Como saber si un niño está siendo maltratado

Como saber si un niño está siendo maltratado

No siempre es evidente que un niño recibe malos tratos, conocer los síntomas de los malos tratos infantiles ayudará evitar el sufrimiento de los niños.

10664232

¿A qué nos referimos cuando hablamos de malos tratos infantiles?

Es un tema tabú pero desgraciadamente hay demasiados casos llamativos de maltrato a la infancia como para dedicar un espacio y un tiempo a reflexionar sobre ello.

Hay un amplio espectro dentro del maltrato, por supuesto, que puede ir desde una conducta despectiva hacia el niño, continuamente desacreditadora de sus acciones, que niega reiteradamente al menor en sus necesidades e identidad (maltrato psicológico), hasta la violencia física descargada contra su persona.

Niños maltratados… sutilmente

El maltrato sutil es mucho más frecuente de lo que nos imaginamos. Siempre que a un niño no se le respeta su ritmo evolutivo y se le exige algo para lo que no está preparado, desde la asimetría de la relación con el adulto, podemos decir que está siendo maltratado, o tratado inadecuadamente.

Aquí me voy a referir a situaciones extremas: niños a los que continuamente se les grita, se les desacredita con frases como “no vas a hacer nada en la vida”, “eres un desastre”, “me tienes harta”, y… se les pega (o cosas peores).

Síntomas de malos tratos infantiles

Puede pasar que conozcamos un caso cercano, de alguna familia con hijos a los hemos escuchado discutirse a menudo, tal vez gritar, y al ver a los pequeños dudamos si están realmente siendo maltratados y es necesaria una intervención de algún modo. Una maestra en la escuela puede tener sus dudas también acerca de alguno de sus alumnos, lo mismo que un pediatra con algún paciente.

¿Cómo suele ser un niño maltratado?, ¿qué síntomas pueden alarmarnos?

  • Es en extremo desconfiado y puede mostrarse arisco, no habla mucho, no se relaciona mucho, suele mirar de reojo.
  • No le gusta el contacto físico directo con las personas, le molestan los besos, abrazos, caricias.
  • Puede ser a su vez violento con los demás, pegar a la mínima, o, al contrario, muy inhibido e inseguro.
  • Muestra mucha inestabilidad emocional (ríe de repente, pasa a llorar desconsoladamente…).
  • Se gestiona mal en los conflictos, le cuesta negociar.
  • Suele ser mal estudiante, su rendimiento académico es pobre.
  • Si está cerca de nosotros y levantamos bruscamente la mano, inocentemente, para coger algo, rascarnos, etc., suele encogerse lleno de temor, como para protegerse de una posible paliza… (“gato escaldado, del agua fría huye”).
  • Finalmente, lo más evidente: lo vemos frecuentemente con moratones, de los que su familia puede explicar que son caídas.

Causas que llevan a los maltratos infantiles

  • Familias desestructuradas, en general sin recursos ni económicos ni culturales, cuyos miembros (o uno de sus miembros) a su vez han sido maltratados. Están trasladando a sus hijos ese patrón de conducta.
  • Situaciones críticas en sistemas familiares en los que se vive tensión continua (desempleo, enfermedades…). Se descarga contra el elemento más débil ante la imposibilidad de gestionarse de otra forma.

Consecuencias para los niños maltratados

Las consecuencias del maltrato infantil son tremendamente graves para la salud física y emocional del niño. El maltrato deja secuelas de por vida, a no ser que se realice un abordaje terapéutico intenso con un buen profesional. Cuanto más pequeño es el niño, peor.

Los tres primeros años son decisivos para formar la estructuración de la persona. En este período, egocéntrico por naturaleza, nos hemos de sentir queridos y nuestro entorno ha de procurarnos una identidad fuerte a partir de las muestras de cariño y de reconocimiento. De no ser así entraremos en una inseguridad profunda que nos lleva a grabarnos mensajes del tipo: “no importo, no valgo la pena, no merezco que se preocupen por mí” o mensajes tales como “no me puedo fiar, los demás hacen daño”.

Un niño maltratado, si a la vez ha crecido con cierta fuerza y no se le ha anulado del todo su capacidad de expresión, puede ser en su día maltratador, por imitar un patrón de comportamiento que tiene grabado, porque es su forma de expresar y no sabe canalizar de otro modo sus emociones.

¿Qué podemos hacer para evitar los malos tratos infantiles?

Como miembros de una sociedad que deseamos más solidaria y más saludable en todos los sentidos, tomemos responsabilidad, actitud activa, y estemos atentos a lo que pasa a nuestro alrededor.

Unos vecinos, unos familiares, de los que sospechamos que maltratan a sus pequeños, requieren de nuestra implicación. Y no quiero señalar vías legales y frías de castigo hacia el violento, sino de vías de encuentro, de ayuda, de diálogo con esos adultos que se comportan así.

Cuidemos a nuestros niños y trabajemos todos para que tengan un crecimiento harmónico sintiéndose arropados y amados por sus mayores.



Valoración

Síntomas de malos tratos infantiles
4 (80%) 1 vote
picture-771.jpg
Encarna Leiva Prados
Psicóloga y terapeuta, especialista en intervención preventiva, psicomotricidad, crianza y educación.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »