Beneficios que el Pilates aporta al golfista

Beneficios que el Pilates aporta al golfista

La técnica Pilates y el golf pueden convertirse en una buena pareja, pues el pilates puede potenciar la fuerza, la resistencia y la corrección de la postura del jugador.

1147247

La habilidad para jugar energéticamente 18 hoyos de golf requiere de los elementos esenciales utilizados en un programa de Pilates: coordinación, equilibrio, fuerza, resistencia, flexibilidad y agilidad mental.

Técnica Pilates y el Golf: beneficios para el golfista

Fortalecimiento del Power House porque el equilibrio es necesario para un swing uniforme y ayudará a estabilizar la columna vertebral, lo que prevendrá lesiones.

Minimiza el riesgo de lesión en espalda baja mejorando los hábitos posturales de ésta zona en particular y del resto del cuerpo en general mediante ejercicios específicos de estabilización y de fortalecimiento abdominal.

Mejora del acortamiento isquiotibial, mediante ejercicios de movilidad y flexibilidad que se introducen cuidadosamente en el programa.

Aumento de resistencia muscular en las piernas, fortaleciéndolas para prevenir la fatiga.

Mejora de la rotación del torso y de flexibilidad de caderas y zona escapular para generar mayor energía y en consecuencia lograr mayor potencia.

Fortalecimiento a nivel de extremidades (mano y antebrazo), y concretamente la muñeca (transmisora de la energía en el momento del impacto, fortaleciendo todo el brazo desde la articulación del hombro hasta la articulación de la muñeca.

Corrección de desequilibrios musculares, que derivan en lesiones. La zona más débil se ejercitará para compensar los desequilibrios creados en el juego del golf.

Analizando distintos movimientos

  • El swing: al analizar los movimientos más importantes en golf, vemos cómo funciona el cuerpo y cómo un programa específico de Pilates mejora sustancialmente su juego. Un alto grado de rotación requiere tener fuerza y control en hombro, zona dorsal, brazos y espalda baja.
  • Set-Up: el “stand” o posición a la bola es la fase más importante del swing y desde donde parte el movimiento inicial del backswing. Por tanto lo que se busca en ésta fase es mantener una base sólida y estable que proporcione firmeza y seguridad al swing. Por ello, el alineamiento, el equilibrio y la flexión son claves en ésta fase. Un buen Set-up aligera la tensión de la columna y proporciona estabilidad para el resto del swing.
  • Backswing: es la subida del palo… la preparación… Durante el mismo la rotación del torso trabaja en sinergia con la elevación de lo brazos. Suben en bloque, caderas giran 45º y hombros siguen girando hasta 90º respecto a la posición de la bola.
  • DownSwing: es la bajada del palo desde su punto más alto en el backswing. La rotación adecuada es retirando 1º las caderas y luego el tren superior, creando así una cadena cinética generando potencia en el giro cuidando de conservar el alineamiento y la estabilización de caderas y hombros, abrazando la línea media sobre su eje transversal.
  • Follow-through: es la terminación del golpe. La actividad muscular generada hasta éste punto del swing requiere del golfista que mantenga un grado de tensión en el momento de liberar el palo. Conseguimos el control de la postura y el equilibrio en el finish.

Prevención de lesiones con Pilates

La mala postura y una mala técnica causan muchas lesiones en golf. Si dividimos el cuerpo en: tren superior y tren inferior, decimos que en el tren superior es imperativo mantener la flexibilidad en los hombros, una buena estabilidad escapulo-torácica y la prevención de desequilibrios musculares. Mientras que en el tren inferior, es igualmente importante potenciar la amplitud de movimiento en la articulación de la cadera y flexibilidad en isquiotibiales como aumentar la resistencia de las piernas para lograr una base estable y mejorar el equilibrio, así como prevenir la fatiga.

Hombros

Es una parte muy importante para lograr un swing atlético. En consecuencia la musculatura de los hombros debe estar en buena forma y estar realmente flexibles. El daño suele venir en el hombro líder (izquierdo en golfistas diestros), derivando en hombro doloroso y tendinitis, por estar en una posición más elevada en el “stand” y por el grado de tensión al que se ve sometido desde el backswing hasta el punto de impacto. Con Pilates fortaleceremos la espalda alta, estabilizaremos la zona escapulo-humeral y daremos flexibilidad a esa zona. Fuerza y flexibilidad son las claves para mantener en forma a ese hombro líder.

Codos, manos y muñecas

La epicondilitis humeral externa (codo de golfista), es una inflamación de los tendones del codo que llevan a la degeneración del área que lo rodea. Un hombro débil también contribuye al desarrollo de tendinitis en el brazo líder debido a la compensación con el codo. Si el hombro es débil, el codo y el brazo tienen que trabajar el doble para compensar esa inestabilidad.

Zona de espalda media alta

Los golfistas ocasionalmente tienen dolor e hipomovilidad (pérdida de amplitud de movimiento) en las zonas media y alta de la espalda, debido a una mala postura, la cual puede reducir la rotación de la columna. Incrementar el tono y la fuerza de éstas zonas aliviará este dolor y ayudará al golfista a prevenir lesiones de espalda. Además los estiramientos adecuados proporcionarán una buena flexibilidad de la columna torácica.

Espalda Baja

El dolor en ésta zona es común en los golfistas debido a la disfuncionalidad del movimiento (mecanismo incorrecto del swing) y a la mala postura (mala estabilidad en la zona lumbo-pélvica) La mala postura es debida a la falta de control abdominal y estabilización lumbar. Unas caderas poco flexibles (acortamiento de flexores) también pueden generar esa mala postura y el dolor de la zona lumbar.

Rodilla

La articulación de la rodilla también sufre tensiones debido a la rotación y a la transferencia de peso a la que se ven sometidas. Fortalecer ésta zona es clave para prevenir lesiones. Se ha desarrollado un programa de fuerza y flexibilidad para la musculatura alrededor de la articulación de la rodilla.

Cuello

Las lesiones de cuello no son frecuentes, sin embargo un golfista con una columna cervical débil puede experimentar una rotación muy limitada en el cuello. Pilates puede mejorar éste impedimento y darle estabilidad al cuello durante el backswing.



Relacionados

  • Pilates para embarazadasPilates para embarazadas El método Pilates para embarazadas puede ser de gran ayuda para disfrutar de un embarazo […]
  • Método PilatesMétodo Pilates El Método Pilates es un exelente trabajo corporal, donde se trabaja el cuerpo como un […]
  • YoguilatesYoguilates El yoguilates nace de la unión de una práctica milenaria como el yoga, y el método “de […]
  • Pilates como rehabilitaciónPilates como rehabilitación El Método Pilates como rehabilitación es una opción que puede ser complementaria a […]

Valoración

Autor: Teresa Moreno

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »