Alimentos que provocan toxinas emocionales

Alimentos que provocan toxinas emocionales

Muchas veces actuamos de formas que ni siquiera entendemos, sentimos ciertos malestares que no son enfermedades pero que impiden un buen rendimiento, esos altibajos, podrían ser “Toxinas Emocionales”.

61258878

Si me lo permiten, les voy a hablar de “Las Toxinas Emocionales” y tal vez les ayude a entender acontecimientos extraños en sus conductas o de alguien cercano.

Por extraño que parezca muchos de nosotros podemos tener sensibilidad a productos, substancias, alimentos e incluso materiales que nos inducen a tener reacciones en nuestras conductas y/o emociones, a veces leves y otras veces muy fuertes, extrañas en apariencia, y otras muy lastimosas para nuestra vida cotidiana.

Un ejemplo muy claro de alimentos que provocan toxinas emocionales

Lo van a entender mejor con este caso que les voy a contar. Una persona padecía una tremenda sensación de cansancio en algunas ocasiones que ella ya había identificado. Cuando tomaba huevos para almorzar, cosa bastante habitual en su dieta, le resultaba imposible seguir en pie y tenía la imperiosa necesidad de recostarse entre dos y tres horas y dormir.

Esto resulta, cuando menos, un poco extraño ya que esta comida que ella ingería tiene un alto valor proteínico que debería recargar sus pilas con una gran dosis de energía y no todo lo contrario: quedarse literalmente sin pilas.

Si tomaba los huevos en la cena le sucedía lo mismo, pero al ser por la noche achacaba la necesidad de ir a la cama al cansancio acumulado durante la jornada laboral.

En resumen, lo que a esta persona le sucedía es que los huevos resultan muy perjudiciales para su energía, son tóxicos para ella, le generan toxinas emocionales y en lugar de recargar su fuerza la dejaban literalmente fuera de combate.

La solución fue tan sencilla como cambiar los hábitos alimenticios y dejar los huevos fuera de su dieta. El cansancio, al desaparecer lo que provocaba las toxinas emocionales, desapareció.

Con frecuencia encontramos toxinas emocionales

Vamos encontrando cada vez más reacciones de todo tipo que desequilibran la energía y desatan malestares muy variados, como pueden ser: irritabilidad, nerviosismo, decaimiento, insomnio, dolores crónicos, hiperactividad, neblina mental, cambios de humor de la nada, problemas intestinales, sentirse abrumados, sentirse como borrachitos, y muchos más. Lo malo es que a veces se confunde con padecimientos de moda y rápidamente son medicados sin resultados perceptibles y a veces hasta sintiéndose peor.

Todo esto ha despertado mi interés por que en la Terapia de Campo Mental en la que me he especializado, las toxinas limitan el éxito de esta poderosa herramienta. Pero cuando dichas TOXINAS se neutralizan o eliminan del organismo, la TCM cumple los objetivos tan maravillosamente como siempre.

Se ha investigado por muchos médicos, nutricionistas, químicos, psicólogos entre otros por todo el mundo, es que esto es a nivel “energético” algo que hace muy poco se comprende y son como una especie de antesala a cualquier tipo de alergias.

Por experiencia propia con una de mis hijas que tenía una marcada hiperactividad y muchos otros síntomas extraños. Comencé a profundizar en el tema ya que por un problema de salud muy distinto a su comportamiento hubo que cambiar completamente su dieta.

Así lo hice, y el cambio de mi niña fue ESPECTACULAR tanto en casa como en la escuela. Y fue así que trabajando con un patólogo muy reconocido con quien combinábamos conocimientos para dar cursos y comenzamos a atender todo esto.

Al mismo tiempo se estableció una alianza con una organización sin ánimo de lucro contra el TDA/TDAH (trastorno de déficit de la atención con y sin hiperactividad) y Problemas del Desarrollo y Espectro Autista que a su vez es parte de un grupo interdisciplinario de científicos internacionales y un Laboratorio Clínico en Estados Unidos con pruebas que hoy día aún NO se manejan en muchos países.

Este tipo de medicina se le llama “Medicina Ambiental” y/o “Medicina Integrativa” y por fortuna cada vez son más los médicos y nutricionistas certificados en esto y muchos psicoterapeutas, educadores y papas capacitados para ello.

La diferencia médica desde lo emocional

Más allá de estas especialidades, en las que tenemos nombres y tratamientos específicos para esos padecimientos, muy exitosos por cierto, personalmente trabajo con toda clase de personas que no llegan a una problemática de esta magnitud, pero que simplemente les cuesta mucho trabajo funcionar a un porcentaje regular. La gran mayoría de las veces es tan simple como encontrar la toxina y eliminarla de nuestras vidas.

Aunque muchas veces hay que tratar en consulta particular la parte emocional que puede también ser un fuerte detonante, pero también, y cada vez más, en el área empresarial, académica, social y a todo aquel que le sea importante funcionar de forma ideal.

A mí por ejemplo me pasa con el trigo, que me induce a tal nivel de somnolencia que he decidido no tomarlo si no es por la noche.

Se puede confundir con padecimientos crónicos

Estos problemas de salud pueden confundirse con padecimientos crónicos o… que parecieran serlo.

Otro ejemplo muy contundente, el de un apersona con dolores matutinos crónicos e insomnio nocturno y cansancio o decaimiento de todo el día tan tremendos que le impedían funcionar para y con su familia.

Durante mucho tiempo consulto con diferentes especialistas, y solamente le enviaban medicamentos para aminorar el malestar pero no le solucionaban el problema. Estuvo así durante 14 años.

Esta persona seguía una dieta para bajar su peso asesorada por una excelente nutricionista. En la noche tenía que tomar para cenar un nutritivo y ligero sándwich aparentemente MUY INOFENSIVO de pechuga de pavo, queso desgrasado, mostaza, chilitos, jitomate y pan integral.

Usamos la Kinesiología que nos indicó que todo era perfecto para ella menos… la pechuga de pavo, de hecho cualquier tipo de embutido. Nos hizo caso a pesar de la gran confianza que sentía por su nutricionista, Le comente que para suplir la cantidad de proteína, aumentara la cantidad de queso que le era totalmente inofensivo y le sugerí aumentar lechuga (que al contener calcio ayuda a dormir mejor). ¿Y que se imaginan que paso al otro día…?

¡Para empezar durmió toda la noche, pudo despertar sola incluso antes que la alarma sonara, con cero dolores y con energía que mantuvo todo el día! Tal vez no sea necesario decirles como cambio su vida en general.

A decir verdad nunca tuve otra persona que fuera tan radical el cambio, pues aunque a muchos otros detectamos rápidamente la toxina se les complica mucho soltarla porque son neta y totalmente adictos a ella. Sobre todo si se trata de lácteos o trigo. Y no les gusta que les digamos que debemos tratarlos también como eso; una adicción. Pero por fortuna vamos avanzando.

Monitorearse es ideal

Si padecemos alguno de estos síntomas y no encontramos una explicación “lógica”, tal vez debemos empezar a fijarnos cuando se producen estas reacciones e intentar identificar y establecer relaciones entre ellas y los alimentos que hemos tomado. Debemos observarnos.



Relacionados

  • AutosabotajeAutosabotaje La Inversión Psicológica (IP) o autosabotaje, es padecido por todos en mayor o menor […]
  • Mejorar la AutoestimaMejorar la Autoestima Como mejorar la autoestima debería de ser una prioridad para la gente que siente que ha […]
  • Falta de autoestimaFalta de autoestima La falta de autoestima es un concepto muy tratado últimamente, pero ¿qué significado y […]
  • 2127755Encontrar trabajo Encontrar trabajo es, en ocasiones, una tarea difícil. Este artículo nos da algunos […]

Valoración

picture-954.jpg
Gabriela Ballesteros Castro
Consultor Emocional Integrativo.
Especialista en TFT en Español.
Entrenador Certificado TFT.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »