Rovellones o Níscalos, propiedades y usos culinarios

Rovellones o Níscalos, propiedades y usos culinarios

Los níscalos o rovellones, conocidos con otros muchos nombres, son unos hongos que tienen mucho éxito ya que son deliciosos y fáciles de identificar.

18479039

Los níscalos o rovellones

Su nombre en latín es Lactarius deliciosus y es un hongo de color anaranjado que crece en los bosques de pinos o mixtos pues necesita un árbol para desarrollarse. Recordemos que las setas son los frutos (que recogemos) del hongo o micelio (que está bajo tierra).

Aparece en los meses de otoño, y su sombrero mide entre 4 y 16 centímetros. Crece en cualquier tipo de suelo aunque no le gustan demasiado los terrenos con exceso de agua.
Al ser cortado segrega una leche de color anaranjado. De ahí el nombre de Rovellón ya que en catalán significa “oxidado”.

Los rovellones o níscalos son muy apreciados y forman parte de una gran variedad de platos. En otoño las zonas donde aparecen suelen verse invadidas por gran cantidad de personas que gustan de buscarlos.

Otros nombres con los que se les conoce

Rebollón, robellón, rovelló, rovellón, reboñuelo, mízcalo, esne gorri, etc.

Composición de los níscalos (por 100 g)

Los níscalos o rovellones tienen un olor suave y dulce y su carne es compacta y densa.
Su consumo es muy recomendable pues nos aportan muchos minerales y vitaminas siendo su aporte de calorías muy bajo, por lo que son ideales para cuando seguimos una dieta para controlar nuestro peso.

Su composición es la siguiente

  • Calorías: 23,80 kcal
  • Grasa: 0,80 g
  • Proteínas: 1,60 g
  • Fibra: 4,70 g
  • Hierro: 6,50 mg
  • Calcio: 8 mg
  • Potasio: 507 mg
  • Yodo: 16 mg
  • Magnesio. 14 mg
  • Sodio: 3 mg
  • Fósforo: 44 mg
  • Además los níscalos son ricos en vitamina A, B1, B2, B3, B5.

Beneficios de consumir níscalos

El consumir níscalos o rovellones, cuando llega la temporada, es una buena idea pues podemos obtener de ellos muchos beneficios:

  • Combaten el estreñimiento pues activan el tránsito intestinal.
  • Favorecen la formación de anticuerpos y la producción de glóbulos rojos y blancos.
  • Los níscalos ayudan a subir las defensas.
  • Ayudan a combatir el estrés y las migrañas.
  • Ideales para controlar el colesterol.
  • Aconsejable su consumo por niños y embarazadas.

¿Sabías qué…?

Los rovellones o níscalos los puedes preparar de muchas formas diferentes: a la plancha, en revueltos, en guisos, etc.
Estos hongos ya eran consumidos por los antiguos romanos.
Hay que conservarlos en la nevera.
Antes de cocinarlos hay que limpiarlos con mucho cuidado y comprobar que no tienen parásitos.



Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »