Tantra Yoga, el control de las energías

Tantra Yoga, el control de las energías

El Tantra Yoga es, para la mayoría de las personas, sólo una técnica de yoga que vale para mantener unas relaciones sexuales destinadas a batir records.

582647

El Tantra Yoga es una más de las ramas del Yoga que se centra en la práctica de técnicas y enseñanzas que sirven para el control y aprovechamiento de todas las energías (incluidas la sexual y la del amor) de forma lúcida y consciente. El vocablo Tantra es de origen sánscrito y tiene varios significados. “Tanot” significa expansión, extender y “trayati” liberar; Tantra se traduce también como “telar, tejido, urdimbre, parte esencial, rasgo característico, armazón, doctrina, regla”…

La palabra Tantra significa, además, “continuidad”; el Tantra es entonces “aquello que expande la sabiduría” de la vida. Para el Tantra la Naturaleza y todo lo vivo tienen un carácter sagrado, y merecen nuestro amor y respeto. El tántrico es, pues, un amante de la vida.

El Tantra se basa en la creencia de que la realidad espiritual (nirvana) no es algo distinto del reino empírico de la existencia (samsara) sino algo inherente en él. El Tantra enseña que se puede lograr la iluminación permanente (Bodhi) o liberación (moksha) mientras se permanece en el estado físico. Para ello se sirve de técnicas para el despertar de la conciencia tántrica en la vida diaria, para el desbloqueo emocional y la liberación de los patrones kármicos…

Práctica del Tantra Yoga

Para acceder al Tantra de forma segura se deben haber hecho trabajos previos en disciplinas dualistas en otros Yogas como Hatha, Raja, Bhakti o Karma, que son la preparación para el despertar de la Kundalini, con la que trata directamente el Tantra Yoga.

Hay, además, que considerar una alimentación adecuada, las asanas (posturas físicas del cuerpo), el mantra, la respiración (pranayama), la creación del espacio (yantras), la imaginación guiada en la visualización que sostiene la intención (Sankalpa), rituales de sanación (pujas) y otros elementos simbólicos como inciensos, flores, fuego, etc.

EL automatismo más importante que investiga el Tantra yoga es la respiración. Hay que adiestrarse en practicar varias formas de respirar por la nariz (pranayama) y por la boca (respiraciones terapéuticas y emocionales) con alternancias hasta comprender cómo cada vez que nuestro impulso respiratorio se produce el universo entero no hace más que renovarse.

En la tradición tántrica la mujer es la diosa y maestra por excelencia. El hombre debe darle el respeto y tratamiento correcto y ella derramará gradualmente toda la Sabiduría Universal. La mujer ante el hombre es Prakriti o la Naturaleza primordial y a través de ella el hombre recupera la Consciencia y el valor de su Presencia, Shiva que así honra a la mujer.

Precaución

El Tantra no es “sexología”. Por lo tanto no deberíamos acercarnos al Tantra yoga con la expectativa sólo de la sexualidad. La sexualidad está en el Tantra yoga pero como una vía espiritual hacia la autorrealización personal.

El Tantra yoga, es contrario al libertinaje y la pornografía y no justifica las acciones hedonistas ni morbosas sino la inteligente observación y aceptación del ser humano con todas sus contradicciones, y la afirmación de que el cuerpo es tan divino como el alma porque todo proviene de la misma fuente.



Valoración

Autor: Daya Kaur

Sin descripción.

Anterior artículo »
Siguiente artículo »