Tricomoniasis o vaginitis venérea, ¿qué es?

Tricomoniasis o vaginitis venérea, ¿qué es?

La Tricomoniasis o vaginitis venérea es una inflamación vaginal poco conocida y cuyas causas y tratamientos naturales veremos en este artículo.

10120398

¿Qué es la Tricomoniasis o vaginitis venérea?

La vaginitis en sí es una inflamación de la vagina que puede ser causada por cualquier pequeña infección fácilmente tratable, producida por virus, bacterias, productos químicos de cosméticos, etc.

La vaginitis entra dentro de las enfermedades de transmisión sexual ya que las relaciones sexuales también pueden ocasionarla, llamándose en este caso Tricomoniasis producida por el parásito Trichonomas Vaginalis.

El nombre de vaginitis no debe engañar, afecta tanto al hombre como a la mujer aunque éste no suele presentar síntomas pero repercute negativamente en su salud.

¿Cómo se contagia la Tricomoniasis?

La Tricomoniasis o vaginitis venérea se puede transmitir por contacto directo con los genitales masculinos o femeninos. Las relaciones sexuales tanto genitales, orales como anales, producen el contagio de la enfermedad igualmente.

Por tanto, hay que abstenerse de usar el método anal como prevención del contagio de la vaginitis, ya que es un error común.
La Tricomoniasis se puede contraer de hombre a mujer o de mujer a mujer. Es muy raro que se contagie de hombre a hombre.

Síntomas de la Tricomoniasis

Los síntomas de la vaginitis de transmisión sexual se presentan entre 5 y 28 días después del contagio.
Presenta diferente sintomatología en hombres y mujeres.

Síntomas de la vaginitis venérea en las mujeres

    (aunque algunas mujeres no los presenten)

  • Dolor, escozor y picor en la vagina.
  • Enrojecimiento de la vulva.
  • Pequeñas ulceraciones o manchas rojizas en la vulva.
  • Flujo abundante y mal oliente de color amarillento o verdoso.

Síntomas de la Tricomoniasis en los hombres
En los hombres es más común el no presentar síntomas pero son portadores igualmente de la enfermedad y su organismo sufre las consecuencias aunque la mayoría expulsa de forma natural el parásito en 14 días:

  • Secreción por el pene.
  • Molestias y ardor al orinar.
  • Eyaculación dolorosa.
  • Picazón en la urétere en el interior del pene.

Remedios naturales

El tratamiento de esta enfermedad de transmisión sexual ha de ser prescrito por el médico ya que no hay ningún tratamiento natural para curar la Tricomoniasis. Pero sí puede encontrar apoyo para acelerar su recuperación en algunos de estos remedios naturales a base de lavados en la zona.

Utilizar como hierbas antisépticas para lavados: la equinácea púrpura, la hierba de San Juan, hidrastia y llantén mayor fresco. Hacer un litro de infusión con estas plantas medicinales y lavar la zona. Se les puede añadir hierbas emolientes que ayuden a recuperar los tejidos, como por ejemplo hoja de consuelda o caléndula, que es además de emoliente, desinfectante.

Suplementos alimenticios para la Tricomoniasis

Añadir a la dieta vitamina A, C y Zinc, ya que potenciarán el sistema inmunológico debilitado por el parásito de vaginitis venérea:

  • Vitamina A: La vitamina A, además de un gran antioxidante, es fundamental en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Cuenta también con la cualidad de ser antibacteriana y regeneradora del cuerpo. Alimentos ricos en vitamina A: Fresa, plátano, piña, pera, calabaza, zanahoria, tomate, etc.
  • Vitamina C: La vitamina C es el otro excelente antioxidante que se refuerza con la vitamina A, complementándola en el fortalecimiento inmune. Alimentos ricos en vitamina C: Cítricos, mango, fresa, uva, pimiento, rábano, guisante, haba, soja, etc.
  • Zinc: El zinc compensa y vigoriza el sistema inmunológico y sirve de ayuda a la hora del organismo sintetizar la vitamina A. Alimentos ricos en zinc: Apio, berenjena, patata, anacardo, cacahuete, papayo, etc.

Nuestros consejos

Le recomendamos hacerse un análisis médico si sospecha haber contraído la Tricomoniasis o vaginitis venérea. No se diagnostique usted mismo por lo que pueda leer en este o cualquier artículo de Internet. Por ende, seguir el tratamiento indicado por el facultativo y luego apoyarse en los alternativos con el permiso de éste.

Por otro lado, si desea saber más sobre enfermedades de transmisión sexual y su tratamiento alternativo, en nuestra sección “Enfermedades venéreas” encontrará más información.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »