Síntomas de la malaria o paludismo

Síntomas de la malaria o paludismo

Si conocemos los síntomas de la malaria siempre podemos buscar ayuda sanitaria más rápidamente aunque, como siempre, la prevención es lo mejor.

8079179

¿Qué es la malaria?

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por un parásito que se transmite de un humano a otro por la picadura de la hembra del mosquito Anofeles infectado. Después de la infección, los parásitos (llamados esporozoítos) migran a través del torrente sanguíneo hasta el hígado, donde maduran y producen otra forma, los merozoítos.

Estos vuelven al torrente sanguíneo e infectan los glóbulos rojos donde se multiplican. Al cabo de 48 a 72 horas, los glóbulos rojos se rompen e infectan a otros.

Los primeros síntomas de la malaria se presentan por lo general de 10 días a 4 semanas después de la infección.

Síntomas de la malaria

Los síntomas de la malaria son: fiebre alta, escalofríos, dolor de cabeza,  sudoración, dolor muscular, y en los casos más críticos, anemia grave, convulsiones, afectación cerebral, fallo pulmonar, coma, y muerte. Pero además los que sobreviven pueden padecer secuelas físicas, mentales y debilidad crónica.

Hay 4 especies principales del género Plasmodium, parásito que infecta la malaria aunque ahora se habla incluso de un quinto. De estas cinco, la más virulenta, por sus síntomas, es el Plasmodium falciparum.

¿A cuánta gente afecta la malaria?

Cerca de 500 millones de personas contraen la malaria cada año y alrededor de un millón muere por su causa (la mayoría niños menores de cinco años) Los niños mayores de esa edad y los adultos pueden desarrollar naturalmente la inmunidad al parásito y afrontan la enfermedad con más resistencia.

El continente africano, en especial el África subsahariana, es el más castigado de todos.

Tratamientos para la malaria o paludismo

  • El primer remedio que Occidente conoce para el tratamiento de la malaria procede de la corteza del arbusto Cascarillo, que se distribuyó mundialmente con el nombre de quinina. La quinina tiene un período de actuación muy corto y usado con mucha frecuencia tiene efectos secundarios (el más importante es la sordera)
  • En la década de 1940 se elaboró un medicamento sintético antipalúdico: La cloroquina, de protección total y duradera. Así mismo fueron descubiertas las propiedades insecticidas del DDT. La OMS en el programa de erradicación de la Malaria de 1955 combinó la cloroquina y fumigaciones con  DDT de casas y poblaciones. Pero el DDT es tóxico. En contacto directo produce afectación nerviosa, es persistente, bioacumulable, biomagnificable y cancerígeno. Por todos estos motivos fue prohibido su uso agrícola en casi todo el mundo aunque permitieron excepciones para  la lucha antipalúdica. Por otro lado el parásito, mutando, comenzó a hacer resistencias a la cloroquina.

Los investigadores se encuentran con que hay una gran variedad de especies y cepas de Plasmodium. Un individuo puede ser atacado por Plasmodium de cepas diferentes por lo que una vacuna tendría que preparar el organismo para defenderse de todos o casi todos los Plasmodium, sino, la inmunización sólo sería parcial.

Fitoterapia

Algunos países africanos están dispensando determinadas plantas medicinales para tratar los síntomas de la malaria o paludismo:

El Quingao (Artemisia annua): planta de la familia de la Artemisa. Al parecer ya se conocían sus efectos en China en el siglo IV. Tiene los mismos resultados que la quinina pero sin sus efectos secundarios.

También en Brasil investigan con la hoja de Santamaría o Baguiña (Pothomorphe peralta): planta amazónica que parece inhibir el desarrollo del protozoo  Plasmodium.

El hecho de volver al herbolario natural nos hace pensar que quizás los esfuerzos científicos por encontrar respuestas en el laboratorio durante tantos años con resultados poco alentadores a medio plazo, deberían hacer reflexionar a los organismos responsables, de la necesidad de retornar a la raíz de la medicina y escuchar con respeto los tratamientos populares tradicionales.

Malaria, pobreza y dinero

La realidad africana, sin ir más lejos, nos muestra un continente a veces enfrascado en guerras tribales, otras veces abatido por la sequía pero siempre sumido en una gran pobreza. Esta realidad contrasta profundamente con las grandes inversiones en investigación que se llevan a cabo en occidente.

¿Qué tal si una gran parte de todo ese dinero se encaminase a un desarrollo sostenido real de todos estos pueblos?. ¿Qué tal si los países como EEUU y Europa, que presumen de tener estado de derecho dejaran de intervenir en las políticas de estos lugares con la avaricia con la que lo hacen y permitiesen que las zonas más deprimidas levantasen sus economías?. ¿Qué tal si, en lugar de rajarnos las vestiduras, practicáramos auténtica solidaridad?.

Ubuntu

Ubuntu es un concepto presente en todo el continente africano que podría traducirse por “Si ganan todos, ganas tu”.



Relacionados

  • Las amebasLas amebas En este artículo veremos, a fondo, el tratamiento y la cura para combatir las amebas, […]
  • Tratamiento de los oxiurosTratamiento de los oxiuros El tratamiento de los oxiuros, con remedios naturales, nos puede ayudar, especialmente a […]
  • Lombrices intestinalesLombrices intestinales La infestación por lombrices intestinales se llama ascariasis y es una de las […]
  • La teniaLa tenia La tenia o solitaria es un parásito intestinal muy rebelde que puede alcanzar hasta los […]

Valoración

picture-1238.jpg
Marc Vergés Serra
Nutricionista y fitoterapeuta. Profesor de Dietoterapia en el IFP Roger de Llúria. Coordinador y profesor de iniciación deportiva.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »