Formas y consecuencias de retrasar la regla

Formas y consecuencias de retrasar la regla

Alterar un ciclo natural como la menstruación ya sea con remedios caseros o con medicamentos es una de las formas más sencillas de atentar contra tu salud.

28230582

¿Es posible retrasar la regla?

Empecemos con algunas notas sencillas sobre el cuerpo femenino. La menstruación se produce 14 días después de la ovulación. Es decir, si tu ciclo es de 30 días, tu ovulación no se ha producido en el día numero 14 sino en el 16.

El sangrado se inicia por una sensible bajada de los niveles de progesterona. Por tanto, para que la mancha se presente más tarde, se tienen que alterar de alguna forma esos niveles hormonales.

La ovulación es uno de los procesos biológicos más sensibles a los cambios físicos y emocionales de la mujer. Por lo que no es raro que, si alguna vez te has encontrado más nerviosa o estresada, el periodo se te haya alterado de forma natural.

Aunque a continuación te pongo algunos datos que parecen estar “contrastados”, es mi responsabilidad advertirte de que retrasar la regla es una auténtica barbaridad, incluso si utilizas anticonceptivos orales. Aún así, como estás buscando información, aquí va.

Medios para retrasar la regla con medicamentos

Si usas anticonceptivos hormonales, orales o de otro tipo, no es muy complicado retrasar voluntariamente uno o dos días el sangrado. Los anticonceptivos son anovulatorios que evitan que se produzca la ovulación. “La regla” que se tiene cuando usas estos métodos es inducida químicamente. Por tanto, se puede cambiar tomando unas pastillas de más o de menos.

La píldora del día después también precipita químicamente la bajada de la regla. Esta medicación provoca un gran impacto hormonal en el organismo, por lo que es tremendamente desaconsejable, no ya que abuses de ella sino que recurras al método.

Medios para retrasar la regla de forma natural

Si bien los métodos expuestos anteriormente son dos formas muy directas de hacer trizas tu salud, tu sistema endocrino y, si me apuras, hasta tus nervios, también se puede hacer de forma natural.

Te advierto que lo expuesto a continuación son distintas opiniones no contrastadas que puedes encontrar en publicaciones no científicas con distintas variables sobre su eficacia.

  • Se dice que el ejercicio físico intenso puede retrasar la menstruación. No sé en qué base científica se sustenta esta información a no ser que la pérdida exagerada de peso en un corto periodo de tiempo mediante el deporte cuente. En este caso, la regla se retrasa al haber sometido el organismo a un estrés adicional. Con esto consigues retrasar la regla y, con toda seguridad, generarte un problema grave de salud del que puede que no salgas nunca.
  • Ni se te ocurra consumir ni zumo de limón ni vinagre, ya que podría tener consecuencias nefastas para tu organismo. Estas prácticas alteran la composición saludable de la sangre.
  • Evita alimentos picantes o que eleven la temperatura corporal. Igualmente, intenta no consumir alimentos ricos en azúcar o grasas, porque contienen nutrientes que estimulan la producción de la prostaglandina. Esta hormona es la responsable de las contracciones en el útero necesarias para que se produzca la paulatina eliminación de los restos del endometrio, cuando no se ha producido la fecundación. También te beneficiará si además tienes reglas dolorosas, porque suavizarán las contracciones en tu útero, cuando finalmente tengas la regla. Además, si te llega en tu día, como es un consejo saludable, no habrás perdido nada.

Inconvenientes de retrasar la regla

Aunque consideres que con estos métodos estás teniendo un control sobre tu cuerpo, si no empiezas por aceptar que la menstruación es un proceso natural, acabarás pagando las consecuencias y muy pronto. ¿Cómo? Lo primero, sometiendo a un estrés innecesario a tu organismo por nada. Aunque tengas tu boda a la vuelta de la esquina no es lo más recomendable.

Además, las consecuencias de intentar retrasar la regla y, más si se hace constantemente con medicamentos son múltiples. Anota:

  • Cambios en los niveles hormonales con consecuencias gravísimas a largo plazo.
  • Trastornos de tu estado de ánimo.
  • Problemáticas psicológicas de calado al intentar subyugar procesos naturales de tu cuerpo por caprichos externos.
  • Una alta probabilidad de retener líquidos, de hincharte y de desarrollar flebitis.
  • Un aumento de jaquecas, migrañas y la posibilidad de entrar en cansancio crónico.

Nuestro consejo…

Te reitero que un intento de retrasar la regla no deja de ser una alteración de tus ciclos hormonales. Nunca es bueno alterar el equilibrio de nuestro cuerpo. Deja que se exprese y tú con él.



Valoración

picture-1227.jpg
Candela Vizcaíno
Doctora en comunicación, poeta, escritora y mamá. Periodista y redactora en vida sana, lenguaje de los símbolos, literatura, arte, viajes y moda.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »