Tomar las riendas del cáncer de mama

Tomar las riendas del cáncer de mama

El cáncer es una muy buena oportunidad para cambiar tu forma de vivir, alimentarte y redescubrirte. Saca lo que tienes dentro, tus angustias, tus miedos etc.

269494

En Medicina Natural se suele decir que una enfermedad está muy relacionada con el “terreno” del organismo. Este se refiere a los líquidos orgánicos que recorren el cuerpo: sangre, linfa y líquidos intersticiales. Si el “terreno” se intoxica, seguro que nuestro sistema inmune estará debilitado y agotado, y se colapsaran los órganos emuntorios (hígado, intestino delgado y grueso, riñones, pulmones y la piel).

“Con fruta y verdura, la vida perdura”

Así, delante de esta situación se debe “nutrir” la sangre, depurar y restaurar la funcionalidad de los órganos emuntorios y recuperar la permeabilidad celular.

¿Cómo? Una buena manera es con una dieta vegetariana y cruda en mayor proporción, y por lo tanto, con abundante fibra. Evitar los alimentos refinados, los lácteos, el trigo y la soja; así como todos los transgénicos y el alcohol.

Al consumir abundantes cantidades de verduras, hortalizas y crucíferas, especialmente las de color verde y amarillo; y las frutas, como las granadas, los frutos del bosque y el aguacate; ayudamos a nuestro cuerpo a depurarse, remineralizarse y restaurarse.

Una buena manera de incluir estos alimentos es en forma de licuados o batidos verdes. Por ejemplo, el batido de 1 raíz de remolacha + 2 zanahorias + 1 manzana (en ayunas) resulta muy interesante.

Los aceites de semillas, especialmente recomendado el aceite de lino (siempre de 1ª presión) por ser un muy buen protector frente al cáncer de mama; los germinados, los frutos oleaginosos (sobre todo las almendras) y semillas de girasol, calabaza y sésamo son igual de importantes.

Imprescindible añadir hierbas aromáticas y especies en las comidas, especialmente el curry o la formula cúrcuma + pimienta negra (aumenta la absorción), por sus grandes propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y antioxidantes. También potenciar el polen de abeja (1cp/día), el propóleos, los hongos como el reishi y el shiitake y las algas (atención en hipertiroidismo).

¡Recuperemos los hábitos higiénicos saludables!

  • Caminando 30-60 min. cada día movilizamos el cuerpo y le damos fortaleza. Lo ideal sería cerca del mar y fuera de la contaminación de la ciudad. Observa la naturaleza, escucha sus sonidos, su música, sus olores.
  • Medita, relájate, estírate, desconecta. Puedes hacer Tai-chi, Qi Gong, yoga, meditación y respiraciones profundas.
  • Darte baños relajantes de sal marina (2 kg de sal no refinada en una bañera, una vez al a semana), escuchando música clásica o relajante.
  • Toma el sol cuando sus rayos no sean muy fuertes como en las primeras o últimas horas del día.

Pero lo más importante es: TU ACTITUD

Yo no sé qué te ha llevado a desarrollar un cáncer, pero antes que nada lo que realmente te hace falta en tu vida es un ¡cambio de actitud! ¡Nuevos objetivos! ¡Nuevos retos! Así que coge una libreta y escríbelos. Y ¡Date la posibilidad de cumplirlos! Creo que la mejor cura contra el cáncer es hallar un reto, un objetivo en el que focalizarte, encontrar un nuevo significado a tu vida. Y es que tú creas tu vida.

Te ayudará mucho observarte, encontrar y sentir qué errores has cometido, en tus decisiones y tus relaciones; hallar qué es lo que consideras importante en tu vida y ponerlo en práctica. No esperes a mañana, empieza hoy.

Saca lo que tienes dentro, tus angustias, tus miedos. Búscate alguien que te escuche: un psicólogo, un buen amigo, un grupo de ayuda mutua, un blog.

Ríe. Te ayudara a sacar importancia y relativizar el problema.

Te mando mucha fuerza y mucho amor.

He intentado reflejar en este artículo, de forma muy resumida, lo que para mí es lo más importante, desde mi propia experiencia. Hace unos años también tuve un cáncer, fue un proceso muy duro para mí y mi familia. Pero también aprendí mucho. Me di la oportunidad de crearme nuevos objetivos y sueños, cambiar mi alimentación, ser más consciente de mis pensamientos y mi cuerpo, ser más positivo y ¡vivir la vida!

El cáncer es una buena oportunidad de parar, replantearte la vida y volver a empezar.



Relacionados

Valoración

guillem-sadurni
Guillem Sadurní Wider
Técnico en Dietética naturista y Técnico en Integración Social.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »