Beneficios del Yoguilates

Beneficios del Yoguilates

El yoguilates nace de la unión de una práctica milenaria como el yoga, y el método “de moda” para tonificar y recuperar tono muscular como es el Pilates.

3303499

El Yoguilates

Hoy en día, raro es el gimnasio que se precie dónde no encontremos entre las actividades dirigidas el Yoguilates. Esa combinación, que parece perfecta, entre una práctica y filosofía de vida que nació en la India hace más de dos mil años, con un método basado en una serie de ejercicios creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20, para mejorar la enfermedad que éste padecía.

¿En qué se basa el Yoguilates?

Lo que se pretende con el Yoguilates es la obtención de los beneficios de las dos disciplinas en una misma sesión. Sin embargo, a mi parecer, hay cosas cuestionables.

Cosas en común que tienen el Yoga y el Pilates

  • Tanto en el Pilates como en la práctica física del Yoga encontramos que la mayoría de ejercicios o posturas se basan en estiramientos de una zona.
  • El Yoga y el Pilates busca la fuerza “del centro”. Reforzar la zona del abdomen es algo muy importante, tanto para la práctica de deportes como para la vida diaria.
  • En ambos, el movimiento se trabaja con la respiración.
  • Los dos nos acercan a una mayor consciencia corporal.
  • Ambas prácticas reducen los niveles de estrés.

Diferencias entre ambos

  • La respiración, en el Pilates es como la del Yoguilates: se inhala por la nariz y se exhala por la boca. En el Yoga, la inspiración y espiración es siempre por la nariz (a excepción de algún Pranayama o algo puntual), ya que la filosofía hindú dice que “la boca sirve para comer”.
  • Al final de la práctica de Yoga se realiza el savasana o relax final, muy beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente. Se dice que 10 minutos de savasana para el organismo puede ser tan reparador o más como una siesta. En el Pilates no hay este relax final.
  • El trabajo personal en el Yoga suele ser mayor que en el Pilates. Normalmente, el Pilates es más “corpóreo”.
  • En el Pilates se pueden utilizar máquinas, pelotas de goma, etc., en el Yoga no se utilizan máquinas ni pelotas, aunque podemos ayudarnos de cinturones, mantas, bloques, pared, etc.
  • La finalidad más buscada del Pilates es más corrección postural y estética. En el Yoga se hace un trabajo algo más sutil.

¿En qué nos puede ayudar el Yoguilates?

  • Corregir la postura corporal. Gracias a las técnicas de colocación del cuerpo, nos ayuda a ir adoptando una mejor postura corporal. Ello es más importante para la salud de lo que mucha gente cree, ya que si tu cuerpo va adoptando malas posturas ello, a la larga, puede originar, incluso, patologías.
  • El Yoguilates mejora de la respiración y capacidad postural.
  • Disminución del estrés.
  • Aumenta la concentración.
  • Tonificación corporal.

Su origen

El Yoguilates, propiamente dicho, fue “creado” por Jonathan Urla en 1997. Urla, instructor certificado en Pilates, Salud y Fitness creyó que la unión del Yoga y el Pilates sería una óptima combinación para conseguir una buena salud, a la vez que una buena forma física.

Comentario Final

En realidad, a la hora de la búsqueda de una actividad que nos resulte buena para la salud y la forma física deben tenerse en cuenta diversos factores. Nadie es igual que nadie, así como cada cuerpo es diferente, por ello, cada uno debería escuchar su cuerpo y comprobar lo que a él le funciona en ese momento de su vida.

Por ejemplo, a pesar de que la meditación es realmente buena para el organismo, si padeces de depresión o enfermedad mental no es recomendable.

En este caso, sería mucho mejor, por ejemplo, apuntarse a clases de baile o salir a pasear.

Personalmente, me decanto más por el Yoga, porque creo que “toca más” el desarrollo personal, siendo una práctica más completa.

Otra cosa es que el Yoga puede hacerlo todo el mundo (por supuesto, con adaptaciones y variaciones de práctica), pero el Yoguilates no.

Yo misma, cuando me esguincé el sacro (después de estar una temporada sin poder moverme), empecé con la rehabilitación y podía realizar mini-secuencias suaves de Yoga, pero el Yoguilates me era imposible, porque precisamente toda la clase (que yo probé) se basaba en estar apoyado en la zona que tenía resentida, subiendo y bajando el cuerpo activando el abdomen.



Valoración

picture-1212.jpg
Mahashakti Estela Martinez
Instructora de Yoga, profesora de Raks el Shark e instructora de Zumba. Compagino todo ello con mi trabajo en una empresa de salud.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »