Mejora de la salud con el desarrollo sostenible

Mejora de la salud con el desarrollo sostenible

El actual sistema económico supone una gran carga para la salud pública y la economía social mientras que el desarrollo sostenible mejoraría esto.

1859285

¿Por qué el crecimiento no sostenible afecta a la salud ciudadana?

La causa de que el actual sistema de crecimiento económico expansionista no sea un problema obvio para la salud es porque nos hemos acostumbrado a vivir con ello.

Nos referimos a la polución de las ciudades, los gases-invernadero que producen el calentamiento global y una disminución de las precipitaciones en algunas zonas del mundo de forma alarmante.

Muchas enfermedades en las grandes ciudades están relacionadas con problemas respiratorios y toda la culpa no es del tabaco. La contaminación del agua también está afectando a la salud de las personas y aumentado un problema real, la escasez de agua en el mundo.

Lo que puede producir en pocos años una emigración masiva de estas zonas del mundo afectadas por el cambio climático a zonas más benignas.

Relación entre salud y desarrollo sostenible

Según la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), algunos ejemplos estadísticos de problemas de sanitarios por acción directa o indirecta del sistema de desarrollo actual son:

  • Alrededor de 11 millones de niños menores de cinco años mueren anualmente en los países en desarrollo. Un 70% de esos fallecimientos es causado por diarrea, infecciones respiratorias, paludismo, sarampión o desnutrición. Un 40% de éstos son causados por contaminación directa en muchos casos o por efectos del cambio climático en otros.
  • Sobre 5 y 6 millones de personas fallecen anualmente en estos países por dolencias contagiadas por el agua y la contaminación del aire.
  • Actualmente la mala calidad ambiental por la falta de un desarrollo sostenible contribuye al 25% de todas las enfermedades evitables en el mundo.

Qué se está haciendo por el desarrollo sostenible

Existen muchas iniciativas gubernamentales privadas y por parte de ONGs para apoyar un cambio de paradigma hacia un desarrollo sostenible que conlleve un crecimiento respetuoso con el medio ambiente, los derechos humanos del niño y de los trabajadores.

Aunque los progresos son lentos porque hay muchos intereses por parte de algunos gobiernos y multinacionales por mantener el “estatus quo”. No obstante, el cambio se está produciendo y también al ciudadano de a pie le toca apoyarlo siendo exigente con sus políticos y siendo nosotros mismos más respetuosos con el medio ambiente.

Compromiso gubernamental mundial por el desarrollo sostenible y la salud

Durante la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, de septiembre del 2000, los Estados Miembros acordaron tomar medidas, entre muchas, sobre las que repercuten en la salud y el desarrollo sostenible. Se comprometieron a que, antes del 2015, los gobiernos cumplirían con:

  • La reducción a la mitad de la cantidad de personas que vive con menos de un dólar por día.
  • La disminución a la mitad de la proporción de gente que sufre de inanición.
  • El descenso en dos tercios de la mortalidad de los menores de cinco años.
  • La reducción en tres cuartas partes de la mortalidad materna.
  • Paralizar y comenzar a invertir la tasa de propagación del VIH/SIDA.
  • Detener y revertir el contagio del paludismo y otras dolencias graves.

Actualmente tras la Cumbre de Johannesburgo se están planeando también las siguientes propuestas

  • Añadir las cuestiones sanitarias en las políticas y los programas a favor de un desarrollo sostenible.
  • Potenciar la prestación de servicios básicos de salud.
  • Esforzarse más en la  eliminación del paludismo, tuberculosis, fiebre del dengue y otras dolencias de manera respetuosa con el medioambiente.
  • Paliar los efectos nocivos de las formas tradicionales de cocinar y calentar las casas.
  • Potenciar el uso de combustibles más limpios y ecológicos.
  • Optimizar el acceso al agua potable y al saneamiento;
  • Defender la propiedad intelectual para el conocimiento, la etnomedicina y las medicinas tradicionales.

Ahorro económico en salud con el desarrollo sostenible

La Comisión sobre Macroeconomía y Salud, creada por la OMS para estudiar la relación entre la salud y el desarrollo económico sostenible afirma que invertir en salud en países en desarrollo no sólo salva vidas y produce sino que genera efectos financieros claros y mensurables. Además de evitar movimientos emigratorios desestabilizadores.

Según sus cálculos si se invierten 66.000 millones de dólares anuales antes del 2015 y se asignan de forma eficiente, podrían salvarse 8 millones de vidas por año y obtenerse beneficios económicamente 6 veces mayores. O sea, más de 360.000 millones por año antes del 2020.



Valoración

picture-861.jpg
Juan José Sánchez Ortiz
Terapeuta físico, emocional y coach. Articulista experto en salud, ecología, desarrollo personal y ONGs en medios digitales e impresos. Periodista de investigación con trabajos referenciados en artículos, tesis de postgrado y doctorales.
Anterior artículo »
Siguiente artículo »