Alimentos transgénicos ¿Solución o problema?

Los alimentos transgénicos están por todas partes aunque no los vemos ni sabemos que los estamos comiendo. Pero, ¿Son tan inocuos como parecen?

Alimentos transgénicos ¿Solución o problema?
Lourdes Escalante
Técnico superior en dietética

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Según la OMS los alimentos transgénicos son organismos a los que se les ha alterado su material genético en un modo que no ocurre de manera natural.

Por medio de la biotecnología hay alimentos a los que se les altera una parte de su ADN. Se les introduce un gen, que es una parte del ADN que contiene una proteína, para dotar a estos alimentos de características que en su composición original no poseen.

Los tipos de transgénicos vegetales son:

  • Los productores de pesticida frente a algún parasito como el Maíz BT. El maíz BT es un transgénico al que se le introdujo un gen con la proteína Cry, proveniente de unas bacterias llamadas Bacillus thuringiensis. Esta proteína es tóxica para las larvas y orugas que se alimentan de las hojas y los tallos del maíz.
  • Los resistentes a herbicidas como el maíz, soja y algodón genéticamente modificados para resistir al glisofato.
  • Los que tienen alguna propiedad nutritiva o comercial. De este tipo están las uvas sin pepitas o el arroz al que se le añaden tres genes nuevos, y así consiguen un arroz con más contenido en Vitamina A entre muchos ejemplos.

Los alimentos transgénicos más comunes son la soja, el algodón y el maíz. Los cultivos transgénicos han aumentado desde 1996 al 2016, de 1,7 a 185,7 millones de hectáreas, alcanzando el récord en el año 2017 con 190 hectáreas a nivel mundial.

El 33% de esta producción está en EEUU. India cultiva el 90% del algodón transgénico y España concentra el 95% del cultivo transgénico de Europa.

¿Cómo saber si un alimento es transgénico?

Hasta hace unos años no había ninguna legislación de etiquetado de los alimentos transgénicos. Hoy en día eso ha cambiado aunque las leyes creadas son demasiado permisivas.

En EEUU en 2016 se aprobó una ley de etiquetado obligatorio y el departamento de Agricultura aprobó el reglamento de implementación en diciembre del 2018. Se implementara en su totalidad a partir de  2022. La tasa de presencia accidental de OMG permitida en los productores es del 5%. Existe además el etiquetado “libre de OMG” de forma voluntaria.

En Europa etiquetado obligatorio de productos que contienen más de 0,9% de OMG por ingrediente. Hay cuatro excepciones: la restauración colectiva, los OGM ocultos, los productos de animales alimentados con OMG (huevos, leche, queso) y las técnicas de procesamiento como las enzimas que ayudan a hacer pan. En algunos países como Francia además tienen el etiquetado “libre de OMG” de forma voluntaria.

La mayoría de países de Centroamérica y Sudamérica no exigen el etiquetado de los productos transgénicos, siendo los más estrictos, Bolivia y Perú.

Y entonces, con una legislación de etiquetado tan laxa, como ciudadanos de a pie, ¿cómo podemos saber si un alimento es transgénico o no? Pues es difícil, pero los alimentos frescos como las verduras y las frutas llevan unas etiquetas con un código Price Look-up (PLU). Si el código es de 4 dígitos, quiere decir que ha sido cultivada de manera tradicional con pesticidas y fertilizantes químicos. Si son 5 dígitos y empiezan  por un 8, son genéticamente modificadas y cultivadas de manera tradicional. Si son 5 dígitos y empiezan por un 9 son cultivos orgánicos según los estándares internacionales.

Pros y contras de los alimentos transgénicos

Todo en la vida tiene pros y contras y los transgénicos no podían ser menos. Pasamos a enumarlos.

Pros:

  • Se utilizarán menos pesticidas para cultivas alimentos.
  • Se pueden crear especies más grandes con la posibilidad de alimentar a más personas.
  • Cultivos protegidos frente a virus e insectos.
  • Se pueden conseguir alimentos más resistentes, más duraderos y más nutritivos.
  • Se les podría añadir proteínas a los alimentos que nos protegieran de enfermedades.
  • Las plantas y los animales crecen más deprisa.

Contras:

  • Los alimentos transgénicos modificados para ser resistentes a los herbicidas incrementaron el uso total de herbicidas porque las malas hierbas se hacen resistentes a ellas.
  • EL monopolio de las semillas transgénicas están en manos de unas pocas empresas
  • Las semillas transgénicas obligan a los agricultores a plantar semillas nuevas cada año.
  • Los estudios que se han realizado han estado financiados por las mismas grandes empresas que venden las semillas transgénicas, con lo cual no tenemos claro las consecuencias que puede traer el consumo de estos alimentos a largo plazo.
  • Invasión de ecosistemas.
  • Obliga al agricultor al monocultivo de alimentos con las consecuencias que esto acarrea para la tierra.

¿Son los alimentos transgénicos la nueva revolución verde?

En los 60 se denominó revolución verde al incremento de la productividad agrícola en la siembra sobre todo de trigo, maíz y arroz con fertilizantes, plaguicidas y riego. Con la excusa de acabar con el hambre en el mundo se cambió el proceso de producción agrícola, sin tener en cuenta las consecuencias. Hoy en día sabemos que esos métodos, no solamente han empobrecido el suelo y por lo tanto los alimentos son nutricionalmente más pobres, sino,  que además nos han portado enfermedades crónicas en personas aparentemente sanas.

Hoy en día tenemos la polémica de los alimentos transgénicos. Los que están a favor nos lo venden como la solución al problema del hambre en el mundo y a mí me suena a revolución verde.

De momento no hay estudios concluyentes suficientes del peligro de los transgénicos, pero la mayoría de ellos han sido financiados por las mismas empresas que venden las semillas transgénicas. Esto quedó reflejado en un estudio que se realizó en Portugal por la universidad de Oporto en Food policy (1). Se observó que en la mayoría de los artículos que se publicaban de los alimentos transgénicos, había conflictos de interés tanto en el ámbito económico como profesional.

En septiembre del 2012 se publicó en Food and Chemical Toxicology el estudio de Séralini (2) que había realizado con ratas, a las que había alimentado con maíz GM. Se encontraron en estas ratas daños severos en el hígado y el riñón con una alta tasa de de tumores de gran tamaño. El estudio fue rechazado por los científicos pro-GMO en USA, pero también en la Unión Europea. En 2014 se ha republicado este estudio por enviromental Sciencies Europe (3), con un añadido en el que se describen los esfuerzos de los lobbies de parar la publicación inicial.

Otro estudio de Universidad de Quebec publicado en 2010 por Reproductive Toxicology (4) nos muestra los efectos de los transgénicos en las mujeres embarazadas y en los fetos.

Historias relacionadas con los alimentos transgénicos

  • 1Se intentó cruzar un gen del cacahuete del Brasil con la soja pero se dieron cuenta que ésta comenzó a provocar alergias. No se tuvo que lamentar ningún daño colateral ya que se detecto en el laboratorio y no se puso a la venta.
  • Otro caso famoso fue el del maíz starling. Starling fue creada por Aventis, empresa competidora de Monsanto. En un principio estaba diseñado para los desayunos de los norteamericanos, era como un maíz cualquiera, salvo por una toxina que se le había introducido llamada Cray 9C. Starling finalmente solo fue aprobada para uso animal. Pero Aventis quiso hacer más pruebas y  siguió adelante con las ventas indicando a los ganaderos que era para uso exclusivo animal. Los amigos de la tierra (una ONG ecologista) investigaron el tema y vieron que algunos agricultores no separaban el maíz convencional del Cry 9C. Con estas sospechas, fueron a un supermercado y analizaron más de 20 productos diferentes que contenían maíz. Todos dieron positivo en Cray 9C. Finalmente se retiró de la venta, pero demasiado tarde  ya que se había expandido por todo el mundo. Se encontraron trazas del Cry 9C en productos en Japón.
  • También fue sonada la historia del agricultor al que Monsanto denunció por un uso de transgénicos que no había pagado. Resulta que el agricultor tenía un campo de cosecha tradicional muy cerca de una cosecha de transgénicos. Un día de mucho viento el polen voló y cayó sobre su cosecha. Cuando vinieron los inspectores de Monsanto y analizaron la cosecha, tenía trazas de transgénicos y como tienen la patente el agricultor fue denunciado.
  • Monsanto ya ha perdido varios juicios y ha tenido que pagar indemnizaciones millonarias a afectados de cáncer por consumir transgénicos.
  • Los transgénicos están en manos de unas pocas empresas, las mismas que antes te vendían los pesticidas y herbicidas. Monsanto, una empresa conocida por todos, que ahora ha comprado la Bayer, es la que maneja los hilos de todo. Te venden las semillas, además de obligarte a comprar todos los complementos necesarios. Estas semillas transgénicas han de ser renovadas cada año ya que Monsanto no permite que los agricultores se queden con semillas, con lo cual les obliga a comprar año tras año semillas. Si alguien se quiere salir del sistema y plantar semillas tradicionales, reciben la visita de un inspector de Monsanto, que analiza la tierra en busca de trazas de transgénicos. Obviamente las encontrarán porque es imposible que el suelo se limpie en tan poco tiempo, con lo cual Monsanto denuncia a esos agricultores por utilizar semillas patentadas por ellos y pierden sus tierras.

Sabemos que la agricultura no estaba en la naturaleza, sino que fue una evolución del hombre y es por eso que debemos alterar el ciclo lo mínimo posible. Después de ver documentales y leer sobre el tema yo me decanto por una agricultura tradicional libre de pesticidas y de semillas transgénicas, porque no solo afectan a la salud, sino también al entorno. Las poderosas empresas de transgénicos se han alzado como los grandes terratenientes oprimiendo al agricultor hasta tal extremo que nos traslada a  épocas pasadas. O trabajas como yo digo o no trabajas. Así que por salud, por la libertad agraria y  por desempoderar a los lobbies digo NO a los alimentos transgénicos. Y, tú, ¿qué dices?

Webgrafia

1- https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0306919210001302?via%3Dihub

2 – https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22999595

3 – https://enveurope.springeropen.com/articles/10.1186/s12302-014-0014-5

4 – https://www.usherbrooke.ca/gnec/pj/Article%20paru%20dans%20Reproductive%20Toxicology%20(document%20PDF).pdf

https://www.salvalaselva.org/peticion/951/rechazo-los-transgenicos-y-digo-no-a-monsanto

http://www.monsantoglobal.com/global/ar/productos/pages/cultivos-gm.aspx

https://granmisterio.org/2013/07/10/aprende-a-identificar-alimentos-transgenicos-por-su-codigo/

http://www.observatorio-omg.org/blog/mapa-¿qué-pa%C3%ADses-obligan-etiquetar-los-productos-transgénicos

https://www.infogm.org/-etiquetage-transparence-information-du-public-sur-les-OGM-?lang=fr

https://elpais.com/diario/2000/09/28/sociedad/970092005_850215.html

 

Videografia

https://www.youtube.com/watch?v=beq-tgdBZnY&t=1514s

https://www.youtube.com/watch?v=ynyB2fNn8kQ

4.5
11

Valoración

4.5
11



Anterior artículo »
Siguiente artículo »

Suscripción gratuita

Recibe gratuitamente nuestro boletín mensual con las últimas novedades