Principales síntomas del glaucoma ocular

Principales síntomas del glaucoma ocular

Conocer los síntomas del glaucoma ocular nos puede ayudar a prevenirlo o acudir al especialista y poder tratarlo antes de un daño irreparable.

2570705

El glaucoma es una enfermedad ocular que afecta cada vez más a más personas en todo el mundo. Es una de las principales causas de pérdida de visión y ceguera en los Estados Unidos. Normalmente aparece en la edad madura y a partir de los 40-60 años.

Principales síntomas del glaucoma ocular

A veces, al principio no se observan síntomas. La visión sigue siendo normal pero con el tiempo la persona puede notar que la visión se va deteriorando poco a poco, sobre todo, en cuanto se refiere a la visión periférica (lateral)

Si no se diagnostica a tiempo es probable que se pierda la capacidad de ver objetos por los lados, disminuyendo progresivamente la visión. Por otro lado, existe un tipo de glaucoma llamado “agudo” (que sólo representa el 10% de los casos de glaucoma) que se desarrolla súbitamente y que requiere de tratamiento médico inmediato. Los síntomas del glaucoma ocular incluyen dolor severo en los ojos, visión borrosa, pupilas dilatadas y, a veces, náuseas.

Las causas de la aparición del glaucoma

Inicialmente se creía que el glaucoma era causado por la presión del fluido que no drena adecuadamente y que daña al nervio óptico. Sin embargo, ahora se sabe que se puede tener glaucoma teniendo la presión intraocular (dentro del ojo) normal.

Y al contrario, se puede tener la presión intraocular elevada sin presentar glaucoma. A pesar de que el aumento de la presión dentro del ojo incrementa el riesgo de presentar glaucoma, no es glaucoma hasta que no se ha llegado a dañar el nervio óptico.

Las causas del glaucoma ocular suelen ser distintas, pero, sin duda, el factor hereditario o genético es uno de los principales. El estrés, la diabetes, la hipertensión y una dieta desequilibrada pueden favorecer su aparición.

El tratamiento convencional

Normalmente se suele recomendar gotas para los ojos y o medicamentos que ayudan a reducir la presión intraocular. Estos tratamientos se siguen con el objetivo de ayudar a drenar correctamente el líquido del ojo. A veces, estos medicamentos pueden ocasionar problemas como ardor o escozor y enrojecimiento en los ojos.

Remedios naturales

Una buena manera de evitar estos síntomas de glaucoma ocular es aplicar el Quinton ocular (agua de mar diluida con agua de manantial, en spray) que ayuda a hidratar y limpiar el globo ocular aplicado directamente en los ojos.

También podemos realizar una infusión de Eufrasia, manzanilla y saúco y realizar lavados oculares.

Modificaciones en la dieta

Además de las recomendaciones del oftalmólogo es importante tener en cuenta algunos cambios en la dieta: reducir o suprimir el consumo de cafeína, reducir el consumo de grasas saturadas (reduciendo el consumo de carnes y embutidos) dando preferencia al consumo de pescados, legumbres y otras fuentes vegetales ricas en proteínas. También es importante evitar los alimentos refinados llenos de aditivos químicos.

Los alimentos a potenciar su consumo son las verduras y hortalizas y las algas para ayudar, de este modo, a depurar el hígado ya que según la medicina china, la salud de los ojos depende de la salud de nuestro hígado.

Un hígado cargado de toxinas afectará negativamente en la salud ocular. Aumentar el consumo de frutas con nutrientes antioxidantes como el açai, frutas del bosque e incorporar el hábito de consumir zumos de hortalizas y frutas frescos.

Suplementos naturales

En cuanto a la complementación nutricional es importante un aporte extra de nutrientes antioxidantes ricos en vitamina C, luteína y zeaxantina.

Por un lado la vitamina C favorece la síntesis de colágeno, sustancia fundamental para la correcta salud del globo ocular y necesaria para obtener una óptima hidratación; y, por otro lado, los carotenoides como la luteína y la zeaxantina se encuentran en alta concentración en nuestros ojos protegiéndoles frente al exceso de radicales libres que reciben diariamente a través de la luz, la contaminación ambiental…

Además de estos nutrientes también es importante el aporte de ácidos grasos omega-3 para obtener una óptima fuente de DHA (ácido docosahexaenóico), ácido graso presente en gran concentración en el ojo y en el cerebro, y también ácido hialurónico, sustancia que recientemente se ha visto que favorece una óptima hidratación del globo ocular.

Tomar infusiones de gingko biloba

Nos puede ayudar a mejorar la oxigenación de la zona y la vasodilatación. En caso de hipertensión, además de procurar una alimentación lo más sana posible evitando embutidos, quesos, carnes, sal refinada… puede ayudar tomar fitoterapia como el olivo o el espino blanco, así como el ajo.

Otras recomendaciones para los síntomas del glaucoma ocular

Además de estas medidas nutricionales también ayudará el dejar de fumar (en el caso de que la persona fume), aprender a gestionar el estrés y fomentar un estilo de vida activo.



Relacionados

  • Enfermedades de los ojosEnfermedades de los ojos Las enfermedades de los ojos pueden limitarse a molestias o llegar causar pérdida de […]
  • El estrabismoEl estrabismo El estrabismo no es un problema demasiado habitual pero es importante conocer sus […]
  • Remedios para los ojos llorososRemedios para los ojos llorosos Este artículo nos habla sobre las causas y remedios para los ojos llorosos. En ocasiones […]
  • La MiopíaLa Miopía La miopía es una de las enfermedades oculares más común, hoy en día, y realmente es la […]

Valoración

picture-1198.jpg
Jordina Casademunt
Nutricionista y naturópata, directora de comunicación de Biorganic Pharma.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »