Ser rencoroso, ¿se puede evitar?

Ser rencoroso, ¿se puede evitar?

Ser rencoroso es un modo de funcionar por la vida que solo nos trae sufrimiento y soledad por lo que nos irá bien conocer las causas y las soluciones.

3081706

¿Qué es el rencor?

Cuando escuchamos a alguien decir “yo perdono pero no olvido”, ahí hay rencor.

El rencor aparece cuando hemos pasado por una circunstancia que nos hace sentir irrespetados, traicionados, heridos, malinterpretados, abusados, etc. Eso nos duele y nos conduce por un vaivén de otras emociones: la rabia, la ira, la impotencia, la injusticia, la crítica, la desconfianza, la desmotivación, la queja, el lamento, el resentimiento, la envidia, la amargura, el pesimismo, el control, la represión, el miedo, entre otras… ¿merece la pena sentir rencor?.

Causas

Las causas del rencor, como ya he mencionado anteriormente, pueden ser varias pero lo importante en esos casos es la actitud con la que nos enfrentamos a las dificultades por las que podemos pasar en la vida.

Cuando hay rencor en nuestro corazón nos quedamos atrapados en el pasado, luchando, victimizándonos y pensando que los demás son los culpables de todo. Esto aún nos hace sentir más dolor y más quebraderos de cabeza.

No es que sea bueno o malo, simplemente es que la energía que desprenden este tipo de emociones nos debilita por completo y está bien que sintamos el dolor pero no que nos apeguemos o nos quedemos ahí anclados en lo que pasó. Tomar consciencia de lo que produce dolor y sentirlo nos va a ayudar a liberarnos.

Consecuencias de ser rencoroso

A menudo nos hacemos unas películas que no tienen nada que ver con la realidad y montamos unas escenas que podríamos convertirnos todos en directores de teatro.

Si vamos guardando en nuestro interior el rencor sin darle salida consciente, lo que sucede es que explotamos, bien creándonos una enfermedad psicosomática o depositando nuestras cargas y carencias emocionales en los demás. Ninguna de las dos formas son saludables.

¿Qué hacer?

Liberar con consciencia

Así que, antes de exponer lo que sentimos a los demás, es preferible tomarse un momento en la intimidad, a solas, para expresar lo que llevamos adentro y darle salida de forma consciente. Podemos hacerlo golpeando a un cojín, expresando en voz alta todo lo que sentimos sin censuras, hacer un poco de catarsis consciente, incluir respiraciones, meditar (observarnos, escucharnos, relajarnos)

El resultado será un cambio de nuestra energía y del estado de ánimo. También nos aportará más claridad y paz interior.

Aclarar y completar

Después de tomarnos tiempo para la liberación consciente, si nos hemos sentido herid@s con alguna persona que para nosotros es realmente importante, es recomendable aclararlo con ella, para que quede completo, limpio y sanado.

Es necesario saber poner nuestros límites, aprender de los errores y evitar que se repita. A veces, nos resulta incómodo hablarlo porque nos da miedo enfrentarnos. También es importante cuando nos reunimos con la persona en cuestión, que sepamos escuchar y recibir lo que nos dice.

Yo siento que cuando estamos en el corazón y nos atrevemos a exponer lo que nos duele y el motivo, esa carga que soportamos se libera y suele traer paz y amor.

Ejercicio práctico

Si te notas rencoroso a continuación propongo un ejercicio práctico para poder reconciliarnos con nosotros mismos y sentirnos más libres, más livianos, más tranquilos.

Cuando sientas rencor con alguna persona escribe tres cartas:
En la primera: escribe todo lo que sientes hacia la persona en cuestión, sin ningún tipo de represión, ni temor, deja que salga todo, cualquier sensación que sientas y no pienses en las faltas de ortografía o en los signos de puntuación… lo escribes tal cual viene sin pensar.

En la segunda: escribes una carta de gratitud a esa persona por todo lo que te ha aportado, por todo lo que te hace aprender, por lo que sea que te haya dado en algún momento de la relación.

Y la tercera carta: será para completar, es decir, escribes un resumen de las dos cartas anteriores, expresando todo lo que sientes hacia esa persona y todo aquello que quieres agradecerle.

A continuación colocas un cojín delante de ti y te imaginas que tienes a esa persona ahí, frente a ti y vas a leerle la tercera carta. Cuando te sientas preparad@, podrías quedar con esa persona y expresar tus sentimientos o bien enviarle una carta.

Cuando nos atrevemos a expresar lo que llevamos en nuestro interior, de todo corazón, algo cambia, no solo para uno mismo sino también para la otra persona. Es mágico y nos proporciona un gran alivio.

Tomar responsabilidad

Es una elección tomar responsabilidad de cómo nos queremos sentir. En nuestro interior tenemos el poder de cambiar, de transformar la oscuridad en luz, lo negativo en positivo.

¿Es posible evitar, pues, ser tan rencoroso?

Con la meditación, siento que mi actitud en la vida es más amorosa y pacífica, estoy centrada y no me involucro en emociones dañinas.

“Cuanto más amor siento, más paz, más luz y más energía para mi día”.



Relacionados

  • Como controlar la iraComo controlar la ira Saber como controlar la ira es muy importante ya que la ira puede tener muchas […]
  • Cambios de humorCambios de humor A veces sufrimos inesperados cambios en el estado anímico sin saber muy bien porqué, o […]
  • Definición de soberbiaDefinición de soberbia Después de leer la definición de soberbia seguro que reconoceremos a alguna persona muy […]
  • Tipos de apegoTipos de apego Según mi visión, el apego es mantenerse atado, dependiente, en posesividad, ligado, […]

Valoración

Ser rencoroso
Lila Lorenzo
5 (100%) 1 vote
picture-1223.jpg
Lila Lorenzo
Instructora de Meditación y Técnicas de relajación, especialista en Terapia de la Risa. Formación para Empresas, Educación y Sanidad.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »