Tiroides y embarazo, todo lo qué conviene saber

Tiroides y embarazo, todo lo qué conviene saber

La relación entre tiroides y embarazo es muy importante y conviene estar bien informada si ya estás embarazada o piensas, algún día, en tener un bebé.

tiroides

Iodo, un mineral esencial

El iodo es un mineral necesario para formar hormonas producidas por la glándula tiroides. Las funciones de las hormonas tiroides son controlar el ritmo metabólico de todas las células y la diferenciación celular (tisular).

Tiroides y embarazo

Durante el embarazo la glándula aumenta de tamaño y la producción de hormonas es mayor, además aumenta las pérdidas del mineral por vía renal. Por lo tanto, el consumo de iodo tendrá que aumentarse.

Al principio, la mujer disminuye su metabolismo basal, con lo cual es necesario menos cantidad de hormona, pero el feto aún no es capaz de fabricar la suya propia y dependerá de su madre.

Al tercer mes de concepción, el feto ya puede acumular  el mineral y producir sus propias hormonas, es en este estadio donde la futura madre necesita aumentar la ingesta diaria de iodo.

Por ello, para el segundo y tercer trimestre se deberá consumir 250 mcg/día de yodo, según marca la OMS.

¿Es necesario su suplementación en el embarazo?

Actualmente hay varias opiniones al respecto: unos defienden la suplementación para evitar déficit. Por otro lado, otros consideran suficiente con aportar el mineral a través de la dieta, consumiendo productos del mar como: sal marina, pescados, mariscos y algas. Incluso vivir o pasear cerca del mar podría aportarnos iodo ya que éste es volátil.

Posibles desequilibrios durante el embarazo

Incluso teniendo un funcionamiento normal de la glándula tiroides, durante el embarazo se puede presentar una hipersecreción de hormonas que no tiene repercusión clínica y no requiere actuación específica.

Todo lo contrario sucede cuando se presenta una hiposecreción hormonal, donde la madre tendrá que aportar la hormona tiroxina externamente, además de suplementación de iodo.

A tener en cuenta…

Un déficit de iodo durante la primera mitad del embarazo puede producir al feto alteraciones importantes como: cretinismo, sordera, hipotiroidismo, minusvalía intelectual, estrabismo u otros problemas oculares.

Es importante que las gestantes no sobrepasen el límite de iodo establecido ya que podría dar problemas tiroideos.

Cualquier problema, por pequeño que nos parezca, se debe consultar inmediatamente con el ginecólogo, él resolverá cualquier duda que pueda surgir durante este periodo tan importante en la vida de las mujeres.



Relacionados

  • La fatiga adrenalLa fatiga adrenal La fatiga adrenal es una gran desconocida a pesar de que es la gran responsable de […]
  • La premenopausiaLa premenopausia Aunque es un proceso totalmente natural, los síntomas de la premenopausia se suelen […]
  • Causas de hipertiroidismoCausas de hipertiroidismo El hipertiroidismo es una enfermedad que afecta a la tiroides y en este artículo […]
  • Los esteroidesLos esteroides Los efectos secundarios de los esteroides no suelen ser tenidos en cuenta por los […]

Valoración

josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »