoia.
  • Problemas intestinales, vómitos, hiperpigmentación de piel y uñas, disfunción eréctil, descontrol de esfínter, taquicardias y encanecimiento precoz.

Déficit subclínico y punto de corte

En analíticas se considera un valor normal 200-900 pg/ml, pero en valores inferiores el cuerpo se encuentra en déficit de vitamina B12 (zona subclínica). Estando en esta zona se pueden empezar a detectar síntomas como fatiga, cansancio, lapsus cerebrales, falta de memoria. Para que el cuerpo no esté en déficit es mejor tener +400 pg/ml. Es muy difícil tener un exceso de vitamina B12.

Dosis adecuada

En personas que llevan sin tomar esta vitamina durante años, sus niveles están muy por debajo de lo común y es necesario un proceso de remonte. Estas personas suelen ser asintomáticas y padecen anemia megaloblástica. El remonte se realiza con una dosis de 500-2000 mcg/ día (oral) durante tiempo variable (2-8 semanas), es necesario valorar cada situación y dosis.

Al estar es unos niveles óptimos necesitamos tomar la suplementación en dosis adecuada para no entrar en déficit.

  • Con suplemento diario: entre 25-100 mg/día. No sirve si hay mala absorción.
  • Con suplementación semanal: 200mcg/ semana, mejor en 2 tomas de 1000 mcg en diferentes días.
  • Con alimento o producto fortificado: entre 2-4 mcg, repartidos en al menos dos tomas con 4-6 horas de separación. No sirve si hay malabsorción.

Se recomienda que el suplemento se tome en forma de cianocobalamina porque su estructura es más estable a temperatura, luz, cambios de pH, no tiene dosis tóxica, es barata y es la más estudiada. Se puede tomar en formato oral o inyectable, suele ser oral por mejor adaptación con el paciente. Tras el tratamiento los problemas se suelen solucionar, aunque en ocasiones los síntomas pueden ser irreversibles. Los niños pueden tener problemas con su desarrollo.

Es necesario realizar controles para comprobar unos niveles adecuados, especialmente en personas vegetarianas. Si se sospecha que puede estar en déficit de B12, es necesario ponerse en contacto con su médico para realizar las pruebas correspondientes (acumulación de ácido metilmalónico y aumento de homocisteína), para personalizar el tratamiento y adaptar la dosis.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades