Síntomas de piel atópica, causas y tratamientos

Síntomas de piel atópica, causas y tratamientos

En este artículo hablaremos de los síntomas de la piel atópica, sus causas y de los remedios naturales y las terapias que puedan ser de mayor eficacia.

piel-atopica

La piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, tanto en área superficial como en peso. En adultos la piel cubre un área de casi dos metros cuadrados y pesa de 4,5 a 5 kg.

¿Para qué sirve la piel?

  • Ayuda a regular la temperatura corporal.
  • Sirve como barrera protectora e impermeable entre el entorno y los tejidos internos.
  • Contiene terminaciones nerviosas sensoriales.
  • Excreta pequeñas cantidades de sal y varios compuestos orgánicos. Absorbe sustancias.
  • Participa en la síntesis de la forma activa de la vitamina D (muy importante para la fijación del calcio entre otras funciones)

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica hace referencia a la predisposición que tiene el individuo a reaccionar exageradamente frente a estímulos o sustancias, provocando lesiones más serias de las que suele producir una alergia.
Aún y así son dos patologías relacionadas.

Síntomas de la piel atópica

La sintomatología de la piel atópica es muchas veces, difusa, poco concreta, de causa desconocida que cursa con inflamación y puede presentar enrojecimiento, sequedad, formación de costras, descamación y picor.

Normalmente aparecen síntomas de piel atópica en la cara, cuello, en la parte posterior de las rodillas y codos. Tiende a volverse crónica. Es habitual su manifestación durante el primer año de vida pero también puede aparecer en edades más avanzadas.

Etiología de la piel atópica

La susceptibilidad es genética pero la enfermedad se desarrolla por diversos factores y agentes ambientales.

  • Tendencia alérgica. Los pacientes con piel atópica acostumbran a tener niveles séricos de anticuerpos (IgE) elevados. Las IgE se encuentran aumentadas en muchos procesos alérgicos y en respuestas inmunes contra diversos agentes patógenos, especialmente parásitos o determinados alimentos (cuidado con las alergias alimentarias)
  • Interacción entre el sistema nervioso y la piel. Se puede afirmar que la piel es la prolongación periférica del sistema nervioso. La conexión entre el cerebro y la piel mediante el circuito neuroinmunoendocrino es fundamental en el origen de alteraciones cutáneas de tipo alérgico e inflamatorio desencadenadas o agravadas por el estrés.
  • Vía alternativa para eliminar las toxinas. Algunas dermatitis, como la piel atópica y otros procesos patológicos de la piel se pueden explicar por la eliminación a través de la piel de macromoléculas bacterianas y alimentarias, procedentes del intestino delgado y transportadas por glóbulos blancos a través del emuntorio, provocando una inflamación de este. Tanto el pulmón como el intestino grueso entre otras tarea cumplen la función de eliminación. Así cuando estos están sobre cargados, el organismo encuentra en la piel una vía para eliminar las toxinas.

¡Muy importante!

Podríamos decir que en la mayoría de los casos, y en la piel atópica especialmente, no existen enfermedades de la piel sino enfermedades que se expresan a través de la piel.

Alimentos no recomendables

Si aparecen síntomas de piel atópica recomendable detectar cuales son los alimentos que empeoran estos síntomas y eliminarlos de nuestra dieta, aún y así es recomendable no ingerir alimentos como el azúcar y los refinados, los lácteos, cereales con gluten (trigo, cebada, avena, centeno) y el exceso de proteína animal. Los alimentos excesivamente procesados o tóxicos como el tabaco y el alcohol no hacen más que cargar nuestro organismo.

Alimentos favorables en caso de síntomas de piel atópica

Cereales integrales, preferiblemente sin gluten, como el arroz, el mijo, la quínoa, el amaranto, el maíz, las verduras, las semillas, las frutas no ácidas.

En general una dieta alcalinizante y depurativa adecuada para cada enfermo, en la mayoría de los casos facilitará la obtención de resultados satisfactorios en el proceso de cura.

Fitoterapia para la piel atópica

  • El aceite de Onagra (Oenothera biennis) tiene un gran contenido de ácidos grasos Omega 6 y vitamina E. Se puede tomar y también aplicar sobre la piel.
  • La infusión de ortiga (Urtica urens) y Diente de León (Taraxacum officinale), por su efecto depurativo. Tres tazas al día.
  • Compresas de Malva (Malva sylvestris) en decocción de 40 g/L dos veces al día. Es muy calmante.
  • Manteca de Karité (Vitellaria paradoxa) aplicada de forma tópica, ayuda a mantener la piel hidratada.

Medidas generales

Par cuidar nuestra piel y evitar que puedan aparecer síntomas de piel atópica es conveniente seguir estos consejos:

  • Hay que evitar aquellos agentes conocidos que pueden desencadenar o empeorar los brotes de piel atópica: ambientes con mucho polvo, el contacto con la lana, tejidos sintéticos, moquetas, los jabones alcalinos e irritantes, las temperaturas extremas.
  • Una complementación de antioxidantes (Vitaminas A,C,E y Selenio) es recomendable.
  • Es importante mantener una buena hidratación de la piel.
  • Evitar el estreñimiento ayudará a la correcta eliminación de tóxicos de nuestro organismo.
  • Los baños de mar suelen mejorar la sintomatología.
  • Un tratamiento holístico centrado en la dieta es el que mejor resultado puede aportar.


Valoración

picture-1238.jpg
Marc Vergés Serra
Nutricionista y fitoterapeuta. Profesor de Dietoterapia en el IFP Roger de Llúria. Coordinador y profesor de iniciación deportiva.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »