Beneficios de la vitamina K o Fitomenadiona

Beneficios de la vitamina K o Fitomenadiona

La vitamina K tiene muchas propiedades pero destaca por su acción preventiva de las hemorragias internas y el cuidado de los huesos.

1213737

En este artículo vamos a hablar de los múltiples beneficios de la vitamina K o Fitomenadiona. Existen 3 clases de vitamina K: K1, K2 y K3. Al igual que las vitaminas anteriores (A, D y E), la vitamina K necesita de la absorción de grasas y bilis para ser correctamente absorbida. Se almacena por poco tiempo en el hígado y se excreta rápidamente.

Tanto los ácidos y antioxidantes como la luz y los rayos ultravioletas, destruyen a la vitamina K. Sin embargo resiste a la cocción y al almacenamiento.

Beneficios de la vitamina K o Fitomenadiona

Uno de los principales beneficios de la vitamina K es que es muy útil para la coagulación de la sangre. Su acción previene las hemorragias internas.

Por otro lado, colabora en el metabolismo de los huesos. Cuando el calcio se une a otra proteína, la vitamina K influye según sus niveles en la coagulación, mineralización y en la reabsorción de calcio por el riñón.

En los tratamientos de osteoporosis se puede añadir vitamina K ya que es de gran ayuda a la hora de mantener la salud ósea.

También se cree que otro de los beneficios de la vitamina K consiste en su capacidad para combatir la arteroesclorisis.

Síntomas carenciales de la vitamina K

No suele ser normal la carencia de vitamina K salvo en recién nacidos, ya que no hay síntesis bacteriana en el intestino y no posee reserva hepática, o en personas que no tienen una buena absorción intestinal de grasas, una insuficiencia biliar o una mala utilización hepática. El déficit se mide por el nivel de protrombina en sangre ya que depende exclusivamente de la vitamina K.

El consumo de algunos antibióticos (como anticoagulantes y antiepilépticos), sulfamidas y fármacos provocan la inhibición de la vitamina K. Los síntomas son las hemorragias internas y externas y la fragilidad capilar con manchas rojas. A largo plazo podemos ver problemas como abortos, diarreas y alteraciones óseas.

Donde encontramos la vitamina K (en mg por cada 100 g)

  • Los alimentos más ricos en vitamina K o Fitomenadiona son el chucrut (1500) y la alfalfa germinada.
  • Las pipas de girasol y el germen de trigo (350) son una buena fuente, así también como las verduras de hojas verdes como la lechuga (200), espinacas (360), col (125) y coliflor (300).
  • De las fuentes animales, los hígados (150 – 300) contienen gran cantidad.
  • Aceite de girasol (500) y de maíz (50).
  • Carnes como cordero, ternera y pollo (200 – 300).

Consejos para una mejor asimilación

Aunque en algunos países las autoridades sanitarias no han establecido una cantidad mínima recomendada de vitamina K o Fitomenadiona, en países como Suiza, Alemania o Austria sí lo han hecho, recomendando consumir unos 70 mcg al día para los hombres y unos 60 mcg al día para las mujeres.

Se recomienda consumir bastante cantidad de vitamina K en caso de obstrucción de la vesícula biliar, en sobredosis de anticoagulantes, cáncer y alcoholismo.



Valoración

MaloRegularBuenoMuy buenoGenial (7 votos, promedio: 4,43 de 5)
picture-1277.jpg
Aarón García
Me gusta la practica deportiva y la medicina natural.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »