La temperatura basal y su relación con el control de la natalidad

La temperatura basal y su relación con el control de la natalidad

La temperatura basal se define como la temperatura que tenemos en nuestro cuerpo al despertarnos, hay una variación entre 1 y 5 décimas.

48997326

¿Qué es y para qué sirve la temperatura basal?

En esencia, es la temperatura que tenemos tras levantarnos y haber dormido, sin moverse de la cama, al menos 5 horas. En la mujer hay una variación entre 1 y 5 décimas dependiendo del día del ciclo. Por eso, se utiliza tanto como método anticonceptivo natural como para preparar los embarazos que se resisten.

¿Cómo tomar la temperatura basal?

No es fácil tomar el dato, ya que necesitas un termómetro especial muy preciso. Tienes que preparar un calendario con los 28 días del ciclo y realizar la operación (a ser posible por vía vaginal) a la misma hora, antes de levantarte de la cama y sin haber realizado una actividad previa (ni siquiera puedes hablar o ir al baño).

Con estos datos observarás las variaciones. El pico de elevación de temperatura se produce un día después de la ovulación y, si consigues quedarte embarazada, se mantiene hasta la primera falta. Baja, de nuevo, con la menstruación.

Con las gráficas de distintos ciclos en la mano, señala los 3 días anteriores y los tres posteriores al día que suele subir la temperatura. Esos son los fértiles.

Temperatura basal y embarazo

Si estás buscando familia, tienes que ser muy constante, ya que deberás ir tomando nota de los aumentos de temperatura cada ciclo y observar minuciosamente cómo se produce tu ovulación ese día en el que suba unas décimas tu temperatura. Una vez que sabes el patrón, hay que intentarlo un día o dos antes y el mismo día de la subida para tener más posibilidades.

¿El método de la temperatura basal sirve como anticonceptivo?

Las estadísticas dan un margen de error del método de la temperatura basal del 3% y lo considera el más eficaz de entre los naturales, por encima del Ogino.

A pesar de los números, no es muy recomendable y menos en personas jóvenes, ya que puede acabar en un desastre con embarazo no deseado de por medio. Ten en cuenta que se puede alterar por:

  • Causas desconocidas que no precisan tratamiento médico.
  • Estrés. Ni que decir tiene que tomarse la temperatura antes de levantarse de la cama puede generar una ansiedad en la mujer que no es beneficiosa para disfrutar de las relaciones sexuales. Tampoco para quedarse embarazada, pero estos procesos cursan de otra manera.
  • Infecciones de diversa etiología entre las que se incluye un resfriado común.
  • Las cenas copiosas o con menús distintos a los acostumbrados y el alcohol.
  • Cansancio e insomnio.
  • Cambios de termómetro o de las condiciones de la habitación.

Entonces, ¿es seguro como anticonceptivo?

No, así de radical. Además, de por lo expuesto anteriormente, esa constancia en la observación de tu cuerpo puede generarte angustia. Es mejor (sobre todo si eres muy joven) que acudas a un profesional y que te indique otro método, a ser posible de barrera.

Así, además, te proteges de enfermedades.

Y, ¿para conseguir el embarazo?

En este caso, si llevas intentándolo durante meses, puede ser una ayuda junto con los consejos que te dé tu médico: no ducharte tras las relaciones, permanecer en la cama al menos dos horas, limitar el ejercicio físico, no pensar mucho en el bebé…

Aunque hay gráficos e incluso un programa en Internet para anotar estos cambios, a muchas mujeres esta observación no le satisface en absoluto entrando en una espiral angustiosa que no es buena sea cual sea tu caso.

¿Y si constato que no me sube la temperatura?

Si no se producen esas décimas de más en un par de ciclos seguidos, debes consultar con tu médico para que te haga las pruebas pertinentes y dilucidar si hay o no ovulación. Si solo se produce durante un mes, no debes preocuparte demasiado.

¿Sabías que…?

La ansiedad por tener un bebé hace que el pequeño no llegue. Es muy fácil decirlo así sin más, pero los embarazos no se consiguen con cuadros de estrés. Si llevas sobrecarga de trabajo fuera de casa, lo mismo tienes que replantearte este aspecto.

La misma circunstancia (el estrés) hace que, en mujeres especialmente emotivas, sea muy difícil el disfrute del sexo. Y el miedo por un embarazo no deseado es una causa bastante frecuente.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »