Consejos para tratar los trastornos veraniegos

Consejos para tratar los trastornos veraniegos

Algunos trastornos veraniegos típicos son las picaduras de insectos, hongos, golpes de calor, mareos, quemaduras solares, otitis, etc.

3565124

Quemaduras solares

Suelen ser uno de los trastornos veraniegos más frecuentes si no se toman las debidas precauciones y se aplica una protección solar adecuada.
Colocar sobre la zona compresas de agua fría para refrescar. Para calmar el dolor se puede recurrir a compresas de agua fría con azahar. A continuación hidratar muy bien la piel para evitar que se reseque.
El aceite de hipérico, la crema de caléndula o crema con Tepezcohuite son de gran ayuda ya que tienen propiedades antiinflamatorias, calmantes y cicatrizantes.

Picaduras de insectos

En verano las picaduras insectos son habituales, te ofrecemos algunos consejos para aliviar las más comunes.

  • De mosquitos, arañas u hormigas basta con aplicar agua con vinagre o zumo de limón y después una crema de caléndula.
  • De avispas, tábanos, abejas… aplicar hielo, compresas de agua con amoniaco y crema con caléndula. En el caso de la abeja hay que extraer antes el aguijón con mucho cuidado.
  • De medusas, erizos… lavar la zona con agua salada, el agua dulce puede activar las células urticantes que no están abiertas, luego aplicar sobre la zona vinagre de manzana para calmar el picor.
  • Si se trata de erizos sacar la púa de inmediato con unas pinzas y aplicar alcohol o vinagre de manzana.

Golpes de calor

Los síntomas son muy variados somnolencia, palidez, fiebre, sed, mareos…
El mejor tratamiento para este trastorno veraniego es la rehidratación a base de una bebida que contenga electrolitos para reponer los minerales perdidos, agua azucarada, zumos de frutas, colas, infusiones, etc. Para bajar la temperatura corporal es conveniente remojar la cabeza y cuello con compresas mojada en agua fría.

Mareos y nauseas

La mejor forma de prevenirlo este trastorno veraniego es no leer mientras se está en marcha, mirar hacia delante fijando la vista en un punto lejano, respirar profundamente con la ventanilla abierta y sobre todo no tomar mucho líquido ni comidas pesadas. También resulta muy efectivo tomar antes del viaje una cucharadita de raíz de jengibre en polvo.
Presopuntura: presionar la membrana que hay entre los dedos índice y pulgar, con movimientos giratorios en sentido contrario a las agujas del reloj.

Conjuntivitis e irritación ocular

Alergia, cloro, algunos virus, sal del mar, alergia, exposición prolongada al sol… afectan a los ojos en verano, causando irritación, picor, lagrimeo, escozor…
Lavar los ojos con agua hervida y sal o con unas gotas de eufrasia. Usar gafas de sol.

Otitis

Son uno de los trastornos veraniegos más comunes debido a los baños en piscinas o mar, y los cambios bruscos de presión en los viajes en avión o coche.
Evitar bucear a más de un metro de profundidad. Después del baño lavar los oídos con agua y unas gotas de ácido acético (vinagre)
Tomar Harpagofito es una planta con propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Para aliviar el dolor momentáneo se puede echar dos gotas de aceite de gordolobo y aplicar compresas calientes.

Pie de atleta

Son hongos que se contagian con facilidad, suelen aparecer entre los dedos de los pies y abundan en las piscinas y las playas, por lo que debemos estremas las precauciones en verano.
Mantener el pie lo más seco posible, poner polvos de talco o arcilla blanca, hacer baños con agua y sal disminuye la sudación. También resulta eficaz aplicar alcohol yodado al 2%, aceite de árbol de té o extracto de pomelo.
Prevenir: mantener los pies bien secos y usar sandalias.

Diarrea

En verano es muy fácil sufrir diarrea, sobre todo cuando se viaja a otros países.

Qué hacer:

  • Beber mucha agua para evitar la deshidratación. El agua con azúcar puede ser un buen suero.
  • Tomar una dieta blanda a base de agua de arroz y de zanahorias para recuperar los electrolitos y minerales. Posteriormente arroz, plátano y yogur.
  • Es preciso tomar yogurt o complementos con lactobacilos para regenerar la flora intestinal y así evitar el crecimiento de bacterias que provocan enfermedades.

Cortes de digestión

Suelen producirse cuando el organismo sufre un cambio brusco de temperatura mientras realiza la digestión.
Qué hacer: tumbar a la persona a la sombra con los pies en alto y la cabeza hacia un lado por si vomita. Cuando le apetezca comer tomar dieta líquida a base de agua con azúcar o zumos.

Piernas cansadas e hinchadas

  • Hinchazón: el castaño de indias, gayuba y centella asiática reducen la hinchazón y mejora la circulación de los vasos.
  • Pesadez: rusco, vid roja y hamamelis alivian la sensación de pesadez y cansancio.
  • Ejercicios: caminar y colocar las piernas en alto en ángulo recto con el cuerpo mejoran la circulación de retorno.


Relacionados

  • Síntomas de insolaciónSíntomas de insolación Conocer los posibles síntomas de insolación nos ayudará a no minusvalorar el riesgo […]
  • Lunares en la pielLunares en la piel Los lunares en la piel son algo normal la mayoría no suponen un riego para la salud pero […]
  • Tratamiento del Herpes ZosterTratamiento del Herpes Zoster El herpes zoster es una infección vírica muy dolorosa. El tratamiento del herpes zoster […]
  • Eliminar verrugasEliminar verrugas Eliminar las verrugas no es tarea fácil. Los remedios naturales has sido usados desde la […]

Valoración

picture-1001.jpg
Almudena Reguero
Periodista especializada en temas de salud y terapias naturales.
Autora del libro "Mi hijo es hiperactivo y distraído", Bohodón Ediciones.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »