Beneficios de la vitamina C para la piel

Beneficios de la vitamina C para la piel

Conocemos los efectos beneficiosos de la antioxidante vitamina C para la piel y cómo podemos usarla para aprovechar todas sus posibilidades saludables.

59155174

Cada vez son más los estudios que corroboran el importante papel que juegan las vitaminas en la salud. Ni que decir tiene que también pueden ayudarnos a cuidar nuestro aspecto aumentando su atractivo.

La vitamina C para la piel

En este ámbito nos encontramos la vitamina C. La gran mayoría de los animales y plantas pueden sintetizarla por sí mismos, pero no es ese nuestro caso. Sin embargo, debido a que somos capaces de absorberla en la dieta habitual en las cantidades necesarias, no notamos excesivamente dicha carencia. Es, junto con la vitamina E y K, la que mayores propiedades antioxidantes se le conoce.

Además, al ser hidrosoluble, el posible exceso de esta sustancia es eliminada por nuestro cuerpo en apenas cuatro horas. Precisamente por esta cualidad te aconsejamos que, para notar efectivamente los efectos positivos de la vitamina C para la piel, la uses de forma tópica. Está demostrado que, aplicada directamente sobre el cutis, sus efectos se multiplican por treinta.

Beneficios de la vitamina C para la piel

Tienen que ver con sus dos cualidades más importantes: 1) sus propiedades antioxidantes y 2) su rol en la producción del colágeno. Ambas no pueden considerarse de forma separada, ya que actúan en sinergia.

1.- Propiedades antioxidantes:
Palia y previene el envejecimiento. Es decir, mejora el aspecto de arrugas y demás signos de la edad. Esto es así porque protege de los radicales libres, crea una pantalla de protección contra los posibles daños de los rayos UV y consigue proteger el ADN de las células del daño causado por sol.

Por otra parte, produce más luminosidad. Esa protección evita y palia los daños producidos por el sol, como la hiperpigmentación y la despigmentación.

2.- Estimulación del colágeno:
El colágeno es, junto con la elastina, una de las proteínas responsables de la tersura y firmeza del cutis. Debido a las agresiones externas se rompe su cadena de ADN provocando daños visibles en el rostro. En estrecha relación con esta función, encontramos que este nutriente esencial ayuda a la creación y recomposición del tejido conectivo. Esto es, las células necesitan de la ayuda de esta vitamina para poder unirse entre sí. El buen estado del tejido conectivo hace que nuestro cutis luzca más terso.

Por otra parte, se han demostrado sus beneficios para el sistema inmune. El mayor órgano es la piel, que es, al fin de cuentas, una hermosa barrera que nos protege de agresiones externas. Por tanto, la vitamina C para la piel ejerce una función imprescindible.

La vitamina C para la piel y el control de las manchas

Las manchas son una hiperpigmentación debidas a un daño en nuestra dermis, que es la capa más profunda de la piel. Ese efecto se produce por la sobreexposición a rayos UVA, sobre todo.

Es doble la acción de esta sustancia cuando luchamos contra las manchas. Por un lado, protege la piel y evita que el daño no se extienda. Por el otro, el cutis tiene lo que se denomina “memoria”. Así, si la zona manchada sigue exponiéndose al daño solar, aumentará esa hiperpigmentación. En este sentido, la vitamina C es el perfecto compañero del peeling, ya que consigue recuperar la piel mejor tras estos tratamientos, efectivos contra las manchas.

Pero, recuerda que debemos cuidar que nuestra dieta sea rica en micronutrientes de todo tipo. Hoy hemos estudiado la importancia de la vitamina C para la piel.



Relacionados

Valoración

Vitamina C para la piel
Candela Vizcaíno
4 (80%) 1 vote
picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »