Utensilios de aluminio en la cocina

Utensilios de aluminio en la cocina

El aluminio se usa en la cocina desde el siglo XIX, y ha sido muy popular, pero, ¿realmente es recomendable utilizar utensilios de aluminio en la cocina?

utensilios-aluminio

Utensilios de aluminio en la cocina

Las personas utilizamos utensilios de aluminio en la cocina desde finales del siglo XIX, aunque las ventas se dispararon a mediados del siglo XX. El material se hizo muy popular gracias a su bajo coste y a la velocidad con la que se calienta.

Existen tres tipos de utensilios de aluminio:

  • Prensado: de todos es el más económico y el que primero se descarta debido al uso.
  • Fundido: es más adecuado para la cocina que el aluminio prensado ya que al ser más grueso y poroso retiene mejor el calor.
  • Anodizado: el aluminio anodizado es pasado por un proceso electroquímico. La comida no se pega en ellos y son resistentes a los arañazos.

Peligros del aluminio en la cocina

En este artículo voy a hablar de los inconvenientes que puede tener para la salud humana el hecho de usar utensilios de aluminio en la cocina.

El principal problema con el que podemos encontrarnos al hacer uso de ellos, es que el aluminio puede reaccionar con algunas comidas, sobretodo las que contienen componentes sean ácidos. De hecho, en muchos países el uso del aluminio en la cocina está totalmente prohibido ya que consideran que puede resultar tóxico.

Solo los utensilios hechos de aluminio anodizado han recibido un tratamiento especial que evita la corrosión y los sella evitando que el aluminio se incorpore a los alimentos y, por tanto, que podamos contaminarnos.

Algunos de los efectos de la contaminación derivada por el uso de utensilios de aluminio en la cocina son los siguientes:

  • Destruye la vitamina C. Según algunos estudios, los alimentos que se preparan en recipientes, sartenes y/o papel de aluminio, pierden parte de la vitamina C que contenían.
  • Atrapa el plomo. Si el agua del grifo contiene plomo, este se adhiere al aluminio y queda liberado cuando añadimos comidas o sustancias ácidas en el recipiente.
  • Estudios lo relacionan con el Alzheimer. Aunque su procedencia hasta hoy aún es desconocida, se han detectado cantidades de aluminio bastante elevadas en el cerebro de las personas que padecen Alzheimer. Se cree que el uso de utensilios de aluminio en la cocina pueden tener alguna relación con este hecho.

Fuentes de aluminio

Aunque a través de los utensilios de cocina ingerimos aluminio, éstos no son ni de lejos el origen del 100% del aluminio que “consumimos”. A continuación voy a nombrar algunas fuentes desde las nos llega este metal:

  • Como ya hemos dicho antes, los utensilios de aluminio de la cocina son unas de las fuentes mediante las que ingerimos aluminio.
  • Lo absorbemos por la piel ya que algunos desodorantes lo contienen.
  • Se encuentra en alimentos procesados.
  • También podemos encontrarlo en dentífricos.
  • Por su puesto, en los envoltorios de aluminio.
  • El aluminio forma parte de algunos de los medicamentos que ingerimos, sobretodo los antiácidos.
  • Lo encontramos, también, en los cigarrillos con filtro.


Valoración

picture-1277.jpg
Aarón García
Me gusta la practica deportiva y la medicina natural.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »