Causas de las crisis de epilepsia: consejos y remedios

Causas de las crisis de epilepsia: consejos y remedios

Muchas personas se cuestionan si las crisis de epilepsia pueden ser prevenidas o disminuir su intensidad con ayuda de remedios y terapias naturales.

epilepsia

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es una afectación crónica del sistema nervioso que se caracteriza por crisis recurrentes debidas a una descarga excesiva de las neuronas del cerebro.

Esta excesiva descarga afecta, transitoriamente, a la parte motora, sensitiva, sensorial, vegetativa y psíquica, según la localización de la descarga.

La epilepsia no tiene edad, puede aparecer desde la lactancia hasta la vejez. También se denomina el “Gran mal”.

Causas de las crisis de epilepsia

La etiología de la epilepsia puede ser de origen desconocido (idiopática o esencial) o bien por causas conocidas (epilepsia secundaria)
Algunas de las casusas que pueden desencadenar los ataques  epilepticos son:

  • Malformaciones congénitas del feto en madres que han sufrido radiaciones, exposición a productos tóxicos, etc.
  • Tumores cerebrales.
  • Consumo excesivo de alcohol, drogas, medicamentos, etc.
  • Errores congénitos del metabolismo: hiperglucemias, fenilcetonuria, etc.
  • Falta de oxigeno al cerebro durante el parto, fiebre excesiva, accidente cardiovascular, etc.
  • Exceso de metales pesados en el organismo (mercurio, plomo, etc.)

Síntomas

Los síntomas de las crisis de epilepsia son diversos ya que hay varios tipos, pero lo más común son las convulsiones, rigidez articular, contracción muscular, apnea, sialorrea, perdida de control de esfínteres y inconsciencia (que recupera al terminar la crisis), agotamiento y dolor de cabeza (después de una crisis) y sueño.

¿Qué podemos hacer ante una crisis de epilepsia?

En primer lugar, en caso de encontrarnos con casos de ataques epilépticos hay que seguir unas recomendaciones:

  • Mirar de evitar que se muerdan la lengua, poniendo un pañuelo. Este pañuelo no tiene que ahogar a la persona, solamente evitar que se muerda la lengua, ya que en la primera fase de la crisis puede pasar.
  • Evitar que la persona se de golpes en la cabeza al convulsionarse, poniendo alguna toalla o lo que tengamos alrededor de la cabeza para evitar el golpe.
  • Desabrochar cualquier prenda que apriete o ahogue.
  • No dejarlo solo hasta que recupere la consciencia y vengan las urgencias sanitarias (llamarlas lo antes posible)

Dietética y nutrición

Uno de los mejores remediospara las crisis de epilepsia, es una alimentación lo mas sana posible, rica en vegetales y pobre en grasas animales, bollería industrial, bebidas alcohólicas.

El consumo de cebollas, manzanas, naranjas son ideales para este mal para poder desintoxicar el organismo y evitar las crisis epilépticas.

Fitoterapia para la tendencia a ataques epilépticos

  • Valeriana: ideal para relajar nuestra mente.
  • Naranja: tiene efecto relajante.
  • Ortiga: efecto desintoxicante.
  • Llantén: Laxante Light mecánico ayuda a desintoxicar el cuerpo.
  • Árnica: En caso de contusiones tras el ataque de epilepsia.

Suplementación para crisis de epilepsia

  • Vitamina B: el consumo de vitaminas del grupo B, concretamente la B6, es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cerebro.
  • Ácidos grasos: ayudan al mejor funcionamiento del sistema nervioso.
  • Selenio: Antioxidante potente y protege el funcionamiento cerebral.
  • Zinc: Protector de células cerebrales y suele haber deficiencia en  la epilepsia.
  • Manganeso: Estudios realizados dicen que en personas con epilepsia suele haber una deficiencia.
  • Magnesio: Calmante del sistema nervioso y evita los espasmos musculares.
  • Taurina: Antioxidante potente y ayuda al funcionamiento cerebral.

Homeopatía y acupuntura

Ambas terapias buscan equilibrar, en su conjunto, a la persona. Eso siempre un buen remedio para las crisis de epilepsia.



Relacionados

Valoración

picture-1034.jpg
Manoli Duart
Naturópata, Acupuntora, Masajista y Homeópata. Especialista en otras terapias como Reiki, Flores de Bach, Reflexología Podal e Iridiología.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »