Síntomas de la varicela, terapias y remedios

Síntomas de la varicela, terapias y remedios

La varicela casi siempre nos suele pillar por sorpresa, como sus síntomas son muy molestos conviene conocer cuales son los mejores remedios naturales.

varicela

¿Qué es?

La varicela es una enfermedad infecciosa de la piel provocada por un virus.

Causas y como evitar el contagio

La causa es un virus. Según la mayoría de los expertos es el mismo virus que el Herpes Zoster.
Las posibilidades de contagio son más altas los cuatro o cinco días previos a que salgan los granos o vesiculitas y continúa hasta que todos los granos tengan su costra.

Evitar el contacto con personas que estén en pleno proceso infeccioso y si se trata de personas de la misma familia extremar la higiene (lavar las manos antes y después de comer, tras ir al baño, no compartir la misma cama ni los utensilios para comer, etc.).

También puede contagiarnos la varicela una persona que tenga el herpes zoster.
Una persona que ya haya pasado la varicela puede desarrollar un herpes zoster si entra en contacto con un enfermo de varicela.
Normalmente la varicela sólo se pasa una vez en la vida.

Síntomas de la varicela

Al principio los síntomas de la varicela se pueden confundir con los de  la gripe ya que hay fiebre baja, malestar y pérdida de apetito.
Luego aparecen unas ampollitas o vesículas que no supuran y se van secando poco a poco. Suelen picar bastante y duran alrededor de una semana. Al principio aparecen unas pocas y luego van saliendo progresivamente más. Pueden salir en la cabeza y en cualquier otro sitio del cuerpo.

Como calmar los picores con remedios naturales

  • Tomar un baño templado en el que se haya diluido media taza de vinagre de manzana.
  • El baño tibio con infusión de avena es de los más utilizados. Se hierven dos tazas de copos de avena en dos litros de agua durante 10 minutos. Se vierte dentro de una bolsa de paño, se ata bien y se pone dentro de la bañera. El agua se irá volviendo turbia poco a poco. Calma muchísimo los picores.
  • El bicarbonato de sodio es uno de los mejores remedios naturales para calmar los picores de la varicela. Se diluyen dos cucharadas soperas en medio litro de agua fresquita y se aplica, con un trapito fino, sobre las ampollitas. Primero probar sobre algún arañazo o granitos con peor aspecto a fin de ver que no vaya a irritar al paciente. Dejar que esa agua se seque sobre la piel.
  • También suele funcionar las compresas de infusión, ya fría, de hojas de lechuga.

Plantas medicinales o fitoterapia

  • El Aloe Vera o Sábila es de las plantas más adecuadas. Si aplicamos su pulpa sobre cada granito o vesícula podremos calmar la picazón, evitar su infección y sobre todo evitar que quede alguna cicatriz (la gente suele rascarse mucho y se hacen heridas).
  • La crema de Caléndula siempre suele aliviar los picores y evita que se infecten las vesiculitas. Si no tenemos crema de caléndula también podríamos limpiar las vesiculitas de la varicela con infusión de hojas de Caléndula.
  • Ya que se trata de una enfermedad vírica puede ser muy conveniente tomar plantas medicinales que mejoren nuestras defensas: Echinacea, própolis, tomillo, etc. También puede ayudarnos una infusión depurativa: ortiga, diente de león, bardana, etc.

¿Desaparecerán las marcas de la piel?

Si a pesar de todos los tratamientos para la varicela nos quedara alguna marca o cicatriz siempre podemos aplicar sobre esa zona unas gotas de aceite de Rosa Mosqueta. En muchos casos suele desaparecer la cicatriz ya que es muy regenerador.

Dieta o nutrición ideal para la varicela

Como el paciente no suele tener apetito lo ideal es aprovechar para que haga un semiayuno a base de frutas y zumos o jugos de frutas y de verduras. Al cabo de un par de días la persona se siente mejor, recupera el apetito y ya puede empezar a comer de nuevo (los primeros días tomar sólo verduras, frutas, germinados y un poco de legumbres).

Terapias naturales

  • Enemas: los enemas siempre ayudan muchísimo a limpiar los intestinos y eso hace que de forma indirecta el cuerpo se deshaga más fácilmente de las toxinas y mejoremos más rápido. Pedid consejo al médico o especialista.
  • Homeopatía: el remedio homeopático Rhus Toxicodendrum y la Pulsatilla pueden sernos de gran ayuda. Consultar con un homeópata o especialista.

Otros consejos

Por último decir que la habitación del enfermo de varicela siempre debe de estar muy bien ventilada y que es conveniente que el paciente esté en espacios con poca luz ya que los ojos están muy sensibles durante la enfermedad.



Relacionados

Valoración

josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »