Beneficios de la actividad física para nuestra salud

Beneficios de la actividad física para nuestra salud

Los beneficios de la actividad física relacionados con la salud son indiscutibles. La práctica de ejercicio nos puede ayudar a vernos y sentirnos mejor.

Beneficios de la actividad física para nuestra salud
Mahashakti Estela Martinez
Instructora de Yoga, profesora de Raks el Shark e instructora de Zumba. Compagino todo ello con mi trabajo en una empresa de salud.

Mente sana en cuerpo sano

El cuerpo humano está diseñado para moverse y toda su estructura biológica necesita del ejercicio para mantener el óptimo funcionamiento de sus sistemas y órganos.

La práctica deportiva y el ejercicio físico en general, estimulan la producción de sustancias químicas que actúan sobre el sistema nervioso y provocan una respuesta física y emocional de bienestar, son las endorfinas.
 
Estas hormonas son producidas en el hipotálamo y la hipófisis situados en el cerebro y, su mecanismo de acción llega a todo el organismo. Las endorfinas también conocidas como “hormonas de la felicidad”, actúan sobre los receptores neuronales que se relacionan con mecanismos que actúan en el control del dolor y la autocuración.
Recientes estudios han concluido que las endorfinas combaten el envejecimiento y el estrés, reducen el dolor, previenen lesiones en los vasos sanguíneos y, refuerzan el sistema inmunológico.

Actividad física: imprescindible para una buena salud física y mental

Cada vez son más los estudios que corroboran que una adecuada práctica de actividad física es altamente beneficiosa tanto para la salud física como para la mental.
 
Sin embargo, no hay mayor evidencia que experimentarlo en carne propia porque nosotros mismos somos conscientes de que cuando realizamos una actividad física estamos de mejor humor, nuestra mente está menos espesa y nos aporta una gran cantidad de cosas buenas.

Nuestra vida ahora es más sedentaria

Además, como buenos “Homo sapiens”, hemos sido capaces de crear gran cantidad de máquinas que nos hagan la vida más fácil. Teniendo, por consecuencia, que movernos menos para cualquier cosa de la vida diaria. Con un simple click y todo (o casi todo) está en nuestra mano.

Tanta tecnología nos hace, en muchos casos, perder la consciencia de los beneficios de la actividad física relacionados con la salud, y que “El movimiento es vida”. Hay gente que tiende  a convertirse  en un cojín con forma de humano de su sofá, tendiendo pensamientos como: ¿Para qué charlar con un amigo mientras doy un paseo si lo puedo hacer a través de internet? ¿Para qué ir al mercado de mi barrio a hacer la compra, si puedo hacerlo a través de la red?

Mucha actividad mental (estrés)

No hay mayor agotamiento que el que produce estar todo el día pensando en qué tengo y no tengo que hacer, qué pasará si…, cómo será si… qué pensará mi jefe de mí, etc.

Por ello, el ejercicio físico va muy bien para desconectar de la rutina, y poder recargar las pilas, ya que el pasarse horas tumbado en el sofá sin moverse, favorece a qué le demos demasiadas vueltas al coco.

Beneficios de la actividad física para nuestra salud (a nivel físico y mental)

Los beneficios de la actividad física son muchos, destacamos los siguientes:

A nivel físico:

  • Capacidad respiratoria. En toda práctica de actividad física trabajarás, de una u otra manera, la respiración para poder obtener más beneficios. Ello, a su vez, te hará ganar capacidad respiratoria. Es gracias a algunas actividades, como por ejemplo el yoga, en las que aprendemos a respirar correctamente. La respiración es una de las cosas más importantes que repercuten en nuestra salud, pero, todavía hoy es bastante desconocida por la mayoría de personas.
  • Resistencia física y mental, Practicar una actividad física, de forma constante y prolongada, nos hace ganar resistencia y fortaleza, tanto física como mental.
    Además, el deporte que practicamos requiere una concentración en lo que estamos haciendo. Ello hace que nuestra mente se centre propiamente en la acción y en la respiración, es decir, en “el aquí y el ahora” y dejemos de pensar en el trabajo, en la discusión que tuve con aquel amigo, etc.
  • Flexibilidad. Al igual que la anterior, ganamos flexibilidad, tanto mental ( nos hacemos más tolerantes, y estamos más “abiertos” al resto de opiniones) como física.
  • Relajación final (estiramientos y recuperación de la respiración). Toda práctica de actividad física necesita un trabajo de estiramientos y de respiración. De hecho, se debería estirar al principio y al final, pero en muchos casos la gente se lo salta por “no tener tiempo”. Esto es un error, ya que los estiramientos, así como la respiración, son realmente importantes.
  • La respiración debe trabajarse y saber en cada momento como se debe hacer. Por ejemplo, es muy diferente la respiración de Pilates a la del Yoga. Hay que tener en cuenta, en que momento debo inspirar y en cual exhalar, si debo hacerlo por la nariz, etc. ya que repercutirá de manera relevante en el rendimiento del ejercicio.
  • Ayudarnos a corregir la postura corporal es otro de los beneficios de la actividad física.
  • Y también conseguimos mejorar los reflejos y fortalecer el corazón.

    Beneficios de la actividad física a nivel mental:

    • Ganar flexibilidad (ser más tolerantes).
    • Mejorar nuestra memoria.
    • Mejorar nuestra concentración.

    ¿Cuáles son los beneficios psicológicos de la práctica deportiva?

    Es una realidad que las personas que realizan ejercicio físico regularmente, tienen la sensación subjetiva de encontrarse mejor, tanto a nivel físico como mental es decir, disfrutan de una mejor calidad de vida.

    Parece evidente por lo tanto, que la práctica de ejercicio físico regular tiene mucho de positivo para la salud, de forma que las poblaciones más activas físicamente suelen vivir más que las inactivas. Sin duda existen beneficios psicológicos de la práctica deportiva, ya que una adecuada actitud mental nos ayudará a alcanzar unos mejores resultados.

    El Dr. Kenneth Cooper, considerado por muchos, el padre del movimiento internacional para fomentar el ejercicio, define el ejercicio físico como: “el método para poner más años en su vida y más vida en sus años”.

    La inmensa mayoría de las personas se pueden beneficiar de la práctica deportiva de forma regular. En la actualidad, se han mostrado evidencias suficientes que prueban que aquellos que llevan una vida físicamente activa, obtendrán una larga lista de beneficios psicológicos y físicos para su salud.

    Beneficios psicológicos de la práctica deportiva

    • Ayuda a liberar tensiones y mejora el control del estrés.
    • Ayuda a combatir los síntomas de la ansiedad y la depresión, además de favorecer el entusiasmo y el optimismo.
    • Mejora la imagen personal y favorece la socialización ya que permite compartir una actividad deportiva con la familia y los amigos.
    • Además, ayuda a dormirse más fácilmente, mejorando la calidad del sueño.

    Otros efectos beneficiosos de la actividad deportiva sobre nuestra salud son:

    • Disminución del riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, especialmente por cardiopatía isquémica.
    • Previene la aparición de hipertensión arterial y, regula los valores de tensión arterial en hipertensos.
    • Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes no dependiente de insulina.
    • Ayuda  a combatir la obesidad a todas las edades.

      ¿Que deporte es el mejor?

      Esta decisión es bastante personal. Para obtener todos los beneficios de la actividad física, la mejor combinación sería una actividad aeróbica (como, por ejemplo, bailar o caminar) con una actividad de estiramiento y/o percepción corporal-mental (como el yoga, el taichí, etc.).

      El trabajo aeróbico es aquel en el que estamos en el 60-80% del ritmo cardíaco máximo (RCM = 220 – edad) siendo menos saludable el ejercicio anaeróbico (aquel que supera el 80% del RCM). Un ejemplo de ejercicio anaeróbico sería el ciclismo indoor, tan de moda hoy en día.

      Sin embargo, desaconsejaría el running diario (por los impactos articulares y su repercusión en el suelo pélvico), así como el trabajo anaeróbico prolongado.

      ¿Cuantas horas debemos entrenar? Eso depende de varios factores pero si no somos deportistas de élite o profesionales del sector, lo adecuado podría ser de 1 a 2 diarias, descansando 2 días a la semana, por ejemplo.

      Un deporte en el que disfrutes: busca algo que realmente te haga sentirte bien y cómodo. No tienes por qué seguir las modas. Y, gracias al cielo, tienes un sinfín de actividades físicas entre las que escoger: baile, aerobic, tonificación, natación, yoga, Pilates, etc.

      Si eliges una práctica de actividad física que realmente te guste y te motive, te será mucho más fácil ser constante y progresar.

      ¿Y si tengo poco dinero para apuntarme al gimnasio?

      Para aprovechar todos los beneficios de la actividad física no es necesario apuntarse a un gimnasio. Hay muchas maneras de practicar ejercicio sin tener que pagar por ello. Ahí van algunos ejemplos:

      • Pasear por la playa o por la montaña. A las malas, puedes darte un paseo de una hora cada día por tu ciudad, variando el recorrido.
      • Ir al trabajo paseando, en bici, etc. en lugar de coger un autobús para 10 minutos. ¿Por qué no te levantas un cuarto de hora antes y vas andando?
      • En lugar de utilizar el ascensor utiliza las escaleras.
      • Puedes coger DVD de la biblioteca con diferentes ejercicios y ponértelos en casa.
      • Puedes ponerte la música que más te guste y bailar cada día un ratito en casa.

      Aprovecha para hacer otros cambios (alimentación, prioridades en la vida, etc.)

      Una vez que empiezas a hacer ejercicio el cuerpo te pedirá más y te sentirás genial cada vez que lo hagas. Además, está demostrado que ayuda a estar de mejor humor y a ser más positivo ante la vida.

      Al activar tu cuerpo y adoptando costumbres más saludables, a tu cuerpo le irá apeteciendo, cada vez, menos comida basura.

      Cuando, poco a poco, cambiamos nuestros hábitos por otros más saludables, nos escuchamos más a nosotros mismos y empezamos a disfrutar de los pequeños detalles de la vida.

      Espero que ahora veas una mayor relación entre la actividad física y salud.

      Valoración




      Anterior artículo »
      Siguiente artículo »

      Suscripción gratuita

      Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades