X - La Rueda de la Fortuna, ideas claves

X - La Rueda de la Fortuna, ideas claves

La Rueda de Fortuna es el símbolo de la totalidad, que a pesar de su movimiento constante, no cambia. La rueda gira en medio de una vorágine de energía.

6116728

X – La Rueda de la Fortuna, ideas claves

  • Arquetipo: totalidad en movimiento. Ciclos.
  • Lección: ciclos que se repiten. Fluir con los cambios. Adaptarse a nuevas circunstancias. Detenerse cuando es necesario y actuar cuando es preciso.
  • Meta: cambio y movimiento. Evolucionar hacia estados superiores.
  • Disposición psico-emocional: apertura a los aprendizajes, evolución interior, sintonizarse con los altibajos de la vida para fluir con ellos. Cierre de ciclos.

Principio

la rueda de la fortuna

Es símbolo de existencia, de devenir de acontecimientos. El girar de la rueda marca nuestras vivencias, los ciclos de nuestra existencia. Todo se mueve, gira y cambia, a veces ese cambio es placentero y deseable, otras veces no. En todo caso, el cambio evolutivo es progreso.

Como situación

El cambio es permanente y lo único seguro. Adaptarse a él es inteligente y reduce el sufrimiento. La Rueda marca un ciclo de cambios favorables, aunque repentinos. No permitas que ello te intimide. Las especies que sobrevivieron en el planeta lo hicieron gracias a su adaptabilidad. Acepta y adáptate a los cambios que irrumpen en tu vida.

La situación te obliga a evaluar tus recursos y tus capacidades; te exige reenfocar tus metas, fluir con los tiempos, conservando tus principios éticos y valores. Ahora cambia tu rutina, da paso a lo nuevo para que puedas alcanzar el éxito. Recuerda, la vida implica que, llegado el momento habrá que hacer nuevos cambios, ciclos qué cerrar y nuevos ciclos por abrir.

Como persona

Eres alguien que evoluciona, no se detiene y saca el mejor provecho de los cambios, incluso de aquellos que desconciertan e intimidan a otros. Te adaptas, creces con los cambios, pues sabes adecuarte para superarte y mantenerte activo (a) Es un período de cambios favorables. Acepta las circunstancias y avanza con la novedad, los diferentes espacios, circunstancias y personas que llegan a tu vida.

Si a pesar de vivir grandes cambios sientes que te encuentras repitiendo una situación del pasado, analiza qué has hecho para reproducir este escenario o atraer personas que creías superadas. No te sientas culpable, pero reconoce tu responsabilidad, lo que no aprendiste (pues repites “la lección”), un “maestro” del pasado u otro similar. La respuesta está a nivel inconsciente, de manera que requieres de un análisis profundo y sincero para llegar a ella.

Si esta energía está mal canalizada

Los cambios se precipitan y no dan tiempo para decidir qué hacer. Sientes que una fuerza adversa arruina tus planes, quitándote poder y control. Que las circunstancias no están a tu favor y pierdes en esta coyuntura. Recuerda que perder una batalla no es perder la guerra.

Toma el aprendizaje de esta experiencia, diseña nuevas estrategias de acción y sigue adelante. Una caída nos enseña dónde hicimos un mal movimiento y eso es un dato valioso para el futuro. Si es necesario renunciar y apartarse, es mejor hacerlo en armonía. Esto no significa estar derrotado: es sólo una estrategia.

¿Qué hacer?

Comienza por cerrar ciclos para poder iniciar el nuevo que se anuncia: bota (tira) lo que ya no es útil, devuelve lo que no te pertenece, paga tus deudas, cumple tus promesas, termina aquello que comenzaste, revisa y realiza aquello que quedó pendiente. Pon orden y renueva tu vida y tu entorno. Comienza con tu ambiente más inmediato, luego extiéndete. Verás como se organiza tu vida y logras salir adelante.

Mensaje – Consejo

Todo en la vida tiene sus ciclos. A veces estamos arriba, a veces abajo; vamos rotando, cambiando, creciendo, aprendiendo. Ten presente las palabras del Buda “el cambio es lo único permanente”. En los altibajos de la vida a veces nos toca perder, quedar fuera o caer.

Cuando reconocemos que se inicia una caída, nos preparamos para ella y facilitamos el proceso sin causarnos daños mayores. Cuando somos pesimistas nos cerramos a la vida y a las oportunidades que nos brinda. Cuando somos exageradamente optimistas y creemos que ya tenemos todo lo que necesitábamos, solo convocamos la desilusión.

Afirmación

Fluyo con los cambios que, aunque incómodos, son mis mejores recursos de aprendizaje. Acepto que algo termine para dar inicio a un nuevo ciclo. La vida es una aventura eternamente renovada. Nacer, crecer, morir, renacer… la vida no se detiene y yo fluyo con ella. Me adapto a las circunstancias y saco el mejor provecho de cuanto genero en mi vida.

Lo que hoy se perfila como una amenaza, puede ser un impuso invalorable para mi evolución. Adecuo mi mente y mis acciones a los cambios que se producen en mi vida. He allí la clave de la felicidad.



Relacionados

  • XXI – El MundoXXI – El Mundo El Mundo es el último de los arcanos mayores, cierra el circulo que empezó "El Loco"; la […]
  • XVII – La EstrellaXVII – La Estrella La Estrella representa el destino, momento de la verdad, donde se obtendrá aquello que […]
  • I – El MagoI – El Mago El Mago representado por Mercurio, manifiesta la inteligencia creativa y practica que […]
  • XIII – La MuerteXIII – La Muerte La Muerte nos habla de polaridad, pero su manera de mostrarla es muy particular y sutil. […]

Valoración

picture-1008.jpg
Marinela Ramírez
Terapeuta Holística, Directora Fundadora de la Escuela Superior de Tarot, Profesora de Tarot, Runas y Oráculo de la Sibila, Columnista y escritora.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »