Características de la cocina europea

La cocina europea consta de una gran variedad de recetas. Un mismo plato tiene su versión en otro país e incluso de una región a otra. Y en los últimos años se ha olvidado en favor del exotismo de otras gastronomías.

Características de la cocina europea

La Europa del este engloba países generalmente con climas fríos e incluso con épocas de nieve. Ello condiciona enormemente sus costumbres y tradiciones.

Sus cultivos se ven fuertemente influenciados por estos factores climatológicos.

Los países que forman parte son: Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Moldavia, Ucrania, Bielorrusia y Rusia. También es conocido como Europa oriental dada su situación geográfica. Las influencias que podemos encontrar, como siempre consecuencia de sus conquistas son alemana, turca, judía, francesa y armenia.

La cocina de Europa del Este, tiene una gran nexo de unión con la gastronomía germana, compartiendo ingredientes como los tubérculos, crucíferas (como la col), carnes de caza y de cerdo principalmente.

Además usan técnicas de conservación iguales como el encurtido, fermentado y ahumado.

La cocina es rica en grasas y carnes principalmente. Ya que la climatología es dura en invierno sus cultivos en esta época están muy restringidos siendo una de las verduras muy consumidas la col.

Sus ingredientes

  • Carne: En Europa del este se come más carne que pescado normalmente. Entre sus carnes encontramos: cerdo, ternera, corral y de caza.
  • Pescado: Muchas de estas regiones carecen de mar por tanto existe un elevado consumo de pescados de agua dulce como la trucha y la carpa.
  • Especias: Podemos encontrar sus platos aromatizados con hierbas frescas o secas, chile, pimienta negra, nuez moscada, pimentón, entre otras más conocidas en nuestra zona.
  • Legumbres: Estas tienen menos protagonismo que en otras partes del mundo pero también tienen algún potaje o sopa que las incluyen.

Platos tradicionales de la Cocina de Europa del Este

  • Polonia: Para comenzar suelen hacerlo con una sopa de remolacha llamada barszcz o el zurek que se elabora con harina de centeno, carne y verduras o de pollo rosol z kury. Para continuar un plato típico es bigos compuesto de carne, salchichas y chukrut, que es col fermentada.
  • República Checa: Uno de los platos tradicionales son unas albóndigas  que se suelen servir como entrante partidos por la mitad. Su nombre es knedlik, están elaboradas a base de harina o patata o incluso pan rallado.Svíčková recibe el nombre de un lomo marinado tipo roast beff acompañado de una salsa de verdura y una compota de arándanos.
  • Rusia: El desayuno típico ruso es contundente con huevo, pan y salchichas es comúnmente llamado zavtrak.Como sopa tienen la conocida borscht o otra con pescado llamada ujá.El stroganof es un plato de carne de ternera acompañado de una salsa hecha a base de crema agria. 
  • Rumania: Goza de influencias germanas, húngaras, italianas y serbias. Sus sopas (ciorbă), embutidos y algunos platos con aroma y sabor ahumado son muy característicos. Los platos estofados como el iahnie que es a base de judías verdes o otro de carne como ciulama.

Receta tradicional de Rumania

Receta de Sarmale

El Sarmale es un plato típico que se elabora para días especiales, ya que es un plato algo laborioso. Consiste en unos rollitos de hoja de col rellenos de arroz, carne y alguna verdura. También hay opción vegetariana sustituyendo la carne por champiñones, por ejemplo. Es un plato muy sabroso y completo, así que anímate a probarlo.

Ingredientes:

  • 700 g de Carne de cerdo o mezclada con ternera.
  • 250 g de arroz.
  • 1 col.
  • 1 cebolla.
  • 2 tomates maduros.
  • 2 dientes de ajo.
  • 250 ml de caldo.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.
  • Bicarbonato.

Elaboración:

  • Poner agua a hervir con sal y una pizca de bicarbonato para que no se rompan las hojas.
  • Separar las hojas de col, si no puedes quita el corazón y una vez hierba el agua añádela entera al agua y escáldalo. Normalmente si las hojas tienen un nervio muy marcado con un cuchillo suavizaremos este nervio.
  • Una vez escaldadas las hojas las reservaremos en un plato y prepararemos nuestro relleno. En una sartén pondremos aceite de oliva, la cebolla cortada a cubos y sofreiremos durante 5′.
  • Añadimos el ajo troceado y pelado y removemos. Salpimentamos la carne y la añadimos a la sartén. Dejamos que se cocine durante 5-10′.
  • Los trozos de col que tengamos los cortamos a tiras y los añadimos a nuestro relleno. Lavar, trocear y añadir el tomate a nuestra sartén. Dejar cocinar durante 5′.
  • Añadir el arroz, remover todo bien y cocinar por 5′ más.
  • Disponer de una hoja de col, añadir una cucharada de nuestro relleno en un extremo (en el más fino). Doblar los lados hacia dentro y enrollar presionando ligeramente. Y repitiendo la operación hasta hacer todos los rollitos.
  • En una olla baja poner los rollitos de manera ordenada. Por último añadir un poco de caldo y dejar cocinar a fuego suave, tapado durante unos 30′.


Valoración

Cocina Europea
4 (80%) 7 votes
Yasmina Oñate
Apasionada y experta en temas de nutrición y cocina con una visión integradora. Asesoramiento en temas de agricultura, energía, equilibrio, estilo de vida, belleza y búsqueda de la felicidad.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »