XII - El Colgado

XII - El Colgado

El Colgado representa el sufrimiento interior, la lucha que estremece las creencias y vivencias del sujeto, el sacrificio del que no desea herir a nadie.

ahorcado

XII – El Colgado: ideas claves

  • Arquetipo: la prueba.
  • Lección: aceptar hacer un sacrificio. Producir cambios en nosotros mismos. El llamado interior.
  • Meta: apostolado, cumplir una misión. Crecimiento interno.
  • Disposición psico-emocional: prueba de paciencia. Aparente inactividad. Ejercicio de humildad. Sabiduría alcanzada tras las pruebas.

Principio

el ahorcado

El Colgado actúa como un péndulo que no se mantiene de un lado ni del otro, busca su equilibrio en movimientos sucesivos hasta llegar al centro. El Colgado aprende que los mundos internos existen y entonces se vuelve hacia adentro, un destello de revelación le hace invertir sus valores materiales por los espirituales; aprende a sacrificar algo por el logro de metas.

Como situación

Todo parece estar detenido, aunque sea sólo en apariencia. Se trata de una prueba para tomar consciencia de que, dentro de un supuesto estancamiento, algo se está gestando.

En realidad nunca estamos “detenidos”, siempre hay algo en movimiento aunque sea imperceptible. Puedes aprovechar la aparente imposibilidad de acción, la aparente inmovilización, para reflexionar y planificar. No hay mejor momento para hacerlo. Al detenernos, pensamos y vemos mejor.

Cuando concluya este período que percibes como infértil, de interrupción y de espera, habrás decidido qué hacer. Ahora sientes que tienes que sacrificar algo para lograr un fin largamente esperado. Entonces, el sacrificio deja de serlo, se convierte en un esfuerzo que te da satisfacciones.

Como persona

Las circunstancias le impiden actuar, pero no pueden impedirle organizar su mente, comprender y crecer internamente con la experiencia. Se encuentra bajo el influjo de una prueba o debe hacer un sacrificio. Puede parecer estancada o detenida, pero internamente hay mucha actividad: mental, espiritual.

Si esta energía está mal canalizada

Te sientes detenido ante los acontecimientos. Crees estar atrapado y dependiente o has quedado “en suspenso”, sin respuesta. Todo pareciera estar en tu contra, pero quizá lo que te atrapa son tus propios esquemas mentales limitantes, más que los bloqueos externos. Cambia tus estrategias.

Al manejar erróneamente el arquetipo de “La prueba”, pasas a ser “la víctima”. ¿Hasta qué punto vives la vida de otros, los sueños y los valores de otros? ¿Para “vivir en paz” con los demás has perdido tu paz interior?

No sacrifiques más de lo justo y necesario. No des más de lo que recibes, no seas víctima de las manipulaciones. Pero observa si esa actitud de víctima es para manipular a los demás, consciente o inconscientemente. Si es así eludes la realidad, echas la culpa a los demás asumiendo el papel de mártir; estrategia que te separa del mundo y te aleja cada vez más de la felicidad.

Comienza por cambiar tu visión del mundo y de ti mismo. Nada puedes hacer mientras no creas realmente en ti. Sal de la comodidad y la pasividad. Cambia los esquemas mentales que te mantienen detenido, sé proactivo, no reactivo.

¿Qué hacer?

Busca una tregua. Trata de comprender la situación, de ver las cosas de otra manera. Es útil la no acción. Esperar que las circunstancias te muestren el bien detrás del aparente problema. Ámate y concédete el premio que mereces. A veces no se trata de nada demasiado lujoso o difícil de obtener. Las dificultades están en tu propio autoconcepto y autoestima.

Mensaje – Consejo

En ocasiones es necesario detenerse para evaluar lo realizado y decidir qué hacer después. Cuando debemos hacer un alto y no lo entendemos así, las circunstancias se ordenan de tal manera que nos obligan a parar. El estar en “suspenso” nos ayuda a ver la vida desde otro ángulo y con mayor serenidad. A veces las cosas son completamente al revés de cómo las percibimos o queremos que sean.

Tras un período de análisis, de espera a que las cosas avancen, un obstáculo se puede convertir en ventaja. Un freno o una interrupción, vistos positivamente, se transforman en receso, tregua, tiempo de recuperación. Para el ser evolucionado no hay tiempo perdido.

Afirmación

Acepto la espera mientras sea inevitable, aprovecho las pruebas que me impiden actuar para crecer internamente. Reconozco la necesidad de ver las cosas de otra manera. Igualmente, reconozco la complementariedad humana, todos necesitamos de alguien, alguien necesita de mí.

Ahora me esfuerzo por cuidarme y protegerme, sabiendo poner límites sin causar dolor. Reconozco cuánto valgo y me quiero tal cual soy, porque entre otras cosas, soy perfectible.



Relacionados

  • XIV – La TemplanzaXIV – La Templanza La Templanza simboliza continuidad entre el pasado, el presente y el futuro y […]
  • XVIII – La LunaXVIII – La Luna Esta carta, la Luna es profundamente simbólica, aunque siempre en forma negativa, cambia […]
  • Rotura fibrilarRotura fibrilar Una rotura fibrilar puede producirse en cualquier ámbito, estemos trabajando, haciendo […]
  • XV – El DiabloXV – El Diablo El Diablo no es sólo el mal, sino que la tradición más bien lo ha relacionado con la […]

Valoración

picture-1008.jpg
Marinela Ramírez
Terapeuta Holística, Directora Fundadora de la Escuela Superior de Tarot, Profesora de Tarot, Runas y Oráculo de la Sibila, Columnista y escritora.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »