Síntomas del sarampión y remedios naturales

Síntomas del sarampión y remedios naturales

El sarampión es una enfermedad vírica que aunque se pasa de forma suave debido a la vacuna podemos sobrellevarla mejor gracias a los remedios naturales.

saranpion

Definición de sarampión

El sarampión es una enfermedad de origen viral, concretamente el mixovirus, altamente contagioso. Esta enfermedad es molesta en todas sus fases, desde el contagio, en que no suelen aparecer síntomas, hasta la incubación.

Actualmente existen vacunas contra la enfermedad con lo que la infección no suele ser muy común, pero no hay que menospreciarla ya que aún hay casos cada año de sarampión.
El sarampión es una enfermedad que suele afectar a los niños pero los adultos no están exentos del contagio (pueden contagiarse en menor medida)

Complicaciones del sarampión

El sarampión es una enfermedad de carácter benigno pero no podemos descartar complicaciones como: Infecciones de oído, neumonía, diarrea, ceguera, sangrados generalizados, encefalitis, etc.

Síntomas del sarampión

Al principio de la enfermedad podemos sufrir fiebre, exceso de moco y otros síntomas típicos de un resfriado común.

Desde el tercer día hacia el séptimo el enfermo empieza a tener erupciones en la piel que si bien en un principio aparecen en la cara luego van extendiéndose por todo el cuerpo. Aparecen también puntos blancos (puntos de Koplik) en las encías y en el interior de las mejillas.

Una vez aparecen los primeros síntomas la persona que padece el sarampión sufre una fase de incubación de aproximadamente 14 días. Aunque el contagio es más peligroso en su fase de inicio no podemos descartar el contagio, aunque menos intenso, en la incubación de la enfermedad.

Como se transmite

La transmisión o contagio del sarampión es por la inhalación de secreciones de la persona infectada. Cuando la persona que padece la enfermedad tose, estornuda o habla puede contagiar a la persona sana con la cual tiene contacto.

Tratamiento del sarampión

Como todo virus se tiene que dejar pasar el tiempo para que desaparezca la enfermedad. Tratamiento curativo no hay pero sí paliativo de las molestias que puede causar padecer sarampión.

Como medida de prevención, es aconsejable no dejar pasar a visitas, así como ventilar a diario la habitación. También es importante evitar el exceso de luz (solar o artificial) ya que el sarampión suele dar muchas molestias oculares.

Fitoterapia o plantas medicinales para el sarampión

  • Hisopo: combate la tos que provoca la enfermedad.
  • Malvavisco: ideal para calmar la tos.
  • Llantén Mayor: calmar la tos.
  • Bardana: alivia los síntomas del sarampión, ideal para la erupción.
  • Tila: mejora la evolución del sarampión, dando tranquilidad y ayuda a dormir.
  • Regaliz: media cucharada de regaliz en polvo con media cucharada de miel es ideal para niños que padecen sarampión ya que calma considerablemente los ataques de tos.
  • Eufrasia: baños en los ojos a la aparición de los síntomas oculares característicos del sarampión.
  • Echinacea y própolis o Propóleo: aumentan las defensas, ayudando a la pronta recuperación y evitando infecciones oportunistas.

Dietética

Para mejorar del sarampión podemos seguir algunos consejos nutricionales respecto a la dieta:

  • Los zumos de naranja y limón son ideales para el inicio de la enfermedad, sobretodo si padecemos inapetencia.
  • Es aconsejable la ingesta de frutas frescas; dieta balanceada rica en verduras y carne blanca, pescado, todo a la plancha.
  • La ingesta de líquidos es fundamental para prevenir la deshidratación, sobre todo en niños.

Homeopatía para el sarampión

Dentro de los remedios homeopáticos para el sarampión destacamos:

  • Apis: es un remedio muy eficaz en caso de erupciones cutáneas que cursan con picor y quemazón, dolor y edema en la piel. La persona tiene dificultad para respirar, no tienen sed, empeora con el calor y mejora al aire libre.
  • Aconitum: inicio de síntomas catarrales, escalofríos, inquietud, molestias oculares, fiebre, pulso rápido, tos seca, la piel está roja y con sensación de ardor.
  • Antimonium Tartaricum: mucosidades que no palian con la tos y expectoración, astenia, sensación de ahogo.
  • Bryonia: tos seca, dolores en el pecho, labios secos, sed de gran cantidad de agua. Está indicado cuando la persona está quieta ya que el menor movimiento produce dolor.
  • Gelsemium: remedio indicado al inicio del malestar, cuando la persona está más inactiva, cansada, adormilada, suele tener fiebre con escalofrío, el moco excoria el labio superior y las aletas de la nariz, tos.

Aromaterapia

La aromaterapia es beneficiosa para paliar los molestos síntomas producidos por el sarampión.

  • Aceite esencial de Manzanilla: poner 3 gotitas en la bañera antes de ir a dormir. En los niños es muy eficaz ya que los calma y ayuda a que duerman bien.
  • Árbol del té: un par de gotitas junto al aceite de almendras dulces en el pecho dando un ligero masaje al principio de la enfermedad.
  • Aceite esencial de eucalipto: poner unas gotitas en una olla de agua hirviendo en la habitación para aliviar los problemas respiratorios.

Otros remedios naturales para el sarampión

  • Para prevenir cicatrices producidas por la erupción cutánea, se puede aplicar directamente sobre los granitos aceite de Onagra, Aloe vera (Sábila) o aceite de Rosa Mosqueta.
  • Tomar Vitamina C es bueno para la curación de la erupción y sus posibles cicatrices.
  • El remedio popular más usado son las compresas empapadas de cocción de la raíz de jengibre, para calmar el picazón y dolor que produce la enfermedad.


Relacionados

Valoración

picture-1034.jpg
Manoli Duart
Naturópata, Acupuntora, Masajista y Homeópata. Especialista en otras terapias como Reiki, Flores de Bach, Reflexología Podal e Iridiología.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »