Bebidas de verano: saludables y muy refrescantes

Para sacudirnos el calor os ofrecemos unas recetas para preparar bebidas de verano saludables y muy refrescantes libres de azúcar y de otras sustancias.

Bebidas de verano: saludables y muy refrescantes
Cristina Contijoch Diaz
Técnico superior en dietética con enfoque ecológico, filóloga y gran apasionada de la alimentación saludable.

Las altas temperaturas

En verano con la subida de las temperaturas y el calor, es muy importante estar bien hidratados para no sufrir una deshidratación. Es por eso por lo que, en esta época del año debemos aumentar el consumo de líquidos.

El consumo de refrescos y de alcohol aumenta con las altas temperaturas debido a la necesidad de consumir bebidas frías. Aunque es verdad que este tipo de bebidas ya sean refrescos o bebidas alcohólicas, nutricionalmente hablando no son nada interesantes, ya que están cargadas no solo de grandes cantidades de azúcar refinado, sino también de colorantes, conservantes, saborizantes y un largo etcétera.

La bebida saludable por excelencia

La mejor opción de bebida es siempre el agua, pero es verdad que, en verano con el calor, nos apetece ser más originales, aunque eso no significa que dejemos de ser saludables.

Bebidas de verano saludables y refrescantes

A continuación, te propongo varias bebidas saludables para el verano, que están deliciosas y nos harán llevar el calor de la mejor forma sin dejar de disfrutar de una buena bebida.

  • Las aguas saborizadas naturales:
    De entre las bebidas saludables para el verano, destacan las aguas saborizadas, que se han puesto muy de moda en los últimos años y actualmente hasta las podemos encontrar en algunos bares y restaurantes. Esta bebida se trata simplemente de añadir al agua hierbas aromáticas y frutas. El agua saborizada más típica y que puedes pedir en cualquier bar es el agua con hielo y limón. A esta combinación de agua con hielo y limón puedes añadirle unas hojas frescas de menta o de hierbabuena que le darán un aroma espectacular. También destaca la combinación de pepino, limón y menta, por ser de las más consumidas.
    Otras combinaciones para los más atrevidos es el agua con limón y jengibre, una combinación deliciosa. Aunque podemos usar también la combinación de varios cítricos como limón o lima y naranja junto con jengibre o menta.
    Otra idea es añadirle frutos rojos, como por ejemplo fresas o frambuesas y hojas frescas de albahaca, para darle un toque diferente.
    Puedes ir probando varias combinaciones para ir cambiando y no aburrirte. La preparación de estas aguas saborizadas es muy sencilla, consiste en añadir los ingredientes que queramos al agua en una jarra de cristal cerrada y guardarla en la nevera al menos 24 horas antes de consumirla, para que pueda infusionarse bien y aportar sabor al agua.
  • La kombucha:
    Otra bebida saludable para el verano es la Kombucha, que es una bebida fermentada que contiene gas natural que se genera durante el proceso de fermentación. Por ello la kombucha es el sustituto ideal de los refrescos tradicionales. Además, es muy interesante nutricionalmente porque contiene propiedades probióticas, gracias a los microorganismos que posee, que ayudan a mejorar la microbiota intestinal y la protegen contra agentes externos.
    Además de sus propiedades beneficiosas para la salud, la kombucha es una bebida refrescante, con ese punto justo de burbujas. Actualmente muchas marcas de kombucha le añaden frutas y aromas naturales para hacer varios sabores y más atractivos.
  • Infusiones frías:
    Otra opción de bebidas saludables para el verano que puedes encontrar en cualquier chiringuito o bar, es una infusión y un vaso con hielo. De esta forma te puedes tomar por ejemplo un poleo menta con hielo, un rooibos o una infusión de manzanilla con hielo y limón.
  • Té helado:
    Los refrescos de té son muy populares, sobre todo en verano. Aunque la verdad es que estas bebidas llevan de todo menos té. Por ello te propongo que hagas tu propio té helado en casa, de forma casera, saludable y sabrosa.
    Para hacerlo primero deberemos preparar té negro o té rojo, luego lo mezclaremos con zumo de limón natural y un chorrito de miel para endulzar. Una vez esté bien integrado le añadiremos unas rodajas de piel de limón a la mezcla. Dejaremos nuestro té en la nevera al menos 24 horas, y pasado este tiempo lo consumiremos servido con hielo.
  • Leche merengada:
    La leche merengada es otra bebida que nos transporta al verano, por ello te propongo que la hagas casera para poder disfrutarla de una forma saludable y sobre todo, deliciosa. Simplemente necesitas leche o bebida vegetal, canela en rama, piel de limón y miel.
    Para hacerla agrega la leche o bebida vegetal en un cazo y ponla a fuego bajo, luego añade una rama de canela, un chorrito de miel y la piel de un limón (sin la parte blanca, que amarga). Ves removiendo con una cuchara de madera y cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja reposar una hora. Luego retira la rama de canela y la piel de limón, y cuando se haya enfriado introduce tu bebida en la nevera. Cuando esté fresquita estará lista para consumir.
    Estas cinco opciones de bebidas saludables para el verano son una buena forma de estar hidratados, pero sin renunciar al placer de una bebida refrescante. Es verdad que no en todos los bares o restaurantes encontraremos kombucha o aguas infusionadas, pero sí que podremos encontrar infusiones y tés. Espero que las pruebes y te gusten mucho.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades