Remedios para repeler los Insectos

Remedios para repeler los Insectos

Con el buen tiempo llegan también “molestas compañías” Este artículo nos da a conocer remedios para repeler los insectos que son naturales y muy eficaces.

1059053

Remedios para repeler insectos

  • Esencias: El olor que desprende la albahaca (Ocinum Basilicum) es uno de los mejores remedios para repeler los insectos, especialmente a los mosquitos. Para ello colocamos varias plantas frescas en las ventanas de la casa o vaporizamos en un quemador dos o tres gotas de su esencia.
    Como repelente corporal podemos fabricar nuestro propio aceite antimosquitos mezclando 100 ml. de aceite de almendras dulces y añadimos 20 gotas de esencia de albahaca y otras 20 de esencia de geranio, también válido para niños y bebés.
  • Vitamina B1 o Tiamina: las personas a las que los insectos pican tal vez quisieran hacer una prueba este verano con la Tiamina o vitamina B1. Esta primera vitamina del complejo B ha demostrado tener capacidad para repeler insectos y mosquitos, algunos investigadores han lanzado la hipótesis de que es el olor asociado a la excreción de la vitamina por la respiración la razón de su efectividad. Cien miligramos de B1 al día durante todo el verano es la dosis de suplementación recomendada.
  • Plantas que ahuyentan insectos: algunas plantas como el geranio repelen los insectos. Para autoayudarnos y espantar a estos molestos bichitos diluimos dos o tres gotas de aceite esencial de geranio en media taza de agua y la aplicamos por la zona del cuerpo que queramos proteger. También es útil quemar la esencia en la estancia donde estemos para que así ni se acerquen.

¿Y si ya me picaron?

Si fallan los remedios para repeler los insectos o si todavía no los hemos puesto en práctica y nos pican podemos echar mano de los remedios de la abuela para calmar la molesta sensación que dejan en nuestra piel:

  • Arcilla y saliva: en el momento en que notemos la picadura hacemos una pasta con arcilla del lugar y, si no tenemos agua, nuestra propia saliva y la aplicamos sobre la picadura dejándola hasta que se seque.
  • Salvia y llantén: dos plantas que podemos encontrar fácilmente en el campo y que nos calmarán la picadura de los insectos. El aceite de lavanda y del árbol de té también contribuyen a calmar la molestia de las picaduras.
  • Cebolla: si aplicamos una rodaja de cebolla sobre la picadura notaremos un alivio casi instantáneo.
  • Ajo y pepino: ajo machacado mezclado con zumo de pepino ayudan a calmar las mordeduras de las hormigas.
  • Zumo de limón: es genial para combatir las mordeduras de las avispas. Lo aplicaremos empapando con él una compresa de algodón.


Valoración

josep-arnau
Josep Vicent Arnau
Diplomado en Naturopatía y Acupuntura.
Regenta el herbolario Supernatural en Sant Cugat del Vallés.
Articulista sobre temas de salud y calidad de vida.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »