Riesgos de la liposucción, ¿adiós a la grasa?

Riesgos de la liposucción, ¿adiós a la grasa?

La liposucción es una técnica quirúrgica que nos ayuda a eliminar la grasa no deseada pero hemos de conocer sus riesgos y posibles alternativas.

10641038

¿Qué es la liposucción?

La liposucción, succión de grasas, es uno de los procedimientos más usados para corregir el exceso de grasa que se acumula en algunas zonas del cuerpo.

Consiste en extraer esos depósitos de grasa no deseados mediante un instrumento, cánula, que se inserta en la piel. Este proceso necesita de la aplicación de anestesia local o, en algunos casos, general.

Zonas sobre las que se aplica la liposucción

  • Mentón, cuello y mejillas.
  • Parte superior de los brazos y de los senos.
  • Abdomen.
  • Glúteos.
  • Caderas.
  • Muslos.
  • Pantorrillas, rodillas e incluso los tobillos.

Riesgos de la liposucción

Podemos pensar que la liposucción solo nos aportará beneficios pero lo cierto es que esta intervención no está exenta de riesgos.

Algunos de los riesgos de la liposucción son:

  • Infecciones.
  • Sangrado.
  • Sobrecarga de líquidos.
  • Daño a los nervios, la piel o los tejidos.
  • Reacciones a los medicamentos.
  • Extracción desigual de grasa, asimetría.
  • Cicatrices y moratones.
  • Glóbulos de grasa en el torrente sanguíneo.

Las personas diabéticas, que sufran enfermedades circulatorias o del corazón deben abstenerse de recurrir a este tipo de cirugía.

Alternativas a la liposucción

Existen otras técnicas que nos pueden ayudar a deshacernos de esa grasa que tanto nos incomoda y que son menos agresivas que la liposucción.

  • Lipodissolve: es una técnica similar a la mesoterapia y consiste en inyectar enzimas y medicamentos en las zonas de grasa que se quiere eliminar. Estos medicamentos hacen que la grasa se disuelva y sea eliminada por la orina.
  • Mesoterapia: es la técnica más usada en Europa y América del Sur. Consiste en la aplicación de pequeñas inyecciones de aminoácidos, medicamentos y compuestos holísticos que disuelven el tejido graso. Este procedimiento es prácticamente indoloro ya que las agujas que se usan son muy pequeñas.
  • Cavitación: combate la grasa localizada y la celulitis mediante la emisión de ultrasonidos. Los triglicéridos se fragmentan en di glicéridos y se eliminan de forma natural a través de la orina.
  • Dieta y ejercicio: seguir una dieta sana y equilibrada y practicar, todos los días, algún tipo de ejercicio físico es una de las mejores maneras de conseguir que nuestro cuerpo luzca sano y con buena apariencia. Es, sin duda, una de las mejores alternativas a la liposucción.


Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »