Características de la cocina mediterránea

La cocina mediterránea consta de una deliciosa y variada gastronomía, así como de una justificada reputación de saludable, conózcala y benefíciese de ella.

Características de la cocina mediterránea

La dieta mediterránea es aquella vinculada a países cuyos habitantes viven junto al mar Mediterráneo, entre ellos: España, Marruecos, Francia, Italia, Grecia, Malta y Turquía. Ha sido considerada y reconocida como una dieta muy saludable durante miles de años a nivel mundial.

Cabe recordar que la UNESCO proclamo la dieta mediterránea como Patrimonio inmaterial cultural de la humanidad en 2013. Como es de esperar la cocina del mediterráneo viene condicionada por sus cultivos y climatología siendo conocidos a nivel mundial los cultivos de olivas con su reconocido oro líquido. Sin duda el aceite de oliva es una de sus mayores riquezas. Además de ello se caracteriza por un consumo abundante de verdura y fruta de la estación. No debemos olvidarnos de su riqueza marina con la cual es capaz de abastecer con pescado y marisco a sus habitantes pudiendo disfrutar de ella durante todo el año. Existe una clara preferencia por carnes magras frente a las carnes rojas.

Sus ingredientes

Algunos de ellos tienen una gran reputación a nivel mundial dada su calidad y su gran beneficio para la salud. Entre sus ingredientes encontramos:

  • Frutas y verduras: No en vano algunos de sus países como España e Italia principalmente son considerados la huerta de Europa e incluso parte del mundo. Gracias a su climatología anual disponemos de fruta y verdura durante todo el año, eso si, variado según temporada.
  • Pescado y marisco: En la cuenca mediterránea es posible consumir pescado durante todo el año. Entre sus pescados encontramos: el jurel, la lisa, palometa, lubina, dorada, sargo, pajel, lenguado, raya, rape, sardina y boquerón.
  • Legumbres: Tradicionalmente se consumen y cultivan legumbres en la cuenca mediterránea. Las hay de diversos colores y formas: alubia blanca, roja, negra, lenteja pardina y castellana, judiones blancos son entre otros algunos de sus ingredientes con los que elaborar un reconfortante puchero casero.
  • Carne: Existe gran variedad de carnes de cerdo, de caza, aves y de vaca. Importante mención merece el jamón ibérico de España y el prosciutto de Italia, que son reconocidos y ampliamente valorados mundialmente. En la zona de Marruecos el consumo de carne no está permitido por su religión quien considera al cerdo un animal portador de enfermedades para el hombre.
  • Grasas: La gastronomía mediterránea  goza del consumo de grasas saludables provenientes del aceite de oliva, olivas aderezadas de diferentes maneras, frutos secos como las avellanas, almendras y pistachos entre otros. El consumo de lácteos provenientes de vaca, oveja y cabra está extendido por el mar mediterráneo, mereciendo especial mención el queso tan consumido en Francia, España, Italia y Grecia.
  • Especias: El bosque mediterráneo nos brinda grandes especias curativas y condimentarias. El tomillo, el romero, la mezcla de hierbas provenzales, el orégano aderezan los platos con suma delicadeza.

Platos tradicionales

  • España: Si tuviéramos que elegir tan solo un solo plato sin duda elegiríamos como reconocido a nivel mundial, la paella de carne o mixta. Pero también es característico la tortilla de patata y el pan con tomate y jamón.
  • Marruecos: Platos como el tabulé y el cous cous adquieren gran protagonismo, siempre acompañados de verduras de la estación.
  • Francia: El ratatouille de verduras, mejillones con vino blanco, cordero con vino y como postre los calissons.
  • Italia: Los platos más reconocidos mundialmente de Italia son la pasta y la pizza así como carne empanada y ensaladas de tomate, mozzarella y aceitunas negras.
  • Grecia: La musaka de berenjena es un plato delicioso y muy sano. La salsa tzaziki elaborada con yogurt griego, pepino y ajo suele consumirse con mucha frecuencia en Grecia. Los dolmadakias son unos rollitos de hojas de parra rellenas de arroz y carne.
  • Malta: El gbejniet es un pastelito muy típico con queso de cabra y oveja. Similar al tradicional pan con tomate en Malta tienen hobza, algo muy habitual que te lo saquen en los restaurantes.
  • Turquía: A nivel mundial se conoce el döner kebab aunque originalmente consiste en pinchos de carne asados al carbón. El bulgur con ensalada también es muy característico de Turquía. El Lahmacun es una especie de pizza muy ligera con carne y tomate.

Receta tradicional

Receta griega de musaka

Ingredientes:

  • 3 berenjenas medianas-grandes.
  • 500 g de carne de cordero.
  • 500 g de tomate maduro pelado y rallado o triturado.
  • 1 cebolla grande cortada en cubos.
  • 250 ml de vino blanco.
  • Bechamel: aceite de oliva, 2 Cucharadas soperas de harina de trigo, 500 ml leche o agua.
  • 2 ajos cortados pequeñitos.
  • Aceite de oliva, sal, pimienta negra, romero y tomillo.

Elaboración:

  • Calienta el horno a 180ºC. Lava la berenjena y córtala a capas de medio dedo de grosor a lo largo y disponla en una fuente de horno con papel vegetal. Añádele un poco de sal y aceite de oliva. Hornea durante 10-15′.
  • En una sartén añade aceite de oliva y pocha la cebolla cortada en cubos con un poco de sal. A continuación añade la carne de cordero, un poco de pimienta negra y una pizca de sal, tomillo y romero. Cocina durante 10′.
  • A continuación añade el ajo, el tomate triturado, el vino blanco y cocina durante 20′ a fuego medio. En un cazo añadir aceite de oliva (4 cucharadas) y las 2 cucharadas de harina. Remover bien y dejar cocinar al menos 2′ removiendo continuamente. A continuación ves añadiendo la leche o el agua, una pizca de sal y ves removiendo con unas varillas evitando que se formen grumos. Sigue removiendo hasta que espese la bechamel.
  • En una fuente de cristal de horno montaremos nuestra musaka. En primer lugar colocamos un poco de bechamel en el fondo. A continuación añadimos y cubrimos la base con lonchas de berenjena. Añadimos una capa de relleno de tomate y carne cubriendo bien la bandeja. Colocamos otra capa de berenjena y así vamos formando capas de nuestra musaka.
  • Por último añadimos bechamel que cubra por todo y un poco de tomillo y romero. Lo introducimos en el horno y dejamos que se cocine todo junto a 180º unos 20′. Una vez sacado del horno, servir y a disfrutar esta deliciosa musaka griega.


Valoración

Cocina Mediterránea
4 (80%) 9 votes
Yasmina Oñate
Apasionada y experta en temas de nutrición y cocina con una visión integradora. Asesoramiento en temas de agricultura, energía, equilibrio, estilo de vida, belleza y búsqueda de la felicidad.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »