Funciones de los aminoácidos ramificados

Los aminoácidos ramificados son muy conocidos dentro del mundo del gimnasio pero, como veremos en este artículo, tienen otras funciones.

Funciones de los aminoácidos ramificados
Jordi Naranjo
Nutrición y dietética humana.

¿Que son los aminoácidos ramificados?

Los aminoácidos ramificados son aminoácidos que contienen una estructura ramificada que los diferencia de la forma lineal del resto. Están clasificados dentro del grupo de los esenciales, por lo que la única manera de poder obtener los aminoácidos ramificados es a través de la alimentación.

Se conocen tres tipos de aminoácidos ramificados: Leucina, Isoleucina y Valina, cuya combinación supone casi la tercera parte de los músculos esqueléticos del cuerpo humano.

Podemos obtener esos aminoácidos a través de alimentos ricos en proteínas o, en caso necesario, a través de suplementos. No obstante cualquier alimento de origen animal (leche, huevo, carne, pescado) proporciona las cantidades adecuadas de estos nutrientes.

También encontramos los aminoácidos ramificados en alimentos de origen vegetal pero es necesario buscar una buena combinación de estos alimentos para conseguir un aporte adecuado.
 
A continuación vamos a conocer las funciones de los aminoácidos ramificados y cuando es conveniente tomar suplementos.

Funciones de los aminoácidos ramificados

Veamos cuales son las funciones de los aminoácidos ramificados más importantes:

  • Función reguladora de la síntesis proteica: Ayuda a frenar el catabolismo (destrucción) de los músculos esqueléticos, favoreciendo la síntesis proteica y ayudando a una mayor regeneración muscular.
  • Precursores de la glutamina y alanina: Los aminoácidos ramificados ayudan a crear estos aminoácidos que forman parte de la musculatura de nuestro organismo.

Beneficios de los aminoácidos ramificados o BCAA

Vistas las funciones de los aminoácidos ramificados vamos a conocer algunos de sus beneficios:

  • Ayudan a la recuperación de la masa muscular.
  • Reducen la fatiga central.
  • Colaboran en la reducción del daño muscular que puede producir la práctica de ejercicio continuado.
  • Producen energía.
  • Aumento de la resistencia en deportes de larga duración.
  • Ayudan a mantener en buenas condiciones el sistema inmunitario.

¿Cuándo es aconsejable tomarlos?

En estas situaciones podría ser aconsejable tomar suplementos de estos aminoácidos, siempre consultar primero con un especialista:

  • Cuando se trabaja con ejercicios de fuerza: Ayudarán a una menor pérdida de musculatura, a una pronta recuperación muscular y a combatir la fatiga “cerebral”.
  • Operaciones quirúrgicas o enfermos de cáncer: En ambos casos el catabolismo proteico es elevado, por lo que ayudará a controlar la pérdida muscular.

¿Cómo se suelen vender?

La presentación más habitual de los aminoácidos ramificados suele ser en forma de:

  • Cápsulas.
  • Están presentes en los polvos de proteínas que se utilizan para los batidos.
  • En forma de polvo de manera sintetizada (sólo aminoácidos ramificados).

Precauciones con los aminoácidos ramificados o BCAA

Un exceso de aminoácidos ramificados puede provocar niveles elevados de amoniaco en sangre, producir efectos tóxicos en el organismo y/o alterar la absorción de agua intestinal, además de producir posibles lesiones en el riñón.

No debemos olvidar que si seguimos una dieta sana y equilibrada ya estaremos aportando a nuestro organismo los aminoácidos sin necesidad de tomar ningún tipo de suplemento.

Valoración




Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades