Consejos para conseguir un ahorro energético en la cocina

Consejos para conseguir un ahorro energético en la cocina

Con seguir unos sencillos consejos y modificar algunos hábitos, podemos conseguir un importante ahorro energetico en nuestra cocina y resto del hogar.

Consejos para conseguir un ahorro energético en la cocina

La cocina es el lugar dónde más electrodomésticos tenemos y, por eso mismo, es donde más energía del hogar solemos gastar.

Hay gran cantidad de electrodomésticos que usamos a diario, el microondas, la nevera, el congelador, el lavavajillas, la tostadora, la lavadora, la secadora, el horno, la batidora, la plancha… Y por ello vamos a recomendar unos trucos para conseguir ahorrar a nivel energético en la cocina.

Ahorro energético en la cocina a través del buen uso de los electrodomésticos

  • Lo primero que debemos hacer es mirar las tarifas de la compañía que tengamos contratada ya que según nuestro horario de trabajo y ritmo de vida nos beneficiara más una u otra.
    El plan más habitual es tener una tarifa en invierno que sea de 22:00 a 12:00 h y en verano de 23:00 a 13:00h ¿Qué no debemos olvidar? Que el resto del tiempo los electrodomésticos que usemos nos van a "inflar" bastante la factura, por lo tanto, debemos conectar todo lo que podamos en ese horario. Por ejemplo: El lavavajillas ponerlo de noche, la lavadora se puede poner a primera hora de la mañana…
  • Invertir más en un principio para ahorrar más el resto de "vida" del electrodoméstico, es decir, a la hora de comprarlo debemos tener en cuenta que tenga la etiqueta A+++. Los electrodomésticos tipo A o A+ son más caros, pero nos harán ahorrar más durante su uso y además contaminaremos menos el planeta.
  • Podemos "ayudar" a nuestra nevera con los siguientes puntos:
  • Refrigerar los alimentos sólo cuando se hayan enfriado y no meterlos nunca calientes.
  • Colocarla alejada de cualquier fuente de calor, por ejemplo, el horno.
  • Adaptarla al clima. En invierno cuando desciendan las temperaturas se puede aumentar un poco la de la nevera y en verano cuando vuelva a hacer calor se vuelve a descender un poco la temperatura. Cabe recordar que la temperatura de la nevera debe estar entre 3 y 5 grados centígrados y la del congelador entre -18 y -15.
  • Evitar abrir el horno durante la cocción de alimentos porque se pierde una cantidad de calor considerable (20%) y se deberá recuperar con más consumo de energía.
  • El microondas gasta un 70% menos de energía que un horno convencional. Cuando la receta te lo permita, úsalo.
  • Cocinar los alimentos cortados lo más pequeños posible hará que disminuya el tiempo de cocción.
  • Utilizar el fogón adecuado para cada sartén, olla, … debido a que, si usas una hornalla grande para una sartén o cazuela pequeña, perderás gas.
  • Dejar el fuego apagado los últimos minutos de cocción ya que se mantiene el calor y podemos ahorrar más.
  • Usar la lavadora, secadora y lavavajillas con la carga completa.
  • Desenchufar los electrodomésticos que no usemos, por ejemplo, la tostadora.
  • Siempre que puedas tapa las cacerolas, dado que, al dejar estas descubiertas, el calor se pierde más rápido.
  • Usa la cantidad exacta de agua cuando vayas a hervir los alimentos, ya que cuanta más agua utilices, más cantidad de energía gastarás.
  • Usa una olla que sea a presión así se reducirá el tiempo de cocción y a su vez podrás ahorrar más energía en la cocina.
  • Cuando vayamos utilizar el horno debemos intentar aprovechar al máximo su capacidad cocinando el mayor número posible de alimentos de una sola vez.
  • Para los horneados de más de una hora, no es necesario precalentar el horno.


Valoración

Ahorro energético en la cocina
4 (80%) 2 votes
Cristina Mur García
Soy una chica de 26 años, alegre, viajera, melómana, amante de la naturaleza y defensora de los derechos humanos.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »