Remedios naturales para el Invierno

Remedios naturales para el Invierno

Los remedios naturales para el inviernos siempre han ayudado a fortalecer las defensas y, por lo tanto, a prepararnos par superar la estación del frío.

1385512

Y llegó el invierno

Las estaciones se suceden y casi sin darnos cuenta acaba el otoño y el frío no envuelve otra vez.

Pero el invierno no tiene porque ser una estación sombría y triste, también podemos disfrutar de todo lo que nos ofrece.

Durante el invierno podemos aprovechar para vivir un poco más hacia dentro disfrutando del recogimiento y dedicándonos tiempo a nosotros mismos poniendo mucha atención en todo lo que nuestro cuerpo nos transmite.

Es en esta estación cuando la aparición de gripes, congestiones y resfriados son muy habituales por lo que conocer unos cuantos remedios naturales para el invierno nos puede ser de gran utilidad para sobrellevar el frío.

Fortalecer las defensas

Es importante llegar al invierno con nuestras defensas en plena forma pues ellas se encargarán de presentar batalla a las gripes y resfriados que nos acechan.

¿Qué podemos hacer para fortalecer las defensas? Pues por supuesto prestar una atención especial a nuestra alimentación ya que a través de lo que comemos estamos dando a nuestro organismo todo lo que necesita para poder defenderse.

Es muy importante que comamos frutas y verduras que nos aporten las vitaminas necesarias, por ejemplo si comemos zanahorias y verduras de hoja verde obtendremos vitamina A, por medio de los cítricos conseguiremos el aporte necesario de vitamina C y nueces y semillas nos dan la vitamina E.

El pescado también nos ofrece nutrientes muy necesarios que colaboran en el fortalecimiento de las defensas.

Remedios naturales para el invierno

Pero en ocasiones a pesar de todo necesitamos poner en marcha algunos remedios naturales para el invierno que nos ayuden a combatir virus, bacterias y hongos.

Algunos de los remedios naturales para el invierno que te serán de gran utilidad son:

  • Equinácea, Astrágalos, Hidrastis y Regaliz: estas plantas nos sirven para prevenir resfriados e infecciones pues poseen unas reconocidas acciones antibióticas. Podemos tomarlas en infusión, gotas o cápsulas.
  • Cebolla, limón y própolis: si notamos que nos duele la garganta este es uno de los mejores remedios naturales que nos ayudará a combatir el dolor. Ponemos a macerar una cebolla roja en el zumo de un limón y un poco de agua durante toda la noche. Por la mañana le añadimos 20 gotas de extracto de própolis y beberemos la mezcla con una pajita dos o tres veces al día. Nuestra garganta mejorará.
  • Inhalar vapor: si tenemos la nariz congestionada inhalar vapor nos ayudará a
  • sentirnos mucho mejor. Hay que hervir el agua y nos colocaremos una toalla sobre la cabeza formando una especie de tienda de campaña con la palangana que contiene el agua manteniendo una distancia de unos 30 cm entre la cara y el agua caliente para no quemarnos. Respiraremos por la nariz durante un par de minutos. Descansar y repetir.
  • Té de jengibre: preparar un té con unas rodajas de jengibre, zumo de limón y miel nos ayudará a combatir los síntomas del resfriado.

Otros remedios naturales para el invierno

Es muy importante seguir con una cierta actividad, aunque el inviernos nos invita a quedarnos en casa debemos intentar no sucumbir a la tentación y encontrar un momento todos los días para tomar el sol. Los rayos solares son muy necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. No debemos olvidar el uso de protección pues en invierno también es necesaria.

Tampoco debemos olvidar la importancia de practicar ejercicio todos los días. Simplemente caminar una hora diaria nos ayuda a mantenernos en forma.

Evitar las situaciones estresantes pues el estrés puede reducir las defensas de nuestro cuerpo. Hemos de tomar las cosas con calma y realizar actividades que nos relajen.

¿Y si tenemos fiebre?

La fiebre por sí misma no es una enfermedad que requiera contramedidas, al contrario, la elevación de temperatura indica que el organismo se defiende contra los agentes patógenos y que el sistema inmunitario está en plena actividad.

Para colaborar con esta ardua tarea es necesario activar la función de los riñones y la sudoración. Una infusión a partes iguales de flores de saúco, tila, cola de caballo y tomillo ayuda al organismo en su voluntad de restablecer el equilibrio térmico. Para potenciar su efecto depurativo y diurético podemos añadir de 15 a 20 gotas de extracto de zarzaparrilla en cada infusión.

Para una curación más rápida es conveniente que la dieta sea muy rica en zumos de naranjas frescas y caldo vegetal además de la tisana hasta que la fiebre desaparezca.



Relacionados

Valoración

picture-1057.jpg
Elia Arcas
Escribir me obliga a aprender, a investigar y a conocer gran cantidad de temas relacionados con la salud y con un sistema de vida responsable y respetuoso.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »