Crema de calabaza y jengibre: ingredientes y preparación

Esta deliciosa y nutritiva de crema de calabaza y jengibre es muy saludable y fácil de preparar y todos la van a comer sin protestar y que está deliciosa.

Crema de calabaza y jengibre: ingredientes y preparación
María Crespo
Dietista integrativa. Especialista en Obesidad, Educación Nutricional y Salud hormonal femenina.

Cremas o purés

Las cremas o purés son platos prácticos, sabrosos y además muy reconfortantes. Aunque las temperaturas empiezan a subir, todavía apetece tomar algo calentito como entrante, o cena de plato único, si añadimos alguna proteína de calidad.

Esta receta de calabaza y jengibre te sorprenderá por lo fácil de preparar y por su rico sabor.

¿Cómo se prepara la receta de crema de calabaza y jengibre?

Ingredientes:

  • 500 g de calabaza sin piel ni semillas.
  • 1 chalota pequeña.
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado.
  • 1 chorrito de bebida vegetal de almendra sin azúcar o caldo de verduras.
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

Para adornar:

  • Germinados de alfalfa.
  • Rodajas de boniato.
  • Hojitas de albahaca.

Preparación:

  • Trocea la calabaza y la chalota en trocitos.
  • En una vaporera o en una olla con un poco de agua hirviendo (solamente el fondo) pon la calabaza y la chalota. Cocina hasta que estén cocinadas.
  • En una batidora americana o en un pasapuré coloca la calabaza, la chalota, un chorrito de bebida de almendra, la sal, el jengibre y la pimienta. Bate bien y añade un buen chorro de AOVE al gusto.
  • Por otro lado, en una sartén fríe un par de rodajas de boniato (también puedes hacerlo en el horno y aprovechar para asar más verduras).
  • En un cuenco emplatar la crema y adornar con los germinados, el boniato y las hojas de albahaca.

¿Sabías que…?

  • La calabaza es una hortaliza que pertenece a la familia de las cucurbitáceas como los melones o los pepinos, y destaca por ser rica en agua y rica en provitamina A de efecto antiinflamatorio.
  • El jengibre es una raíz que destaca por su poder antiinflamatorio y como tónico digestivo.

Esta crema de calabaza y jengibre es muy reconfortante y se prepara en unos minutos. Además, puedes hacer bastante cantidad y guardarla en nevera en un tupper de cristal y tendrás para varios días. Cambia el acompañamiento por crudités (verduritas crudas bien cortadas como cebolla, pimiento, pepino, etc) o añade tus semillas y frutos secos preferidos y tendrás diferentes variantes.

Seguramente habrás escuchado la frase que dice “bebe tu alimento y mastica tu bebida”. Es importante que cuando tomes cremas, como esta de calabaza y jengibre, siempre las “mastiques”, y si inconscientemente te sale beberlas, prueba poniendo algún ingrediente sólido; de esta forma conseguirás que los purés no sean indigestos. Una correcta masticación favorece la producción de saliva por parte de las glándulas salivares. La saliva contiene un moco lubricante llamado mucina, así como la alfa amilasa, una enzima que se encarga de hidrolizar los hidratos de carbono. Si no masticamos correctamente, entre otras cosas, no se está estimulando adecuadamente el sistema digestivo. Así que… ¡no te olvides de masticar conscientemente!

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades