Beneficios de la Terapia de pareja

El mejor momento para una terapia de pareja, es aquel en el que se comienza una espiral negativa que entre sus miembros no consiguen solucionar por si mismos.

Beneficios de la Terapia de pareja

En ocasiones las parejas viven distanciadas por diferencias de horarios, múltiples ocupaciones y responsabilidades, o por las altas demandas y expectativas en donde el “deber ser” ocupa el primer lugar en la lista de las prioridades como son las altas exigencias en el desarrollo personal, profesional, deportivo, económico, escolar, o la búsqueda de la perfección.

Llevando a una pareja a separarse tanto física como emocionalmente de manera paulatina, tan lenta y sutilmente que llega el día en que se miran como desconocidos, como meros socios de una relación que dista mucho de ser romántica, erótica y de complicidad amorosa.

Cuando esto sucede, entonces puede ser necesario buscar ayuda profesional y acudir a terapia de pareja.

¿Qué es la terapia de pareja?

Es una intervención psicoterapéutica, otorgada por un profesional de la salud mental especialista en Psicoterapia de pareja, que reciben ambos miembros de una relación sentimental siendo vital la participación de ambos miembros para tener éxito y lograr el objetivo. Esta terapia los ayudara a mejorar diversos aspectos de su relación impactando de manera positiva en el nivel individual, familiar y de pareja.

¿Para qué es la terapia de pareja?

El objetivo de la terapia de pareja dependerá de cada caso en especial, ya que no todos tienen la misma problemática, ni las mismas edades, vivencias, costumbres, creencias, maneras de pensar y relacionarse, ni las mismas expectativas.

Por ejemplo una pareja puede requerir apoyo para solidificar la relación, mejorar la comunicación o para aceptar los nuevos roles que están viviendo. Y en otros casos hay parejas que ya no desean seguir juntos y buscan ayuda psicológica, profesional e imparcial para disolver la relación con el menor dolor posible y el mínimo gasto emocional, psicológico y económico, ya que cuando se rompe la relación sin un trabajo psicoterapéutico el costo emocional para los involucrados puede llegar a ser devastador.

¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

Cuando las expectativas y las necesidades de cada persona cambien, así como los roles y las vivencias dentro del hogar, ya que esto puede generar conflictos y distanciamiento, llevándolos a discusiones, chantajes, agresiones, falta de empatía y comunicación, que poco a poco va deteriorando el cariño, la comprensión y la calidez en la pareja, repercutiendo considerablemente en la calidad y frecuencia de las relaciones sexuales y del entusiasmo por pasar tiempo juntos.

También hay que buscar psicoterapia de pareja cuando hay consecuencias graves como la violencia, la infidelidad, la tristeza extrema, el desanimo, la frustración, la ira y el resentimiento que se va acumulando en uno o los dos miembros, cuando se decide continuar pero no se sabe cómo. O cuando definitivamente ya no se quiere permanecer unidos pero no se quieren lastimar mutuamente.

¿Cómo funciona la terapia de pareja?

Primeramente hay que identificar la etapa que vive la pareja, plantear un objetivo o meta determinada que sea concreta, específica, medible y alcanzable. Estableciendo límites y tiempos para alcanzar el objetivo. También es muy importante identificar el problema y el origen determinando si la pareja desea seguir junta o no.

Es importante considerar que se pueden ajustar las expectativas de cada miembro o de ambos a una realidad, estableciendo como base el contacto, la comunicación, la empatía y la cooperación entre la pareja.

Aspectos que pueden trabajarse en la terapia de pareja

Las cualidades de ambos, los recuerdos positivos, las razones para estar juntos, el porqué se enamoraron, lo que le gusta del otro, lo que se comparte, los expectativas, la realidad de cada uno, la sexualidad, intereses, complementariedades, incompatibilidades, diferencias, roles, aceptación incondicional, sueños y anhelos.

Habilidades a desarrollar en la terapia de Pareja

Aprender a negociar de manera en que ambos ganen, aceptación de la individualidad, buscar coincidir y en la medida de lo posible cubrir las expectativas y necesidades de ambos, crear acuerdos, establecer límites, discutir positivamente (hay un mito que dice que las parejas que no discuten son las parejas más felices, pero más bien las parejas que no discuten ni externan sus diferencias son parejas resentidas y calladas en donde no hay comunicación, empatía ni comprensión), establecimiento de límites con la familia de origen, los hijos y amigos, hablar de temas como violencia, sexualidad, economía, deberes, y roles. Y los que apliquen a cada pareja en particular, según sus necesidades.

Un consejo

Este trabajo psicoterapéutico requiere de empatía, valores, retroalimentación, flexibilidad, comunicación asertiva, aprender a ceder y compartir, es un trabajo bidireccional en donde ambos cooperan cada uno con sus capacidades y habilidades, así como con la aceptación, negociación y determinación de los roles que a cada quien le corresponde según las necesidades muy particulares de cada pareja.



Valoración

Terapia de pareja
5 (100%) 1 vote
Lourdes Cruz
Psicóloga empática, me gusta escuchar a los demás y contribuir al desarrollo personal.


Anterior artículo »
Siguiente artículo »